Home / Cine Español / En la muerte de Adelaida García Morales

En la muerte de Adelaida García Morales

La  noticia de la muerte de Adelaida García Morales me cogió de viaje, en concreto en dirección a las Rías Baixas. A mi regreso a la aldea donde viven mis padres, Pino, en el interior de Lugo, por problemas con las conexiones a internet no pude escribir como se merece. La próxima semana publicaré, una vez de regreso en Barcelona, un artículo mucho más amplío sobre una de las figuras destacadas de la literatura española de las últimas décadas.

Siempre quise conocer a Adelaida García Morales. Ahora será, ya, imposible.

Mujer discreta y a la que no le gustaba aparecer en los medios, fue mi conocida a partir del estreno de la película de Víctor Erice, «El sur», que estaba inspirada en un relato breve suyo.

Adelaida nació en Badajoz en 1945 y ha muerto en la localidad de Dos Hermana (Sevilla), donde residía junto a su hijo mayor, el pasado 22 de septiembre, a los 69 años.

los 13 años se traslada a Sevilla, de donde eran sus padres vivirá gran parte de su juventud. Se licencia en Filosofía y Letras en 1970 en Madrid y allí también estudia escritura de guiones en la Escuela Oficial de Cinematografía, donde conoce a Víctor Erice con el que se casaría más adelante y con el que tuvo un hijo.

Trabajó como profesora de secundaria de lengua española y filosofía, fue modelo, actriz, formando parte del grupo de teatro Esperpento, y también traductora en Argelia.

Recuerdo todo lo que disfruté leyendo su libro de 1985 que contenía dos relatos «El Sur» y «Bene». Tuvo excelentes críticas.

Con su siguiente obra, «El Silencio de las Sirenas», que transcurre en una localidad de las Alpujarras, donde vivió durante muchos años y que le sirvió de inspiración, obtuvo el Premio Herralde de Novela. La autora fue, además, galardonada con el Premio Ícaro por Diario 16.    Escribió 12 libros, el último fue la novela de 2001 «El testamento de Regina».

Precisamente «El sur» es una película referencial e imprescindible del cine español que protagonizaron Iciar Bollaín y Omero Antonutti. Se estrenó en Madrid en 1983 y fue producida por Elías Querejeta.

En la «Gaviota», una casa de las afueras de una ciudad norteña, viven Agustín Arenas, hombre del sur, médico y zahorí; Julia, su mujer, maestra represaliada tras la Guerra Civil;  y Estrella, la hija de ambos. Estrella va creciendo y se encuentra fascinada por su padre, al cual observa en todo momento, pero al que no comprende en absoluto. Ella crece y vive feliz, ajena a los problemas de su madre, una persona eternamente amargada que fue castigada por el régimen fascista del general Francisco Franco  tras la Guerra Civil. Una tarde, Estrella se encuentra a su padre sentado en un café y es entonces cuando descubre el secreto que éste guardaba: una relación amorosa con otra mujer.

Adelaida García Morales había dicho que «(…) que escribía para la memoria, nunca para publicar». Posiblemente, de ahí ese lado fascinante y secreto que sus obras poseen. De ahí también que con la niña de «El Sur» ese secreto se convirtiera en el de toda una generación de mujeres cuyo origen no era el de la clase media urbana.

Pese a que ha muerto con escaso reconocimiento, me parece que Adelaida García Morales ha sido una de las mejores escritoras de la segunda mitad del siglo XX.

Desde nosolocine.net, y aunque en esta ocasión algo tarde, quiero enviar un abrazo a su familia, a sus amigos y a todas las personas que han disfrutado con su Arte.

¡Descanse en paz!

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

About JLP jose

Check Also

Programa 226 de No Solo Cine en las Ondas

“Cuando baje la inspiración, que me pille trabajando”. Pablo Ruiz Picasso   Os ofrecemos ahora …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO