El próximo fin de semana se celebrará BioCultura Valencia, estos días os estamos avanzando algunos de los temas que se mostrarán en la Feria.

Reproducimos hoy, íntegramente, la nota de prensa de la Asociación Vida Sana, organizador de la Feria, sobre uno de los aspectos importantes y que en ocasiones no se le da la importancia que merece.

Cocinar sano es importante. En BioCultura no sólo exponen productores de alimentos ecológicos. También lo hacen firmas que se dedican a producir los utensilios con los que podemos cocinar de forma segura. Una de esas empresas es Importaciones Lizarra, que estarán en la próxima edición de BioCultura en Valencia, en el stand 101.

La empresa ofrece una extensa gama de utensilios de cocina de hierro colado de acabado natural, sin pintura ni aditivo químico, de la fábrica norteamericana Lodge. La curación de los utensilios se hace con aceite de oliva. Así se evita la oxidación y que se peguen los alimentos.

Los productos se pueden emplear para todo tipo de cocina: gas, eléctrica, vitrocerámica, inducción, carbón, leña, y también se pueden usar en el horno. El hierro colado conserva el calor y se calienta uniformemente, por lo cual el fuego vivo no es necesario. Los mejores resultados se obtienen cocinando a fuego medio o medio-alto. Una gran ventaja de estos utensilios es el hecho de que se aporta hierro dietético al organismo al cocinar con ellos. Los utensilios de cocina de Lizarra permiten un ahorro energético notable en la cocción de alimentos. De los muchos productos que se ofrecen se encuentran: bandejas para horno, freidoras, sartenes, calderos, ollas, hornos holandeses, cazo, cazuela, tetera y wok.

COCINA SEGURA

“Tanta importancia tiene el menaje que utilizamos como los alimentos que vamos a cocinar en ellos”, señala Fernando Ramos, de Importaciones Lizarra. Y es que se da la paradoja de que, a veces, se le presta más atención a los ingredientes de los alimentos, a sus valores alimenticios o a la manera como han sido cultivados… que no a los utensilios que están en contacto directo con ellos durante la cocción. Uno de los elementos por los que se decanta empresa es el hierro: “Se vuelven a utilizar métodos y utensilios que en tiempos fueron importantes pero que habían caído en desuso. El hierro parece más bien pensando para mejorar la cocina cotidiana y la salud de las personas. Los utensilios más populares son los de hierro fundido, porque reparten el calor uniformemente y lo mantienen sin que descienda la temperatura aunque se le vayan añadiendo nuevos ingredientes. El hecho de que el hierro pase a la comida puede incluso ser beneficioso, porque el organismo necesita cierta cantidad de metales para su correcto funcionamiento; cantidades mínimas en todo caso, y los utensilios de hierro pueden ofrecer ese aporte siempre y cuando no se sobrepase un límite”. El hierro, ya sea esmaltado o colado, confiere una extraordinaria durabilidad con la ventaja de que, aunque no lleva recubrimiento antiadherente, la comida no se pega si se ha tenido la precaución de aplicarle una fina capa de aceite antes de su primera utilización. Hay muchos utensilios nocivos: “Lo más importante si queremos reducir todo riesgo de toxicidad es no usar enseres con teflón ni de aluminio si revestir”, sentencia Fernando Ramos, de Importaciones Lizarra.