Home / Cine Europeo / «Edén» de Mia Hansen-Love: El crepúsculo del techno. Por Rubén Arnaiz

«Edén» de Mia Hansen-Love: El crepúsculo del techno. Por Rubén Arnaiz

Muy interesante película escrita y dirigida por la francesa Mia Hansen- Løve junto a su hermano Sven, en el que está parcialmente basado el guion, que cuenta la vida artística de un Dj de música techno (exactamente, de “garaje”) desde 1992 hasta 2013. De cómo el joven Paul (Félix de Givry) comienza sus pinitos en el por entonces mundo de las raves (desgraciadamente, hoy cada vez más olvidado), de cómo consigue llegar al estrellato, y de cómo los excesos, y los cambios en los gustos generacionales, acaban con su carrera.

720x405-BgnvLn__eden_02_o2__8210716__1406599594

Dos horas y diez minutos del ascenso y caída de un muchacho y de todo un género musical, que podría haber durado 6 horas o 70 minutos. No intenta criticar nada, sino simplemente hacernos recordar lo efímeras que son las cosas en general, y sobre todo, en el mundo de la música en particular, y lo rápido que cambian las modas y los modos. Y también retrata las penurias que se pasan en este mundillo (como también ocurre en el del cine o el teatro), donde la gente piensa que todo es “fiesta y jolgorio” sin pensar que detrás hay mucho trabajo, muchas horas sin dormir (las que hay que echar para preparar un nuevo proyecto), muchos problemas económicos (lo difícil que es cobrar y hacerlo en condiciones) y amorosos (la incapacidad de mantener una relación estable a causa de los horarios, los viajes…), amén de las trabas y malas caras de familiares y amigos al querer dedicar tu vida a algo que, seguramente, “no será de provecho”. Esta es para mí la mejor parte, aunque sea porque un servidor se siente muy identificado con ella.

1401x788-EDEN-Photo-Felix-DJ_lo

No obstante, es muy entretenida, gracias a la naturalidad de los actores y de la propuesta estética y escénica de la directora que se deja de remilgos y utiliza la cámara como un simple acompañamiento de los actores, como si fuera un reportaje de TV, pero con estética (fotografía, encuadres en scope…) de cine.

 

Referencias a gente como Daft Punk (muy divertidos los gags a su costa), o incluso a “Scarface (El precio del Poder)” (1983, Brian de Palma) de la que tiene, argumentalmente hablando, algo más que parecidos razonables.

 

Además, ofrece una gran reflexión general y generacional sobre varias épocas (los 90 y los ’00), y lo hace con una genial selección musical. De hecho, este film es considerado (con razón) como de “género musical”: que los personajes no “canten” no significa que no sea un musical.

 

Como sea, es un film sobre la música, pero sobre todo, es un film sobre la evolución: la evolución de la música, la evolución de las modas, y la evolución de nosotros mismos, puesto que si no evolucionamos, si no nos adaptamos a los tiempos (como no hace el personaje de Paul) corres el riesgo de convertirte anticuado. Lo dice alguien que no ha tocado en su vida una Tablet.

 

Altamente recomendable.

 

Lo mejor: La magnífica recreación de una época y una moda, por medio de la música.

 

Lo peor: Al no tener una estructura de 3 actos, podría haber tenido una duración infinita, o podrían haberla hecho más corta. No obstante, los 130 minutos tampoco le pesan

 

Rubén Arnaiz

Artículo relacionado: http://www.nosolocine.net/critica-de-la-pelicula-eden-drama-frances-a-ritmo-de-daft-punk-por-helena-garcia/

About JLP jose

Check Also

Programa 217 de No Solo Cine en las Ondas

“Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida”. Billy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO