Home / Curiosidades / En Calpe (Alicante): Pasándolo bien

En Calpe (Alicante): Pasándolo bien

“Viajar permite huir de la rutina diaria, del miedo al futuro”. Graham Greene, escritor

Arroz caldoso con langosta, de Calp

“Cuando los hombres buscan la diversidad, viajan”. Wenceslao Fernández Flórez, escritor, periodista y humorista

 

Estuvimos hospedados 4 noches en el Hotel Porto Calpe (le dedicaremos un artículo específico). Fue la primera etapa de nuestro viaje por la provincia de Alicante. También fue nuestra base de operaciones.

Pasamos mucho tiempo por sus calles, por sus rincones. Visitamos uno de sus miradores más increíbles y estuvimos en el Peñón de Ifach.

Calpe (en valenciano, y catalán, y oficialmente Calp) ​ es un municipio de la Comunidad Valenciana (España) situado en la costa norte de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta. Cuenta con 21 633 habitantes (INE 2018), de los cuales más del 47 % son de nacionalidad extranjera, fundamentalmente alemanes y británicos.

La referencia más evidente de la geografía calpina es el peñón de Ifach, declarado parque natural por la Generalitat Valenciana en 1987. El término municipal presenta muchas playas y calas de muy buena calidad y destaca su bahía. Otro lugar reseñable lo constituyen el parque natural de las salinas, de las que antiguamente se ha extraído sal desde la época romana.

Los asentamientos humanos más antiguos que se han localizado en el término municipal de Calpe se han datado en la Edad de Bronce. Se trata de materiales dispersos que no permiten aventurar, por el momento, la existencia de estructuras constructivas.

Tradicionalmente, fue una población agrícola, que producía almendras, pasas y algarrobas; su economía también se apoyaba en la pesca y la extracción de sal de sus salinas, hoy en día parque natural. Sin embargo, desde el siglo pasado (ya en los años treinta veraneó aquí Ernest Hemingway), sobre todo a partir de los años 60, se ha convertido en un municipio turístico, transformando su economía, su urbanismo y, en gran medida, su propia población. Su clima es el principal atractivo para ello.

Los días que pasamos allí (entre el 23 y el 27 de marzo de 2019), fueron de temperatura muy agradable, ideal para ir en camiseta.

El Parque Natural del Peñón de Ifach. Símbolo de la Costa Blanca, se alza en el mar como roca calcárea de unos 50.000 m² a 332 m de altura y un kilómetro de longitud. Unido a tierra por un estrecho istmo, es producto de un deslizamiento de la cercana sierra de Oltá, constituyendo uno de los accidentes geográficos de mayor singularidad y belleza no solo de la Comunidad Valenciana, sino de todo el litoral mediterráneo. Es punto de encuentro para escaladores y submarinistas de todo el mundo, que hacen valer su resistencia en continuo desafío a la naturaleza por sus paredes y profundidades.

También realizan muchos equipos profesionales de ciclismo sus entrenamientos en esta zona. Sus innumerables curvas y sus cimas montañosas cercanas, unidas al benévolo clima, lo favorecen. Te encuentras muchos ciclistas por las carreteras.

Uno de los lugares donde hicimos senderismo, encontramos bellísimas vistas y pudimos reflexionar fue en Maryvilla, tiene unas vistas espectaculares, eso sí para llegar a pie hasta arriba del todo hay que tomárselo con calma.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Fotos Bianca Baust / José López Pérez

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

En Azpeitia (Gipuzkoa): Disfrutando

“Más importante que el viaje en sí es lo que queda en el espíritu del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO