Home / Críticas / El viaje a ninguna parte del P.S.O.E

El viaje a ninguna parte del P.S.O.E

Si algo ha quedado claro en los últimos 35 años es que el P.S.O.E no es un partido de izquierdas. Baste recordar la marcha atrás de Felipe González cuando tras decir que de entrada la OTAN no, meses después y con carita de cordero degollado dijo todo lo contrario. Junto al P.P ha ido convirtiendo el país en lo que es ahora, un foco de corrupción, paro y malas praxis, donde ha ido desapareciendo la cultura del esfuerzo.

José Luis Rodríguez Zapatero llego al gobierno casi de chiripa y por errores graves de su adversario. Mintió reiteradamente, negó la llegada de la crisis y se cepilló muchos de los derechos de los ciudadanos, terminó haciendo una política descaradamente liberal y de derechas. Fue uno de los causantes de esta crisis que en España se está eternizando y está abriendo una gran brecha entre ricos y pobres. Rubalcaba nunca ha ejercido de oposición, no ha hecho su trabajo, deja la actividad política demostrando que no estaba preparado para liderar su partido.

Ahora llega Pedro Sánchez y en su primer discurso como secretario general del PSOE emite un montón de palabras vacías. Lo que pretende es que todo siga igual, que se mantenga el bipartidismo que tan bien le ha funcionado a su partido y tan mal a la mayoría de los ciudadanos.

No habla de ideas, no ofrece propuestas, todo es un concierto de verborrea vacía, porque tiene muchas promesas que cumplir, es decir, personas a las que tiene que colocar en el aparato. Dice que se dedicara más a hablar con las bases y menos a estar en las oficinas de su partido, pero no dice qué propone para cambiar la situación, para que el país mejore y para colmo dice que el nacionalismo –supongo que refiriéndose a Catalunya, y añado yo, pensando que los catalanes debemos ser tontos- es un grave problema, cuando la falta de justicia, el centralismo y ese nacionalismo rancio español son el caldo de cultivo que han provocado ellos mismos junto al P.P

Solo hay que poner el foco en aquellas altas esferas donde la corrupción ha campado a sus anchas: la monarquía, los políticos, la banca y los mass media afines.

De todo eso, desgraciadamente Pedro Sánchez no ha dicho nada porque no tiene plan alguno para eliminar las desigualdades, para crear puestos de trabajo no precarios y para permitir que las clases obrera y media progresen y recuperen lo que tras años de lucha les han ido quitando gentes de su partido y del que ahora lidera Rajoy Brey.

Sánchez no pretende mejorar la situación de los ciudadanos, pretende llegar a gobernar.

Recientemente hemos asistido a una orgía de egos en el PSOE y en el PSC. Iceta y Sánchez están disfrutando como enanos. Sería bueno que no es emborracharan de «ego».

José López Pérez

@JLPnosolocine

Estrambote (o coda si se prefiere): durante más de 30 años el P.S.O.E no ha ido hacía el estado federal ni cuando gobernaba, ahora en la oposición, y sin posibilidades de lograrlo al estar en abrumadora minoría, si hablan de ese federalismo.

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película «La guerra de las corrientes»: Edison y Westinghouse

Nota inicial del editor: “La guerra de las corrientes” es uno de los estrenos destacados …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO