Home / Cine Clásico / El Convicto, personaje de la semana. Por Ruiz de Villalobos

El Convicto, personaje de la semana. Por Ruiz de Villalobos

El estreno esta semana de la excelente y tremenda película “Convicto” (“Starred Up”, Reino Unido, 2013), de David Mackenzie, a partir de un guión de Jonathan Asser y con una interpretación memorable de Jack O’Connell, como Eric Love, y de Ben Meldelsohn como su padre, Neville Love (Curiosos apellidos para dos personajes marcados por la furia y la violencia), pone de actualidad la figura del convicto, es decir del presidiario y por extensión de un género muy potente en el cine como es el género carcelario, que tiene, históricamente, su mayor presencia en el cine estadounidense.

Las virtudes narrativas, la denuncia y el crispado ambiente carcelario que se ofrecen en  “Convicto”, coloca a la película de David Mackenzie en un lugar destacado dentro del panorama de películas de este género, que tiene en la novela negra norteamericana sus orígenes, porque junto los detectives privados, los convictos son protagonistas de numerosas novelas de la mejor literatura negra estadounidense. Hay que recordar que convicto (o convicta) tiene según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la siguiente definición: (Del lat. convictus, de convincĕre, convencer). 1. adj. Der. Se dice del reo a quien legalmente se ha probado su delito, aunque no lo haya confesado. También es sinónimo el término presidiario (o presidiaria), que se refiere a la “Persona que cumple en presidio su condena”.

El mundo carcelario, las cárceles, las prisiones, los reformatorios y los campos de concentración, es un microcosmos social, que se rige, se mire como se mire, con las mismas normas que la sociedad mal llamada “normal” o “legal”, y por lo tanto, desde el inicio del cine se convirtió en un espacio muy importante para ser explotado desde diferentes puntos de vista. De ahí, que dentro del género carcelario se pueda hablar de diversos subgéneros carcelarios, empezando por los creados con motivos de las guerras. En este apartado están los tristemente famosos campos de concentración y exterminio del nazismo, durante la Segunda Guerra Mundial, con títulos tan famosos como “La lista de Schindler” (1993), “La vida es bella” (1997), “El niño con el pijama de rayas” (2008), “El último tren a Auschwitz (2006) o “Los falsificadores” (2007), por mencionar tan solo algunas de las más recientes producciones sobre el tema.

Dentro de este mismo apartado estarían los campos de prisioneros de guerra, con películas referidas a la  Primera y Segunda Guerra Mundial con memorables películas como “La gran ilusión” (1937) “Stalang 17” (1953), “El puente sobre el río Kwai” (1957), “La gran evasión” (1963), “Evasión o victoria” (1981) o “Feliz Navidad, Mr. Lawrence” (1983), y otras referidas a la guerra de Vietnam como “Rescate al amanecer” (2007).

Pero donde la figura del convicto adquiere verdadera carta de naturaleza es en la sociedad y en las cárceles y prisiones creadas por esa misma sociedad para castigar los actos delictivos.

En este apartado también se podrían aceptar varias subdivisiones, como serían las películas carcelarias basada en personajes reales, léase “Papillon” y “El hombre de Alcatraz” (1962); las películas sobre fugas, como “La evasión” (“Le trou”, 1960), “Un condenado a muerte se ha escapado” (1956), o “Fuga de Alcatraz” (1979), y las películas que como “Convicto” se centran en lo que es la vida en las cárceles, como “La casa de cristal” (1972), una joya un tanto olvidada de Tom Gries, “Brubaker” (1980), “Cadena perpetua” (1994), “La milla verde” (1999), y “Un profeta” (2009).

Incluso el cine español ha tocado en varias ocasiones el tema, el más reciente “Celda 211” (2009), pero antes hay que recordar títulos como “Todos a la cárcel” (1993), “Horas de luz” (2004) y “El patio de mi cárcel” (2008).

El mundo carcelario es el mejor escenario para descubrir la verdadera naturaleza humana y por ello el género carcelario ha sido explotado desde los inicios del cine y sigue siéndolo, como se demuestra con esta gran película que es “Convicto”.

 

 

Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

About JLP jose

Check Also

“Ad Astra”: Buscando conexiones con “2001: Una odisea del espacio”

No hay duda de que 2019 es el año de Brad Pitt. Tanto en “Érase …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO