Hoy es un buen día para nosolocine.net

Enric Urrutia debuta como colaborador, seguro que nos enriquecerá. Os dejo con él.

 

 Existían unos locales comerciales donde el público adquiría dosis de ilusión, para alimentar el espíritu y pasarlo bien, tarea nunca  fácil, los humanos tenemos la extraña costumbre de crear música, pero detrás  de este hecho, como siempre, se ocultaba el marketing, capaz de hacer crecer o bien hundir a un artista. Quizás el menor de los pecadores era el tendero que justificaba el éxito o fracaso de los artistas dependiendo de las ventas que obtenía de los vinilos y compact disc, filtro que obviabas si eras persona de criterios claros al adquirir música.

Si entrabas por el contrario en el mundo del comercio al por mayor  de estas dosis de adrenalina llamados vinilos, corrías el riesgo de contraer una  tremenda epidemia que te transformaba de un ser insensible .La mutación estaba asegurada pues deberías de negociar con jefes de ventas de compañías discográficas multinacionales (tipo robots , deshumanizados) y de compañías discográficas independientes ( gente normal que poco a poco fue perdiendo la ilusión por lo que hacían, hoy en día apenas existen)  para obtener de esta forma las condiciones más ventajosas para revender  a los comercios minoristas , la mayoría de estos individuos estaban ahí solo por el dinero, mercenarios de ilusiones al servicio del consumo.

 Pero el ring , ring del teléfono siempre estaba allí, provocando un hormigueo permanente,

-Disculpe, acabo de mirarme su fax de ayer y si me rebaja 50 pesetas de cada uno le puedo comprar 500 unidades de Túnnel of Love

-De acuerdo…

-Pero los necesito mañana…. me los traerá usted por favor?

-Que si.. que si …

De fondo se oía la música de Ray Barreto, ,……mamá no quiere que yo juegue a la pelota  “ el que no juega no goza “ eso decía  la canción , catarsis de metales y congas.

-Acuérdese : 1150 pesetas, si puede en B, gracias

Ok, ok…

Eso ocurría a diario, el mundo giraba y la industria del disco con el, una fuerte, dinámica ,“indestructible”, estaba presente, eso parecía, cifras y más cifras se movían por todos los continentes, contenedores   llenos de vinilos cruzaban el Atlántico hacia Europa, palets viajaban dentro de camiones atravesando Europa: Londres, Paris, Milano, un no parar “,non stop”, de la música ,

Los “majors” eran auténticas máquinas de producir música. Estuviera sereno o nublado los A&R (artístico y repertorio), los cazatalentos noctámbulos, buscaban continuamente el éxito para entrar los numero 1 en las listas de ventas  y su ascenso dentro de la compañía…..

-Le dije que los necesitaba para ayer, hoy ya es tarde

-Pero es que no me llegaron  hasta esta mañana…

Silencio…, Silencio…, miradas

-Mire usted, si me los deja a 1000 pesetas cada uno me quedo con 250 unidades

-Hombre, quedamos en 500 unidades…

-Está bien, tengo mucho trabajo, lléveselos , adiós que pase un buen día.

El éxito se vendía en caliente de un día para el otro las ventas descendían  de forma brutal y aquel vinilo ya no interesaba, estaba muerto, cosas de la música.

Pero si una novedad no funcionaba rápidamente la multinacional presentaba otra con su típico “vamos a vender mucho, lleva una gran promoción este disco”, y el negocio continuaba…

 

Enric Urrutia