Home / Curiosidades / En el Parque del Monasterio de Piedra

En el Parque del Monasterio de Piedra

“El viajero ve lo que ve, el turista ve lo que ha venido a ver.” Gilbert Keith Chesterton

 

Tras la visita guiada al Monasterio de Piedra disfrutamos mucho en el Parque que está al lado. Primero asistimos a una demostración de cetrería, exhibición de vuelo de aves rapaces que no se pudo realizar en su totalidad por problemas meteorológicos, no pudieron volar, por ejemplo, los halcones. Eso sí, todo fue muy dinámico, de un interesante didactismo. Un espectáculo inolvidable.

Aragón tiene un grave problema de despoblación y quizá por eso el valle del Ebro es uno de los mayores santuarios de aves rapaces de toda Europa.

La exhibición me hizo recordar dos series antiguas de TVE, “Los Paladines” y, muy especialmente, “Juan Soldado”, en la que Fernando Fernán Gómez lucía siempre morral.

Caminar por el Parque es estar en contacto con una naturaleza que deberíamos tener más cerca de lo que la tenemos. El lugar es increíble, con cascadas, grutas y lugares que merecen ser visitados. Fueron más de 4 horas caminando, observando atentamente.

El Parque Natural, Jardín Histórico del Monasterio de Piedra, ofrece un espectacular recorrido a través de una exuberante naturaleza. Un paisaje sorprendente donde caminos y senderos cruzan cascadas, arroyos, lagos y grutas, a la sombra de árboles centenarios y una excepcional vegetación.

 Su insólito emplazamiento geológico alimentado por el Río Piedra, configura un espacio único con una asombrosa variedad de flora y fauna. No por casualidad se creó aquí hace 150 años la primera piscifactoría de España, y está considerado un ecosistema de extraordinaria riqueza biológica.

El Parque pertenece al municipio de Nuévalos, está a unos 30 kilómetros de Calatayud, a 120 de Zaragoza, a 420 de Barcelona y a menos de 200 de Madrid.

Nosotros viajamos por la mañana en coche desde la casa rural Teo de Huérmedes hasta el Monasterio. Cuanto más te acercas más va cambiando el paisaje, es un viaje muy recomendable.

Fuimos el pasado 25 de marzo, un sábado en el que había bastante público pero imagino que en verano, semana santa y festivos señalados debe haber una avalancha de visitantes. Por la mañana, a primera hora, hacía frío pero el tiempo fue mejorando, lo que nos ayudó a pasarlo todavía mejor. Se puede aparcar justo en la entrada, algo que se agradece.

Gruta de Iris

Nunca había estado y merece una visita. Por cierto, al visitar la increíble gruta de Iris no pude evitar acordarme de mi buena amiga Iris Aneas. Le envié incluso alguna foto por whasapp, e incluso conversamos un poco por este sistema. También había estado allí hace unos años…

José López Pérez

@JLPnosolocine

Fotos: Bianca Baust

Artículos relacionados:

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

«Carnival Row!: Tocada, y… hundida. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Bueno, pues vayamos con este transatlántico de AMAZON, que se hunde, casi, sin haber empezado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO