Home / Ecología / ENTREVISTA A JOSEP Mª MALLARACH. “LA RAZÓN POR SI SOLA ES INCAPAZ DE PROMOVER CAMBIOS DE ACTITUDES PROFUNDOS”

ENTREVISTA A JOSEP Mª MALLARACH. “LA RAZÓN POR SI SOLA ES INCAPAZ DE PROMOVER CAMBIOS DE ACTITUDES PROFUNDOS”

Josep Mª Mallarach tiene un currículo imponente y una sabiduría erudita. Pero no sólo eso. Tiene un discurso, también, irredento y clarificador. Junto a Pedro Burruezo, director de The Ecologist, llevarán a cabo un debate a dos bandas en BioCultura en el que abogarán por una visión sagrada de la naturaleza como paso primero en el camino hacia la restauración de una sociedad verdaderamente sostenible. La cita es el sábado 9 de mayo a las 18,30 h en la sala 7 de BioCultura Barcelona. El debate promete no dejar a nadie indiferente… Aquí, el propio Burruezo le entrevista para deleite de toda la audiencia, pues sus palabras traen paz, claridad y orden.

1Josep Mª Mallarach nos dice: “Desde hace más de treinta años trabajo en la conservación de la naturaleza, especialmente en la planificación, gestión y evaluación de áreas protegidas y la formación de sus profesionales. Durante la última década he orientado mi actividad hacia espacios que además de sus valores naturales conjugan grandes valores culturales y espirituales, es decir, espacios naturales sagrados, lo que me ha permitido aprender y colaborar con sus custodios tradicionales en diversas culturas y tradiciones espirituales”. Es el coordinador de Silene, una asociación sin ánimo de lucro, establecida en Catalunya, vinculada al Grupo Especialista en Valores Culturales y Espirituales de las Áreas Protegidas, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que ofrece servicios y recursos para facilitar la incorporación del patrimonio cultural intangible y los valores espirituales en la divulgación, el uso público, la planificación o la gestión de áreas naturales. Dispone de un centro de documentación en www.silene.es.

2-¿Por qué el movimiento ecologista necesita incorporar a su idiosincrasia los valores espirituales para tener una mayor efectividad, según tu opinión?
-En la mayoría de los países donde la religión es socialmente influyente, y en todos aquellos que tienen pueblos indígenas, los valores espirituales se esgrimen de manera natural, junto con los valores naturales y culturales. El caso de los países occidentales más secularizados (un 15-20% de la Humanidad) es distinto, ya que la mayoría de sus movimientos ecologistas han tendido a ignorar los valores y significados más profundos de la naturaleza, con independencia de lo que sus miembros puedan creer o pensar. Esta actitud ha creado barreras para conectar con las motivaciones más profundas que los seres humanos tenemos para querer vivir en armonía con la Tierra y nuestros semejantes. El reduccionismo materialista ha obstaculizado deseables alianzas no sólo entre organizaciones ecologistas y organizaciones religiosas sino también con numerosas personas que, aún sin afiliación religiosa, se consideran espirituales.

UN LENGUAJE ESPIRITUAL
3-¿Y por qué la educación ambiental no puede ser exclusivamente racionalista?

-Pues porque la razón, por si sola, es incapaz de promover cambios de actitudes y estilos de vida que vayan contracorriente en un entorno dominado por una propaganda consumista omnipresente y sumamente eficiente, por más irracional que sea. Porque resulta que la mayoría de las decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana no son racionales, sino esencialmente intuitivas o emocionales. Los publicistas lo saben muy bien y la neurociencia lo explica con detalle. Los mensajes de la educación ambiental deben ser racionales, ciertamente, pero deben dirigirse a todas las facultades humanas, especialmente las emocionales y supraracionales o espirituales. Ello requiere utilizar otros lenguajes, por ejemplo los artísticos, más vinculados a la naturaleza. Sólo aquellos mensajes que conectan con valores profundos y se acompañan de emociones positivas poderosas tienen la capacidad de catalizar cambios en las rutinas e inercias que nos atrapan.
-¿Por qué hay tanta gente que confunde lo que hacen los presuntos seguidores de una tradición espiritual, sus desviaciones, sus errores, con la esencia de esa tradición en sí, sea cual sea?
OLYMPUS DIGITAL CAMERA-Creo que se puede atribuir a la conjunción de dos factores principales: Por un lado, escasean los ejemplos de coherencia de vida con los principios de las tradiciones espirituales al mismo tiempo que las modalidades de decadencia y corrupción abundan. Por el otro, en un ambiente de secularismo laicista existen muchas barreras que dificultan ir a las fuentes originales para examinar sin perjuicios las sabias orientaciones que prescriben para vivir en armonía con el entorno natural.

LOS PROYECTOS
-Háblenos de proyectos en los que haya colaborado…

-A nivel español quiero destacar la coordinación de un proyecto participativo de la organización EUROPARC-España que permitió elaborar un manual para integrar el patrimonio inmaterial, con sus valores culturales y espirituales asociados, en todas las etapas de las áreas protegidas. Salió publicado en 2012 y fue una primicia mundial que ha estimulado la elaboración de un manual equivalente, pero éste de ámbito global, en el que ahora mismo estoy trabajando. A nivel internacional, en calidad de asesor de UICN en el Programa Sitios de Patrimonio Mundial Natural o Mixto (natural-cultural) con interés religioso, he tenido la fortuna de poder conocer, desde dentro, algunos de los sitios naturales sagrados más significativos del mundo, así como sus custodios tradicionales, por ejemplo el estado monástico de Aghios Oros, dentro de Grecia.
-¿Podría hablarnos de ese estado en el que tenemos entendido que los monjes han conservado el entorno natural en un estado realmente emblemático?
-Se trata del único estado monástico del mundo, que sigue rigiéndose por el mismo sistema de gobernanza autárquico pan-ortodoxo que estableció hace once siglos. Su territorio es una península montañosa, en la que destaca el Monte Athos, de más de 2.000 m de altura. Tiene su acceso terrestre cerrado, con cuotas de peregrinos muy limitadas y conserva un patrimonio natural y cultural realmente excepcional a nivel mundial, por lo que fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial Natural y Cultural por la UNESCO. Es una demostración singular de cómo la aplicación radical, consecuente y perseverante de los principios cristianos conlleva un alto grado de armonía con la naturaleza.

LOS IDEALES MÁS ELEVADOS
-¿Qué le llevó a usted, concretamente, a adentrarse en el mundo tradicional más esencial y cómo se produjo la vinculación con la ecología profunda?
Es una larga historia. Destacaría el haber tenido el privilegio, desde mi adolescencia, de conocer a maestros y maestras eminentes de distintas tradiciones espirituales del mundo que encarnan los ideales más elevados de su cultura o civilización con gran coherencia. Así descubrí la sabiduría perenne que se manifiesta en múltiples formas, adecuadas a distintos pueblos, etnias, culturas y ecosistemas, y constaté la concordancia profunda que existe entre los principales valores y virtudes de la Humanidad, como la humildad, la generosidad, la sinceridad, la honestidad, antídotos del orgullo, el egoísmo, la mentira y la corrupción. Por consiguiente, estoy convencido de que existe una ecología profunda vinculada a cada tradición espiritual de la Humanidad, siempre que la tradición en cuestión no haya degenerado.
-¿Por qué la destrucción del medio ambiente empezó en Europa Occidental? ¿Por qué no en otros sitios? ¿Qué pasó aquí? ¿Qué tiene que ver Lutero con todo esto?
Es difícil de resumir, pero podría decirse que, a partir del antropocentrismo del Renacimiento, se produjo una pérdida gradual de una parte de la espiritualidad cristiana, la más vinculada a la naturaleza, lo que permitió la gradual secularización del cosmos. La reforma luterana, con la intención de eliminar todo aquello que consideraba accesorio y recuperar lo esencial, suprimió prácticamente toda la dimensión cósmica del cristianismo: los vínculos sacramentales con la naturaleza, los sitios y lugares naturales santos, las peregrinaciones, las órdenes monásticas contemplativas, etc. El materialismo positivista de los siglos XVII y XVIII no hubiera podido surgir de las iglesias cristianas orientales (ortodoxos, coptos, etíopes, etc.) puesto que su teología de la naturaleza, que enfatiza el carácter sagrado de la Creación, lo hacía imposible.

LA AMPUTACIÓN PERMANENTE
-¿Vivimos en el mundo del eufemismo absoluto?

-Vivimos en una sociedad saturada de palabras y ruidos, donde la mayoría de los conceptos fundamentales de la cosmovisión de nuestros ancestros han sido amputados o tergiversados, donde el lenguaje se corrompe y los eufemismos de conveniencia son reiterados por los medios de comunicación masiva hasta la saciedad. Por ello resulta tan necesario que todos los que somos conscientes de la envergadura de este problema luchemos contra la confusión y corrupción terminológicas, y nos esforcemos en recuperar un lenguaje más claro, sencillo, adecuado, unívoco e íntegro.
-¿Por qué nadie, ni en el movimiento ecologista ni en la izquierda, lucha contra la usura, cuando es uno de los peores males del mundo, con consecuencias medioambientales desastrosas, y también sociales?
-La usura es una piedra de toque ante la cual hay que concluir que el sistema materialista tecnocrático ha sido capaz de engullir derechas, izquierdas y muchos movimientos ecologistas, hasta el punto que gran parte de los que se consideran antisistema acaban alimentando sus errores. La usura -o economía especulativa- está en manos de unos poderes fácticos que no tienen nada de democráticos y que reducen, cada vez más, el escaso margen de libertad que tienen los poderes públicos. Por lo tanto, hasta que no pueda ser desmantelada la usura sistémica, no creo que sea posible revertir las tendencias globales destructivas que ella alimenta y suscita sin cesar.

Pedro Burruezo

DESPIECE

VOLVIENDO A LO SAGRADO

INTENTANDO ESQUIVAR EL DESASTRE

-¿Se atreve a darnos una visión del mundo de aquí a dos o tres décadas? ¿Los desastres medioambientales se sucederán y caminaremos hacia un desastre anunciado? ¿Es posible revertir la situación?
-Desde hace más de dos décadas la comunidad científica internacional ha consensuado el diagnóstico de que las tendencias dominantes nos llevan al colapso ecológico global, y que el desarrollo tecnológico no puede evitarlo si no se produce un cambio profundo de valores. Cada evaluación realizada, como la de los Ecosistemas del Milenio de la ONU, lo ratifica con más evidencias. Lo mismo dicen, con otros lenguajes, los principales líderes religiosos y de los pueblos indígenas del mundo. A pesar de ello, la mayor parte de las sociedades ricas, anestesiadas por el consumismo, no aceptan este diagnóstico que cuestiona radicalmente el estilo de vida irresponsable y despilfarrador, confiando en que la tecnología les salvará del desastre. Personalmente me alineo con aquellos que sitúan su esperanza en otro nivel más profundo: el del cambio de conciencia que impulse un cambio radical de estilo de vida, más feliz, frugal y sano, lo que no será posible sin la recuperación del sentido de lo sagrado.

Foto 1. Meditando debajo del Roc de la Marededéu, megalito convertido en altar de bendiciones en el Turó de St Gabriel, cerca del santuario de El Miracle (Solsonès), uno de los lugares donde se ofrece un curso estacional sobre naturaleza y espiritualidad

Foto: EcoArchivo

Foto 2: Josep Mª en Jabal La’Lam protegida como hurm (lugar inviolable), debido a que en su cima se encuentra el morabito de ‘Abd al-Salâm Ibn Mashish, santo protector del Riff (Marruecos), junto con otros miembrode la Iniciativa Delos…

Foto 3: Participantes del segundo taller de la Iniciativa Delos en Ouranóupolis, donde se halla el acceso marítimo al estado monástico de Monte Athos (Grecia)

Foto: EcoArchivo

Foto 4: En la maloca de Yapú, distrito amazónico de Vaupés (Colombia), dirigéndose a una asamblea de líderes espirituales y políticos indígenas.

Foto: EcoArchivo

LA ENTREVISTA EN “EL HILO DE ARIADNA”

MALLARACH CON BEATRIZ CALVO

El Hilo de Ariadna es un program que dirige y presenta Beatriz Calvo en Ecocentro TV. Aquí entrevista a Josep Maria Mallarach.
Calvo nos dice acerca de esta entrevista: “Una exposición profunda y bella de las causas espirituales de la crisis global en la que vivimos. El Dr. Josep María Mallarach, miembro de las Comisiones de Áreas Protegidas y de Políticas Ambientales de la (UICN), nos va desgranando los valores insertos en las distintas tradiciones religiosas, que son universales, compartidos por todos, y que nos pueden ayudar, no sólo en la conservación de la naturaleza, sino también para realizar una vida en plenitud. Pura ecosofía”.

https://youtu.be/TKzzmSPjgZk

 

 

 

About JLP jose

Check Also

Entrevista a Jaumet Navarro: Protagonista, director, productor y guionista del cortometraje «Respiremos profundamente»

«Lo bueno, si breve, dos veces bueno». Baltasar Gracián.   Me interesan especialmente los cortometrajes, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO