Home / Cine Español / Discurso completo del presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, en los 34 Premios Goya

Discurso completo del presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, en los 34 Premios Goya

Os ofrecemos ahora el discurso de hoy, íntegro de Mariano Barroso


Buenas noches; señor presidente del Gobierno, señor presidente de la Junta de Andalucía, señores ministros de Cultura y Deporte, y de Consumo, autoridades, compañeras y compañeros, queridas y queridos espectadores.

Un saludo a nuestros patrocinadores, al ayuntamiento y a la diputación de Málaga, a la Junta de Andalucía y a Unicaja.

Mis primeras palabras son de apoyo y de solidaridad de todos nosotros para los afectados en Málaga y en el litoral mediterráneo, a causa de las inundaciones. Un fuerte abrazo para todos.

Este año celebramos una buena noticia: la asistencia a nuestros cines ha dado el segundo mejor dato de la pasada década.

Enhorabuena a las salas y a las distribuidoras que operan en nuestro país, parte esencial del cine español, porque han hecho muy bien su trabajo.

Películas como Padre no hay más que uno, Lo dejo cuando quiera, Si yo fuera rico y muchas de las nominadas hoy aquí, se han llevado el premio del público que llena las salas.

También este año las plataformas han apostado por la producción de cine aquí. Y por primera vez tenemos películas nominadas que existen gracias a ellas.

Este ha sido un buen año de asistencia a las salas, pero ha sido, además, un año de reconocimiento internacional para nuestro cine.

Como el que ha recibido en Venecia Marta Nieto, la protagonista de Madre.

O Antonio Banderas en Cannes, y ahora nominado al Oscar por Dolor y gloria.

O también en Cannes, Lo que arde, de Oliver Laxe, Premio de la Semana de la Crítica, y Liberté, de Albert Serra, Premio Especial del Jurado.

Buñuel en el laberinto de las tortugas, premio a la mejor película de animación europea.

Klaus, nominada al Oscar.

Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, nominada a los Globos de Oro, a los BAFTAS, y al Oscar. (Por cierto, suerte Sergio, Antonio y Pedro!)

Os felicitamos, y os agradecemos que sigáis dando a conocer el talento, las realidades y los sueños de nuestro país por todo el mundo.

Porque la verdad es que si alguien, en cualquier lugar, y en cualquier época, quiere conocer de primera mano nuestra realidad, lo mejor que puede hacer es ver nuestras películas.

Si viera una de Buñuel, o de Pilar Miró, o de Berlanga, o de Fernán Gómez, o de Josefina Molina, o de Juan Antonio Bardem, o de Saura… Se haría una idea muy cercana del país y de sus gentes.

Por cierto, hoy anunciamos que la Academia de Cine va a declarar el 2021 el Año Berlanga, para celebrar el centenario del nacimiento de uno de nuestros padres. Y de paso eso nos ayudará a entender algunas de las cosas que vivimos en nuestro país últimamente y a conocernos un poco mejor…

También nos conocería bien cualquiera que viera una película de Pepa Flores, que hoy va a recibir nuestro Goya de Honor.

Pepa Flores ha conseguido, sin proponérselo, algo casi imposible en nuestro país: generar unanimidad. Eso se merece un Goya de Honor y nuestro aplauso.

¿Por qué hay personas que permanecen en nuestra memoria para siempre?

¿Por qué su voz, su rostro, su luz atrapan a un país entero, a varias generaciones, de por vida?

Con su trabajo y su presencia, Marisol nos venía a decir que, incluso en los tiempos más difíciles –o en esos tiempos más que nunca–, la alegría, real o imaginada, es innegociable.

Hoy, y cada día con su trabajo, la gente del cine quiere reivindicar el país con el que se identifica.

Un país de gente que trabaja en silencio, concentrada y sin aspavientos. Un país de convivencia y de respeto. Un país de todas y todos.

Déjenme decirles que nuestro cine está lleno de esa gente. Decenas de miles de familias viven de este oficio.

Algunos malviven. Para muchos compañeros el glamour es un espejismo. El desempleo y la precariedad siguen siendo tozudos y crueles compañeros de viaje.

Entre nosotros hay muchos actores que dedican su vida a encarnar las verdades de otros seres humanos, y ustedes no los conocen.

Hay guionistas anónimos sentados esta noche aquí, entre nuestros rostros más conocidos.

Hay sonidistas, operadores de cámara, maquilladores… cuyas voces y cuyos rostros no conocen…

No son famosos. Pero son imprescindibles. Sin ellos no hay historias que contar.

Historias que nos ayudan a entender el mundo, a entender nuestro país y nuestro tiempo.

A compartir nuestros sueños y angustias, nuestros miedos y nuestras ilusiones.

Compartir todo aquello que nos acerca y nos une.

Esa es nuestra definición de éxito. Contar historias con las que nuestro público se identifique. Viva donde viva y piense como piense.

Compartir preguntas para las que, quizás, no tenemos respuesta. Romper prejuicios, clichés y estereotipos.

Reflexionar sobre lo que nos pasa, desde la carcajada, o desde la emoción.

Para eso estamos aquí, no para ser famosos.

Como nos enseñó Pepa Flores, que encontró su éxito personal cuando renunció a la fama.

Muchas gracias.

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

El Metro y la conciliación laboral. Por Jordi Izquierdo Berbel

Algo que ahora nos parece normal, cómo es la conciliación familiar en el ámbito laboral, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO