En 1987 no existían los navegadores tipo Tom Tom, se funcionaba con guías impresas, cuando decidías darte por vencido y descartabas la guía contratabas los servicios de un taxi en la ciudad donde estuvieses, esto hice en Bruselas.

¿S’il vous plaît monsieur, pouvait vous me conduire à la rue des Vierges Noires ? le digo al taxista desde el interior de mi furgoneta con la intención de seguirle, el tipo accede, da 400.000 vueltas por la ciudad y me lleva hasta la rue des Vierges , mi olfato no notaba ninguna olor a vinilo ni a cartón de importación de Usa y Japón . Me habían comentado que en la rue des Vierges Noires se encontraba un mayorista  de vinilos de origen griego que importaba de Usa y Japón un material excelente y a eso iba yo… a buscar joyas…

Pago al taxista regañándole, el tipo empieza a excusarse, “Je ne sais pas, c’est la rue, c’est la rue que vous m’avez dit,  je suis desolé“, me enfadé con el taxista, pues el tipo no conocía su ciudad y yo menos , pero estaba seguro que esta calle existía… y tanto que existía…tras preguntar y preguntar apareció la rue des Vierges Noires, era un callejón oscuro como su nombre indica, perdido allí estaba el santuario llamado Doremi regentado por un hombre de origen griego llamado Gedeon Zaharakis el cual me recibió como si me conociese de toda la vida y me permitió que empezará a remover todo el material de las estanterías, uff ¡que material!… ediciones prensadas en Japón en 180 gramos deEarthbound” de King Crimson , My life in the bush of ghosts de Brian Eno & David Byrne  (disco visionario, profético y fascinante). Como siempre el tiempo vuela y el ya fallecido Zaharakis me indica que en breve cerrará y nos tendremos que ir a comer, le pregunto que donde está el servicio y me dirijo al mismo…

 Por aquel entonces hacia meses que buscaba la dirección y teléfono de un sello de discos y cd’s de conciertos al vivo llamado Cipo-Cipo Records, pero no había manera de encontrar el contacto y ¡zasca! … me desabrocho los pantalones, me bajo los calzoncillos, voy a aposentarme y…, el interior de la taza del water estaba taponada por un rollo muy largo de papel térmico de fax (seco y limpio), ante esta situación surrealista saqué el pedazo de rollo de fax del interior de la taza del water y ¡joder! …. muy escatológico el tema pero allí estaba!, era un fax dirigido al Señor Zaharakis de parte del Cipo- Cipo Records de La Spezia en Génova (Italia), con todos sus datos, esto me produjo una gran felicidad y me hizo cambiar de planes, dirigiéndome directamente hacia La Spezia, pero esto os lo contaré otro día.

Enric Urrutia