El pasado sábado os presentamos “Eloy”, un excelente cortometraje. Hoy vamos a conversar con su directora Victoria Solano. Nacida en Colombia, actualmente vive en Argentina.Estudió medios audiovisuales con énfasis en cine en Colombia, e hizo una maestría en periodismo en la Universidad de San Andrés, en Argentina. En Colombia trabajó funtamentalmente en como directora de post-producción de programas institucionales y culturales, involucrándose esporádicamente en la asistencia de dirección de comerciales.

En el año 2011 ganó el fondo de PROIMAGENES EN MOVIMIENTO por el guión del cortometraje: ¨Los Helados del Cumbal¨ . En el rodaje Victoria fue asistente de dirección y posteriormente lideró el proceso de montaje del proyecto.

En Argentina publicó investigaciones y minidocumentales para grandes medios como clarín.com, desempeñándose como periodista audiovisual.

En el año 2012 fundó la productora Clementina Producciones, con la que participó en el concurso CINEXPERIENCIA MDQ como directora del cortometraje ¨Eloy¨, mejor corto profesional del concurso. Posteriormente el corto hizo parte del ciclo de cine COSTA CINE, realizado en la ciudad de Concordía, Argentina.

Actualmente se encuentra en la post- producción de su documental 9.70. La película fue incluida en el catálogo de proyectos de DOC BUENOS AIRES 2012 y participó en la rueda de negocios VENTANA SUR, en el mes de abril será emitida por el CANAL TELESUR.

J.L.P: ¿Cómo surgió “Eloy”?

Victoria Solano: Marco Cartolano, que es el guionista, y yo teníamos una fuerte inquietud por empezar a realizar nuestros proyectos de manera independiente, no queríamos esperar convocatorias o patrocinios. En ese momento nos enteramos de la existencia de un concurso en el que teníamos que rodar nuestra historia en 24 horas: Cinexperiencia, ese fue el empuje que necesitábamos para convertir ese monólogo inicial que era Eloy en un cortometraje. Se unió la oportunidad de Cinexperiencia con los deseos que teníamos de rodar.

J.L.P: ¿Qué fue lo más difícil del rodaje?

V.S: “Eloy” fue mi primer proyecto como directora, tenía muchas preguntas, muchas propuestas y ganas de probar algunas cosas, pero todo esto se dió en el marco de una competencia. Teníamos que rodar cerca de 86 planos en 24 horas, completamente en exteriores. Yo sentía que no tenía espacio para el error, éramos 8 personas que estábamos ahí y todos habíamos hecho esfuerzos de toda índole para estar en el rodaje, algunos  hasta tuvieron que pedir permiso en su trabajo para poder participar. Como dije antes, sentía que no me podía equivocar. Tenía la responsabilidad de responderle al equipo técnico, a los actores y a los extras que se entregaron por completo al proyecto. Así que había que hacerlo bien, había que maximizar el  tiempo y lograr un producto que fuera competitivo para el concurso. Todo esto por primera vez.

J.L.P: ¿Qué referentes cinematográficos tienes?

V.S:La verdad son muchos y de maneras diferentes, por ejemplo, de Jean- Pierre Jeunet, me encanta la capacidad que tiene de crear mundos  y sumergirnos en ellos. De Stanley Kubrick me gusta la limpieza cinematográfica que tiene, los planos simétricos, las secuencias perfectas y la manera en la que logra describir a sus personajes en un solo plano. También me gusta el punto de vista único  de las historias que nos ofrece Tarantino en su cine, siento que puede traspasar cualquier temática y género parado desde su forma de ver la vida.

 

Últimamente he estado viendo mucho a Wes Anderson, respeto y admiro mucho la coherencia de su cine, son historias que se responden así mismas en todos los aspectos, existen mil formas de encararlas pero parece que cada decisión que toma va en el mismo camino de las otras. No puedo dejar de mencionar a Martín Scorsese,  que es para mí el mejor director de actores y a Cristopher Nolan que tiene la capacidad de jugar constantemente con nuestra mente de un lado al otro y de sorprendernos mientras vemos sus películas.Creo que todos ellos tienen algo en común, que es lo que los hace interesantes, y es el punto de vista único que ofrecen de las historias.

J.L.P: Háblanos ahora de tus proyectos

V.S: Mi proyecto más importante en este momento se llama Clementina Producciones. Se trata de una productora que estamos montando con Marco Cartolano. Clementina tiene como función contar historias y hacerse cargo de ellas desde su idea hasta su distribución. No queremos vivir de la publicidad o de los institucionales, no queremos tener clientes, queremos ser una especie de colectivo donde el cine no se haga de manera vertical, sino como una cooperativa de artistas que trabaja mutuamente por llevar buenas historias a la pantalla grande. Tenemos un gran equipo de artistas, actores y profesionales que nos acompañan en este sueño.

 

En ese sentido tenemos muchos proyectos. Estamos en la post-producción del documental 9.70, que será emitido próximamente en el Canal Telesur. En la producción de un minicorto llamado ¨Encandilada¨ y otro llamado ¨Dante y el sueño¨ que esperamos lanzar en el segundo trimestre de este año.

J.L.P: En España estamos padeciendo la mayor crisis que se recuerda y eso está afectando con gran impacto al cine ¿cómo veis todo esto en Argentina?

V.S: Yo pienso que el contexto de un país se ve reflejado en su cine, pero también tiene que ver con la manera en la que el estado lo mira y el lugar en el que lo pone. Yo viajé a Argentina buscando más oportunidades de hacer cine y me encontré con un país que le está apostando a exportar contenidos audiovisuales, un país que propone espacios como concursos, convocatorias, festivales, circuitos de exhibición y con Ventana Sur, que es la rueda de negocios audiovisuales más importante de Latinoamérica, todo eso habla de un entorno, un clima propicio para promocionar nuestro trabajo patrocinado por entidades estatales.

Todo lo anterior desde el punto de vista de la distribución, que es la parte más compleja del cine, por lo demás hacer cine hoy no es tan caro, está al alcance de nuestras manos, lo que más se necesita son buenas ideas y trabajar en ellas, eso fue  otra cosa que encontré acá, una gran cantidad de actores y otros artistas talentosos con ganas de dedicar esfuerzo y tiempo a estos proyectos. Es una gran llave lo que se está formando hoy en Argentina.Hoy en día hacer cine no es tan caro, se trata de tomar la decisión de hacerlo y encontrar la mejor manera de difundirlo, la gente sigue consumiendo contenidos interesantes. Yo estoy segura de que muchos directores talentosos de  España encontrarán la manera de seguir haciendo buen cine sin necesitar un gran presupuesto, lo importante es que los circuitos de distribución se mantengan vigentes y que se sigan escribiendo buenas historias que no tengan necesariamente como temática principal la crisis.

J.L.P: Los cortometrajes ya no se pasan en los cines que es su espacio de
visionado lógico y más adecuado ¿cómo ves la red como vehículo de transmisión de todos estos trabajos?

V.S: Actualmente  el cine, la televisión, la radio, los libros, todos los medios están en Internet, yo pienso que es una gran herramienta de difusión. Todos queremos ver nuestras películas en pantalla grande, pero no debemos subestimar el poder de internet, por ejemplo, sin internet hubiera sido imposible que un español viera “Eloy”, Internet es eso, es la posibilidad de llegar a una mayor cantidad de  público, sin tener que sacrificar la calidad.Claro que yo quiero que los cortometrajes se vean en festivales y en salas de cine o en tv, pero una cosa no anula la otra, para mi Internet es  la posibilidad de llegar a lugares y personas que de otra manera sería imposible. Y al final de la historia hacer cine adquiere significado cuando alguien puede ver tu trabajo.

J.L.P: Cineastas o películas favoritas.

V.S: Los cineastas los que mencioné y pues, casi la mayoría de sus películas. Me faltaría mencionar El Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos.

 

Curiosamente encontré un gran referente cinematográfico en la literatura, se trata de  un librito que se llama Lecciones de Cine, que para mí fue muy impactante, porque te permite ver al director fuera de la alfombra roja o del set de grabación que es lo que normalmente tenemos en el imaginario. Cuando empecé a leer este libro me di cuenta de que los grandes directores tienen dudas de cosas complejas y simples, que han tenido un proceso y que no se formaron de un día para el otro. En este momento ese libro es un gran referente audiovisual, es como a sentarse a tomar un café con los directores que admiras, poderles pedir consejo y darse cuenta que son tan humanos como tú.

J.L.P ¡Gracias, Victoria!

V.S: ¡Muchas gracias a ti, José!

José López Pérez