Home / Opinión / El efecto premios. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

El efecto premios. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Al igual que el efecto mariposa (El efecto mariposa es un concepto de la teoría del caos. Si en un sistema se produce una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a corto o medio plazo), se debe analizar y estudiar en el campo de lo cinematográfico el “efecto premios”, que justamente esta semana ha tenido un claro ejemplo con la reposición como si fueran continuación de estreno de algunas de las películas más premiadas en los pasados premios Goya, como “La librería”, de Isabel Coixet, la gran ganadora de la gala con tres premios fundamentales como son la película, la dirección y el guión adaptado, y “Handia”, con diez premios en los apartados técnicos y artísticos y por extensión la que ha conseguido más galardones. Ambas películas se han repuesto en 150 cines de estreno de toda España, siguiendo la buena política de A Contracorriente y de su máximo responsable Adolfo Blanco que sabe mucho y bien del “efecto premios”

Hay que señalar que el “efecto premios” no es algo nuevo en el ámbito del cine y que ya con los premios Oscar las multinacionales lo vienen practicando desde hace varios años, algo que también ha sucedido en los Goya, pero en esta ocasión, esos 150 cines que han copado “La librería” y “Handía” pone bien a las claras el impacto popular que tienen los premios, que en ocasiones aciertan, como es el caso de “La librería”, sin lugar a dudas la mejor película de Isabel Coixet.

Concretamente, la última película de Isabel Coixet, que como se sabe adapta la novela homónima de Penelope Fitzgerald, se ha convertido así en una de las películas españolas más exitosas de la temporada, poniendo de acuerdo a crítica y público. Estrenada el pasado 10 de noviembre, “La librería”, que ha recaudado más de 2,5 millones de euros con más de 400.000 espectadores, ha regresado a más de 100 cines después de los tres citados premios.
Mientras que, por otra parte, la producción vasca “Handía”, también ha aumentado su presencia en los cines en más de 50 copias, tras alzarse con 10 Goyas, el mayor número de estatuillas de la noche. La cinta de Jon Garaño y Aitor Arregui, estrenada en el pasado Festival de San Sebastián, se ha convertido en la película en euskera más vista de la historia con más de 100.000 espectadores.

Evidentemente, el “efecto premios” es un efecto comercial de primer orden y que se debe respetar independientemente de la calidad, mejor o no tan buena de la película en cuestión, pero que a niveles de taquilla, no cabe duda, que es un estímulo importante.

Ocurre algo similar con los premios de los festivales de cine, cuyos premios son, como mínimo, un interés añadido al que pueda despertar la propia película. Aceptemos de buena lid “el efecto premios”, aunque, los premios en sí mismos no garantizan ni la calidad ni el interés de la película, y por ello los casos de “La librería” y de “Handía” (aunque esta última no sea santo de mi devoción), son dignos de figurar entre las producciones más dignas y deudoras del interesante, pero en muchas ocasiones, discutible “efecto premios”.

Sobre Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Periodista cultural,Crítico de Cine
 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

EN RECUERDO DE DAVID CALLEJA. Por Ramón Térmens

La primera palabra que me viene a la cabeza al pensar en David Calleja, es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *