Home / Audio / Música / En Gaztelugatxe y Bermeo (Bizkaia): Un sábado impresionante

En Gaztelugatxe y Bermeo (Bizkaia): Un sábado impresionante

«Viajar te deja sin palabras y después te convierte en un narrador de historias». Ibn Battuta (conocido como el viajero del Islam)

«Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar». Emile Zola

 

El pasado 4 de mayo lo pasamos muy bien. El tiempo que el día anterior había sido muy lluvioso, nos dio una tregua. Fue nuestro último día en Euzkadi, en estas mini vacaciones de 4 días, de mayo de 2019, lo pasamos muy bien.

Salimos temprano de Deba y recorrimos 90 kilómetros hasta nuestra primera parada: Gaztelugatxe. Un lugar que Bianca, mi compañera, hacía tiempo del que me hablaba y que quería que visitáramos..

Nuestra segunda parada fue en Bermeo.

Dos lugares bastante cercanos, muy diferentes, de contraste.

Gaztelugatxe en los últimos tiempos se ha hecho muy conocido, allí se rodó la exitosa serie de televisión de HBO “Juego de tronos”, en la que la playa se convierte en Rocadragón. En la ficción de la serie se ve un palacio recreado digitalmente en lugar de la ermita existente, pero sí destaca el camino con 241 escalones que asciende hasta la cima del islote.


Cuando llegamos ya había mucha gente, muchos autocares y era muy difícil conseguir aparcar, imagino que en verano o en semana santa la afluencia debe ser todavía mucho mayor.

Lo que quiere todo el mundo y por el que va expresamente es caminar hasta llegar a San Juan de Gaztelugatxe. La tradición dice que cuando llegas debes pedir un deseo, tocar 3 veces la campana y se cumplirá.  También se dice que tocar 3 veces la campana es un símbolo del esfuerzo que conlleva llegar hasta allí. Pese a que hay subidas y bajadas, con muchos escalones, el camino de ida lo superamos con nota y sin cansancio. Eso sí, la vuelta ya fue más dura, porque termina en subida y se acaba haciendo larga. Para ir a pie tardamos unos 20 minutos, más del doble para volver, sobre todo empleados en el tramo final. Y si os fijáis en las fotos, el camino puede recordar, aunque sea levemente, a la muralla china.

Gaztelugatxe es un islote de la localidad vizcaína de Bermeo. Está unido al continente por un puente de dos arcos. Sobre la isla hay una ermita dedicada a San Juan que data del siglo X, aunque algunos descubrimientos datan del siglo IX. Junto con otra pequeña isla vecina, la de Aquech, forma un biotopo protegido, que se extiende desde la localidad de Baquio hasta el cabo Machichaco, en el golfo de Vizcaya.

El acceso se puede realizar desde la carretera que une Bermeo con Baquio (BI-3101). La mejor época para visitarlo es la primavera o el otoño y así disfrutar de la paz del lugar, ya que en verano suele estar muy concurrido.

La palabra gaztelugatxe proviene del euskera gaztelu, «castillo» y gaitz, «difícil» o «terrible», es decir «castillo peligroso».

Documentalmente en el siglo XI (1053) la ermita se llamaba Sancti Johannis de Castiello (San Juan del Castillo), en la carta de donación que de ella hicieron Íñigo López, señor de Vizcaya, y su mujer Toda Ortiz a los monjes del Monasterio de San Juan de la Peña (Jaca, Huesca, Aragón), quedando bajo su protección y dominio, cuna de la Corona de Aragón.

El acceso es espectacular. Un estrecho camino que parte de tierra firme y cruza sobre las rocas por un puente de piedra permite llegar hasta la zona superior del islote después de ascender 241 escalones. El camino se encuentra asimismo jalonado con las sucesivas estaciones de un Viacrucis.

El islote está atravesado por túneles y hay numerosos arcos. A sus lados se abren playas de piedra que suelen ser muy utilizadas por los buceadores.

La costa, acantilada, está cubierta de vegetación. Destaca en esta el endemismo vasco y el acebuche y sobre ellos hay árgomas, encinas y brezos. En el mar, de fondos rocosos, existen praderas de algas, con especies como las laminarias o saccorhizas. La población piscícola es la típica del Cantábrico, donde abundan lubinas, fanecas, congrios o chicharros, y se completa con babosas, carraspios, julias e invertebrados como actinias, erizos, holoturias, pulpos, nécoras y centollos, además de los percebes que se encaraman en la roca.

