Home / Audio / Música / Cuando el destino nos alcance

Cuando el destino nos alcance

IMG-20150726-WA0000Este es el primer artículo de una serie dedicada a películas de ficción de temática ecologista (los tres primeros ya se han publicado en la revista Bio Eco Actual que dirige Enric Urrutia;  en nosolocine.net aparecerán con algunos cambios).

 

soylent-green El cine, tal y como afirma Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos, buen amigo y colaborador habitual de nosolocine, me parece el mayor invento del ser humano. Reúne todas las artes, tiene infinitas posibilidades.

 

El séptimo Arte se ha ido haciendo eco de muchos desmanes a nivel ecológico que se han cometido en nuestro planeta y en muchas ocasiones nos ha avanzado un futuro con pérdida de la biodiversidad, contaminación, deforestación o cambio climático, desastres que desgraciadamente se han ido cumpliendo y a los que no se les pone remedio.

 

Soylent green”, película de 1973 que en España se tituló “Cuando el destino nos alcance”, es un referente.  En el año 2022 nos presentaba una sociedad que vivía en una situación miserable en la que una pequeña élite tenía todo el poder económico y político

(y que es cada vez más actual). Los campos estaban arrasados y los alimentos naturales se habían extinguido por el efecto invernadero. El film se basaba en la novela de 1966 “¡Hagan sitio, hagan sitio!” de Harry Harrison.

 

En “Naves misteriosas”, de 1972, del gran Douglas Trumbull, en una estación espacial del futuro, donde un científico es el responsable de mantener con vida las últimas especies botánicas de la Tierra, pero recibe la orden de destruirlas. La recientemente estrenada «Marte (The Martian)» tiene claras conexiones con este film clásico.

 

Waterworld”, de 1995, dirigida por Kevin Reynolds y protagonizada por Kevin Costner mostraba un futuro en que los casquetes polares se habían derretido y toda la Tierra estaba cubierta de agua marina. Los hombres sobrevivían en plataformas flotantes y su principal ocupación era la búsqueda de agua dulce, el bien más preciado.

 

El francés François Truffaut nos acercó de forma magistral al universo de Ray Bradbury, en 1966, en la película “Farenheit 451” (la temperatura a la que se inflama el papel de los libros). Muestra un futuro distópico. Tiene un arranque impactante en el que no hay títulos de crédito convencionales. La trama gira en torno a un bombero encargado de quemar los libros por orden del gobierno. Su vida cambiará al conocer a una mujer que le hará cuestionarse su vida y el sistema.

 

Pixar nos hizo disfrutar con la magistral película “Wall-E” (2008) que tenía elementos al comienzo, en el que no había diálogos, que la emparentaban con “2001, una odisea del espacio” de Stanley Kubrick. La historia comenzaba mucho tiempo después, concretamente en el año 2800, en un planeta Tierra devastado y sin vida, tras cientos de solitarios años haciendo aquello para lo que fue construido -limpiar el planeta de basura- el pequeño robot WALL•E (acrónimo de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) descubre una nueva misión en su vida (además de recolectar cosas inservibles) cuando se encuentra con una moderna y lustrosa robot exploradora llamada EVE. Ambos viajarán a lo largo de la galaxia y vivirán una emocionante e inolvidable aventura…

 

También “Dersú Uzalá” de Akira Kurosawa, y estrenada con el título “El cazador”, de la que ya os hablé hace meses trata profundamente el tema del ecologismo y nos plantea de forma magistral la dicotomía entre vivir en la naturaleza o en una ciudad. Podéis leer directamente mi crítica aquí.

Continuará…

 

José López Pérez

@JLPnosolocine

About JLP jose

Check Also

Entrevista al cineasta Gerardo Herrero

Mañana, 18 de octubre de 2019, se estrena en España la nueva película de Gerardo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO