Home / Críticas / Demasiados estrenos. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Demasiados estrenos. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Hay que decirlo alto y claro: cada fin de semana se hacen demasiados estrenos. Este viernes 9 de noviembre llegan a las pantallas españolas 18 películas, de las cuales 6 son documentales, 3 son de animación y el resto, es decir 9, son de argumento, de diversos géneros narrativos. Y la semana que vine otro tanto.

Una verdadera barbaridad, un disloque que pone bien a las claras la crisis que vive el cine en sus tres ramas, porque si se estrena demasiado cada semana es porque se distribuye y se produce demasiado. No es lógico que en un solo viernes, el segundo del mes, después del día 2 que fue el famoso acueducto de noviembre, se estrenen 6 documentales, ¿por qué cómo se estrenan, en cuántos cines, en cuántas sesiones? ¿Qué vida tendrán y que recaudaciones harán? Ni se sabe, ni se sabrá.

O la industria cinematográfica hace una reflexión o la sobresaturación de estrenos matará a la que era la gallina de los huevos de oro. Pero si hablamos de documentales, 6 como 6 soles, como los 6 toros de las corridas de toro, ahora tan mal vistas, lo mismo se puede decir de los 9 estrenos de películas con argumento, porque dejando de lado 2 ó 4 títulos que seguramente entrarán en el top 10, las demás están condenadas a recaudaciones ínfimas, a pasar como un rayo por los cines en los que se estrenen.

Pero vamos, sin más pérdida de tiempo, a dar un repaso a esos 18 estrenos, concentrándome únicamente en las que he podido visionar antes de su estreno, que no son muchos, pero si suficientes:

“Tu hijo”, de Miguel Ángel Vivas. Sin lugar a dudas la mejor y más interesante película del director sevillano, que se inició en el cine de terror y que lleva una brillante carrera en la televisión. Con un José Coronado sobresaliente, como un padre vengador, y que tiene un final tan abierto, que permite largas y ricas polémicas. Otro gran título del buen cine español de este año 2018.

“Dogman”, de Matteo Garrone. La gran decepción para quien esto firma. Aclamada unánimemente por la crítica española, es de lo más pobre que ha hecho el director italiano, muy alejada de la magnífica “Gomorra” y a años luz de “El taxidermista” (cuya línea maestra quiere seguir), con una interpretación, excesivamente premiada, de Marcello Fonte. Aunque está basada, según se dice, en hechos reales, cuesta mucho de creer.

“Lazzaro feliz”, de Alice Rohrwacher. La gran sorpresa del mes y, seguramente, del año, y sin duda una de las mejores películas de la temporada. La directora italiana Alice Rohrwacher, también autora de un original y dinámico guión, ha realizado una brillante película, donde lo lírico y lo mágico se mezclan en perfecta armonía, con una interpretación sensacional del joven debutante Adriano Tardiolo. Un canto humanístico con reminiscencias de Olmi y Pasolini. De obligada visión.

“Millenium: Lo que no te mata te hace más fuerte”, de Fede Álvarez. Mucho más interesante y dinámica del libro escrito por David Lagercrantz, siguiendo las huellas de un irrepetible Stieg Larsson. El uruguayo Fede Álvarez, más dedicado al cine de terror, demuestra que el thriller y la acción también le funcionan bien. Claire Foy, que está muy correcta, sustituye a Noomi Rapace, y no desmerece en ningún momento al personaje de Lisbeth Salander. Para pasar dos horas de los más atento y entretenido.

“Maquia: Una historia de amor inmortal”, de Mari Okada. Otra obra de arte del anime (la animación japonesa), que llega de la mano de la reconocida guionista japonesa Mari Okada, en su debut en la dirección. En la película todo es bello, desde la historia y sus numerosas subtramas, hasta el ritmo narrativo y una cuidada y elegante animación, a la que da vida sonora la partitura excepcional de Kenji Kawai, un compositor con una larga trayectoria en el anime. Es un pecado cinematográfico perdérsela.

“Bergman, su gran año”, de Jane Magnusson. Sin haber visionado el resto de documentales que se estrenan este viernes 9, el mejor, con toda seguridad que se puede ver, por la sencilla razón que disecciona, a partir del año 1957, que fue el año de mayor producción del director sueco, tanto en el cine como en teatro y televisión, la personalidad compleja pero apasionante de uno de los más grandes autores que ha dado el cine. Inexcusable no visionarla.

También se han estrenado “Overlord”, de Julius Avery (con un arranque excepcional) y “Mandy”, de Panos Cosmatos, dos cintas para los apasionados del cine de terror. Y dentro del largo listado de otros documentales hay que citar “Comandante Arian”, de Alba Sotorra; “El amor y la muerte”, de Arantxa Aguirre; “El mayor regalo”, de Juan Manuel Cotelo; “Fahrenheith 11/9”, de Michael Moore, y “I Hate New York”, de Gustavo Sánchez.

A “Maquia: Una historia de amor inmortal” hay que añadir otros dos títulos de animación como “Detective Conan: Zero The Enforcer” y “El ángel en el reloj”, de Miguel Ángel Uriegas.

Y a las cuatro películas de ficción ya comentadas y a las dos citadas, se deben añadir otras dos como “Ana de día”, de Andrea Jaurrieta; “Bienvenida a Montparnase”, de Léonor Serraille; y “The Unthinkable”, de Victor Danell.

Como se pueden comprobar hay para todas las tendencias y afinidades. Que ustedes lo pasen bien.

Sobre Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Periodista cultural,Crítico de Cine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de “El cuadro” (2019): Una de Hitchcock dentro de Las Meninas

Nota inicial del editor: “El cuadro” es una gran película (aquí podéis recuperar mi crítica), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO