Home / Ecología / Entrevista a Alberto Díez Mitxelena, director de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales

Entrevista a Alberto Díez Mitxelena, director de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales

Hace un par de semanas formé parte en el ateneo barcelonés en una mesa redonda sobre el documental de Enric Urrutia, “La barbacoa”. El acto comenzó con una presentación de Lluis Reales. En la mesa redonda participé junto a Ángeles Parra, Enric Urrutia, director del film, Carlos López y Alberto Díez Mitxelena, director desde 2005 de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) que representa en España a EurogroupforAnimals. En este acto nació esta entrevista, ya que al finiquitar rápidamente me confirmó su interés en hacerla.

Alberto nació en Rentería (Guipúzkoa) y reside en Madrid. Es licenciado en Geografía por la Universidad de Salamanca.

J.L.P: ¿Cómo conoces a Enric Urrutia? ¿cómo surge tu participación en “La barbacoa”?

2012-03-17 01.35.53Alberto Díez Mitxelena: Fue el insaciable sentido de búsqueda de Enric el que dio conmigo. De alguna manera consiguió mi número de móvil y me llamó un sábado por la mañana de hace ya algunos años. Yo estaba de compras por la calle Fuencarral. Me senté en un banco al sol y estuvimos hora y media al teléfono. Enric me explicó su proyecto. En ese momento yo lo interpreté como una iniciativa vegetariana más, en cinemascope, limitada al consumo interno de los ya vegetarianos. Tanto Enric como yo somos de habla rápida así que en hora y media dimos un repaso a posibilidades, exageraciones, realidades y mentiras que se cuentan sobre la industria cárnica. Enric consideró que mi aportación podría encajar en su proyecto y yo no podía desaprovechar la oportunidad de encajar en él.

J.L.P: ¿Qué sensación te da el documental de Enric y qué impresión te genera una mesa redonda como la del Ateneo barcelonés?

A.D: El documental disecciona una realidad, mal contada muchas veces, tergiversada otras, sujeta a arduos y apasionados debates y con importantes implicaciones éticas, económicas y sociales. A pesar de la complejidad del tema creo que el documental refleja los diferentes puntos de vista, sus contradicciones. Invita a la reflexión sin ser proselitista lo que es muy difícil de conseguir cuando te enfrentas a temas polémicos, con muchos intereses cruzados y que se viven con mucha pasión

Vegetarianos y veganos, o sea, concienciación ética, sostenibilidad medioambiental, consumidor responsable y bien informado. Muy bonito para un Ateneo. Ahora bien, no nos engañemos. Otros hubieran sido los temas de haber estado presente el otro lado de la balanza (productores, industria, distribuidores) que habría impuesto un tono diferente y probablemente menos intelectual. Estudios de impacto económico y social, costes de materia prima o de aplicación de normativas sanitarias y de bienestar animal, esquemas de garantía y etiquetado, reparto de valor añadido o de costes en la cadena alimentaria… Esas gentes no suelen acudir a estos foros bien porque hablamos lenguajes diferentes o bien porque no les importa. El vegetarianismo les deja indiferentes. No comen carne. No son sus clientes.

J.L.P: ¿Cómo te incorporas a ANDA?

A.D: Empecé trabajando en un albergue de recogida de animales abandonados. Desde ahí, tomé conciencia de que además de los perros y los gatos también existían animales de granja y no solo existían sino que además eran muchos, muchísimos, la mayoría. Empecé primero a interesarme y luego a preocuparme por su forma de vivir, de transportarse y de sacrificarse. No tengo la paciencia necesaria para pensar a largo plazo ni el interés por las arduas discusiones filosóficas. Yo quería hacer algo práctico, que supusiera una mejora, por pequeña que fuera, inmediata, tangible y progresiva. Además me apetecía trabajar en el campo, estar en contacto directo con los animales, con los ganaderos, con los transportistas, con los matarifes, convencer desde abajo de que las cosas podían hacerse de otra manera. Comprender su lenguaje, explicar el mío. A la gente de ANDA ya la había conocido en mi estancia en el albergue y me gustaba su forma de enfocar este problema que coincidía bastante con la mía. Así que anduve con el radar puesto y en cuanto tuve una oportunidad, me colé… y hasta hoy

J.L.P: ¿En qué situación se encuentra la industria cárnica en nuestro país?

A.D: Bueno, como industria que es, con los problemas que todas las industrias tienen en los tiempos que corren. Antes he comentado que la industria cárnica es indiferente con respecto al vegetariano. Ni le va, ni le viene. Desgraciadamente no lo es con respecto al resto de los mortales a los que tiene acosados para aumentar su consumo de carne hasta niveles absurdos que rayan con lo peligroso. Al mismo tiempo abre nuevos mercados en países que al mejorar sus niveles de renta, introducen o incrementan de forma exponencial el consumo de carne en su dieta (Turquía, países árabes, China o Rusia).  Aquellas industrias que pretendan competir en el mercado convencional de productos baratos con todos los criterios, incluidos los de bienestar animal, bajo mínimos para reducir costes, lo tienen bastante difícil ya que la competencia de países como Argentina o Brasil va a desplazarlos sí o sí. Aquellas industrias que apuestan por la calidad e introducen altos niveles de protección animal en su producción ofreciendo productos de alto valor añadido sobrevivirán mejor en el mercado de la Unión Europea donde el consumidor está más concienciado con la calidad de que compra. Comprar menos pero mejor. Al final del mes el gasto invertido es el mismo.

J.L.P: ¿Cuáles son las líneas de actuación de ANDA?

A.D: En relación con los animales de granja ANDA actúa vigilando el cumplimiento de la legislación vigente sobre bienestar animal. Actuando a pie de calle obtenemos información muy valiosa que luego utilizamos para solicitar nueva legislación, mejorar la existente o denunciar a los reincidentes, que aquí también existen. Desde esta perspectiva se realizan visitas a granjas, seguimientos de transportes de animales o aparecemos por mataderos, mercados y ferias de ganado, puertos de salida de buques de ganado o centros de concentración. Todo ello documentado con material de video y fotos y con el informe correspondiente que posteriormente utilizaremos en nuestra labor de denuncia o lobby. Independientemente de las diferencias de criterio mayores o menores que puedan existir, mantenemos una relación directa y fluida tanto con las autoridades competentes en materia de bienestar animal como con los representantes de los distintos sectores profesionales (productores, transportistas, industria cárnica). La inmensa mayoría de la legislación existente nace en Bruselas y si en España no nos hacen caso es allí donde tenemos que acudir. Por este motivo colaboramos con otras importantes asociaciones europeas en este campo como Animals´ Angels o Eurogroup for Animals.

J.L.P: ¿Crees que la crisis llevará a la sociedad a hábitos alimentarios más saludables?

A.D: Pues en principio, no. La crisis no provoca necesariamente un descenso en el consumo de carne sino un desplazamiento hacia gamas productos de baja calidad, más baratos, con menores niveles de protección animal o hacia productos procedentes de animales que como el pollo o el cerdo se crían de forma más intensiva, más agresiva para el animal, y a precios más baratos. El engaño de la industria cárnica funciona. La gente no reduce el consumo, compra a menor precio. El ganadero que atiende esta demanda se ve obligado a producir más y más barato. Su margen comercial disminuye. ¿Cómo hacerle entender la trascendencia del bienestar animal a alguien que solo busca continuar en el negocio?

J.L.P: ¿Cuales son los aliados estratégicos de anda?

A.D: Algunos tan evidentes como las asociaciones protectoras de animales o el SEPRONA. Otros que no son tan evidentes pero que a lo largo de los años nos han ayudado mucho en nuestro trabajo como la asociación nacional de mercados de ganado (ASEMGA); algunos camioneros de las compañías de transporte de ganado tan dolidos como nosotros por ciertas prácticas; ciertas asociaciones profesionales de ganaderos, en especial las de pequeños ganaderos y también algunos técnicos de la administración tanto regional como nacional o profesionales veterinarios.

J.L.P: ¡Gracias, Alberto!

A.D: ¡Muchas gracias a ti, José!

José López Pérez

Fotos: Bianca Baust

 

 

About JLP jose

Check Also

Entrevista a Aina Clotet que protagoniza uno de los episodios de la película “7 razones para huir (de la sociedad)”

Mañana se estrena en 25 cines, con distribución de Syldavia (Emilio Oliete Jr), “7 razones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO