Ayer estuvimos en el concierto de presentación en el Fnac del triangle, de la plaza de Catalunya, de Barcelona, del nuevo disco de Iris Aneas (del que ya os he ido hablando aquí), “Come back home”.

Fue un set de 45 minutos, con la sala llena y en el que le acompañó con gran lucimiento el bajista Guillermo Mokotoff.

El show se complementó con unas proyecciones preparadas para la ocasión.

Muy comunicativa, Iris arrancó con unos instantes de relajación y un mantra, para ir pasando poco a poco a canciones más rítmicas y bailables.

Repasó el disco al completo, no faltaron temas como “Transmutation”, “Alma dorada”, “Green light” y mi tema favorito de su repertorio “Energía libre”. Iris interpretó un tema en élfico y fue presentando los temas, en algunos los fue traduciendo del inglés –idioma en el que están compuestos- al castellano.

Iris que cada vez canta mejor, se muestra más suelta en el escenario.

Transmitió su mensaje a favor de nuevas vías, nuevas formas de conciencia, donde el amor vuelva a ser uno de los componente fundamentales del ser humano. Algunas de sus canciones hablan de cuestiones que silencian la mayoría de mass media.

Su mensaje tiene más vigencia que nunca, en una época de crisis a todos los niveles y en la que hay que buscar nuevas alternativas, nuevas formas, pegadas a la raíz.

El concierto pasó muy rápido, se hizo corto.

Iris Aneas es una artista singular, diferente.

                     José López Pérez

Fotos: José López Pérez