Las aves marinas son muy abundantes. La existencia de espacios amplios, como la isla de Aqueche a la que solo se pueden acceder por mar, hacen que puedan reproducirse con tranquilidad. Entre las aves que crían aquí destaca, por su rareza y pequeño tamaño, el paíño común.

La pequeña iglesia dedicada a la Degollación de San Juan, que permanece cerrada la mayor parte del tiempo, data del siglo X y algunos la consideran de origen templario, lo que es imposible, puesto que dicha orden no fue creada hasta el año 1119, y documentos anteriores a esta fecha acreditan su existencia.

En 1593 sufrió un ataque corsario a manos de Francis Drake en el que fue saqueada. Este fue uno de los muchos incidentes que ha sufrido a lo largo de su historia, donde se ha incendiado varias veces. El último el 10 de noviembre de 1978 en el que resultó destruida. Dos años más tarde, el 25 de junio de 1980 se reinauguraba nuevamente.

En la explanada e interior de la ermita se han hallado enterramientos medievales del siglo IX y XII. La jurisdicción religiosa a la que pertenece la ermita es la de la parroquia de San Pelayo de Baquio.

La ermita alberga varios exvotos de marinos que se han salvado de algún naufragio.

La tradición cuenta que San Juan Bautista llegó a tocar tierra en este punto de la costa vasca dejando sus huellas marcadas en la roca en cuatro lugares diferentes: en el arco de San Juan en el propio casco urbano de Bermeo, junto al caserío Itsasalde, en el alto de Burgoa y finalmente junto al caserío de Ermua, está colocada en 1982. Cuenta también que en las cuevas del peñón la inquisición encerraba a los acusados de brujería.

 

Y tras ese paseo nos dirigimos en coche a Bermeo. Era justo la hora de comer. Vimos un gran ambiente en todas las terrazas del puerto y de las calles cercanas. En una de ellas comimos.

Luego estuvimos callejeando.

Bermeo forma parte de la comarca de Busturialdea, de Bizkaia. Es una de las localidades más pobladas de la comarca de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai junto con Guernica y Luno, con alrededor de 17 000 habitantes.

Fundada en 1236, la villa ostentó el título de «Cabeza de Vizcaya» desde el año 1476 hasta 1602, siendo la principal población del Señorío de Vizcaya. Es por ello por lo que Bermeo gozó de ciertos privilegios y de mayor relevancia frente al resto de villas en las Juntas Generales de Vizcaya.

Actualmente su economía se basa mayoritariamente en la pesca y en las conservas de pescado. Hay diversas empresas ligadas al sector marítimo dedicadas a la fabricación de motores diésel y artículos para embarcaciones, así como instalaciones terrestres de generación de energía.

En el puerto no solo se trabaja con el pescado; existe una zona portuaria comercial que recibe diversa materia prima durante todo el año. Encontramos en el mismo muelle empresas de consignación de buques y grandes almacenes.

Se encuentran en la localidad también diferentes empresas ligadas a la industria maderera.

Otra empresa destacable es la plataforma de gas Gaviota, que entre los años 1986 y 1994 extrajo diez millones de metros cúbicos de gas natural. En 1995 el yacimiento fue reconvertido en un gran depósito de gas importado de terceros países, ya que su estanqueidad natural y su lejanía de la costa lo convierten en doblemente seguro.

Este enorme almacén, propiedad de Repsol y gestionado por Enagas, se encuentra en el subsuelo marino, bajo una capa de agua de 106 metros y en una zona de roca caliza a una profundidad de entre 2100 y 2700 metros. Perforado y entubado en cinco puntos a diferentes alturas, en verano se inyecta el gas para su almacenaje y en invierno se extrae para consumo. La Gaviota está formada por una plataforma terrestre y otra marina.12​

Posee además diferentes atractivos turísticos como la ermita, la torre Ercilla (Museo del pescador), la Puerta de San Juan, el casco antiguo, la Atalaya o su acogedor puerto.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Fotos: Bianca Baust

Artículos relacionados:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Nuestro tiempo” (2018): La película más redonda de Carlos Reygadas. ¡Excepcional!

Carlos Reygadas es un director singular, su cine, para bien o para mal, es diferente. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO