La entrevista tuvo lugar en los cines Verdi Park del barrio de Gracia de Barcelona en un ambiente de total cordialidad y con un saludo efusivo dado que hemos coincidido en varias ocasiones.

María Valverde es posiblemente la mejor actriz de su generación. En la entrevista se ha mostrado cercana, lúcida y con muchas cosas que contar.

J.L.P En primer lugar quiero felicitarte por esta película en la que todos los intérpretes estáis a gran nivel

María Valverde: ¡Muchas gracias por tus palabras José! ¡te lo agradezco mucho!

J.L.P: ¿Cómo preparas este personaje de la película “A puerta fría” qué es muy diferente a lo que has hecho hasta ahora?

María Valverde: Hablé mucho con Xavi Puebla, el director y la verdad que fue muy fácil, porque cuando tienes un guión bueno que está tan bien escrito y los personajes están tan bien definidos, pues te centras en eso y en ver cuál es el subtexto de cada secuencia. Lo que queríamos Xavi y yo era jugar con los secretos ocultos y las cosas que no se dicen y no se van a decir nunca, para que el espectador pueda participar así en esos pensamientos, decidir si es verdad o es mentira. La verdad es que fue fácil, porque teniendo a Antonio Dechent en frente, que es un gran actor, con simplemente mirarle y decir lo que tenía que decir y hacer lo que tenía que hacer.


J.L.P En la película se nota que hay mucha química entre vosotros dos

M.V: Sí, así es. Todo ha sido divertido, fácil, entrañable. Ha sido muy gratificante trabajar con Antonio, además tenía muchas ganas de trabajar con él. El respeto que Antonio tiene hacía mí, lo único que puedo hacer es devolverle el mismo respeto. Es maravilloso cuando trabajas con compañeros que respetan tu trabajo y tu espacio, tu manera de ser. Antonio es una de esas personas, me ha dado mucho.
J.L.P La última vez que hablamos todavía no había visto “Madrid, 1987”, quería hacerte una pregunta sobre esa película que me parece junto a “La flaqueza del bolchevique” lo mejor que has hecho en cine

M.V: ¡Totalmente de acuerdo!

J.L.P ¿Cómo logras estar tan brillante en “Madrid, 1987? En esta película te desnudas en cuerpo y alma y haces un trabajo junto a Pepe Sacristán, extraordinario y  que no ha tenido el reconocimiento que sin duda merece

M.V Para mi “Madrid, 1987” igual que “A puerta fría” y “La flaqueza del bolchevique” son películas joya en mi carrera, soy consciente de eso. La pena es que “Madrid, 1987” no ha llegado a donde tenía que llegar y la pena es que todo el mundo ha reconocido el trabajo que David Trueba ha realizado tanto escribiendo un guión brillante como teniendo el valor de producir él solo esa película y de llevarla por el mundo entero. Estar en películas así es lo mejor para un actor. En este caso solo tengo halagos hacia todo el equipo de la película, sobre todo hacia Pepe y hacía David que para mí han sido unas “personitas” maravillosa y que no tuve ninguna duda en el momento en el que acepté hacer el papel. Tuve dudes antes de rodarla porque me dio un miedo atroz, creo que el miedo me hizo moverme y acertar haciendo esa película.

J.L.P Tienes varias escenas en las que llevas el peso de la película

M.V Es muy complicado para un actor escuchar. Manuel Martín Cuenca el primer director con el que trabajé eso fue lo primero que me dijo. Fue lo más brillante que me han dicho nunca: ¡Escucha, María, escucha! A veces los actores no escuchamos, decimos nuestras líneas y ya está. La interpretación es el escuchar, no solamente es el decir. Ese fue un aprendizaje que Manuel me enseñó y que a día de hoy lo tengo como lo más importante a la hora de trabajar y con David Trueba eso es con lo que realmente trabajé, porque mi personaje en “Madrid, 1987” no habla mucho, escucha al personaje de Sacristán.

J.L.P ¿Qué proyectos tienes ahora en marcha?

M.V: Ahora estoy en pleno rodaje de una mini serie para TeleCinco que se llama “Hermanos” y tengo por estrenar “La mula” que se rodó hace años, se estrena el 10 de mayo.

J.L.P: Sí y antes va al festival de Málaga.

M.V: Exacto. Estoy esperando saber cuando se estrenan “Libertador” y “Broken horses” que son las dos últimas películas que he rodado

J.L.P ¿Cómo ves que por la crisis o el motivo que sea una película tan buena como “A puerta fría” tarde un año en estrenarse y en tan pocas salas?

M.V: La verdad es que los artistas de todo esto no sabemos, no entendemos y nos sentimos apenados, tristes y desubicados. Son cuestiones de negocios y de dineros y de cifras, pero bueno si puedo decirte que somos los perjudicados al fin y al cabo.

J.L.P Para cerrar, la última pregunta en esta ocasión ¿en qué crees que ha cambiado María Valverde desde que hiciste “La flaqueza del bolchevique” hasta ahora?

M.V: He cambiado en la seguridad. En la seguridad de hablar, de tomar decisiones. Un poco también en sentir más responsabilidad de la que tenía cuando empecé, pero vamos he cambiado poco, las bases son las mismas.

J.L.P ¡Muchas gracias una vez más, María!

M.V ¡Muchísimas gracias a ti, José, ha sido un placer! Espero que volvamos a hablar pronto. Un abrazo

José López Pérez

Fotos: José López Pérez