Home / Cortometrajes / Entrevista al cineasta Rubén Arnaiz

Entrevista al cineasta Rubén Arnaiz

En esta ocasión el tema central de la entrevista es el nuevo y excelente corto “Sentir, no decir”, pero también hablaremos de lo humano y lo divino, de cuestiones que hacen que la vida pueda ser maravillosa. Sin más preámbulos arrancamos

J.L.P: ¿Cómo surgió “Sentir, no decir”?


Rubén Arnaiz: El corto surge de la necesidad de control. Necesitaba rodar algo pequeño en duración (la primera norma que me impuse) así que me decanté por uno de mis temas recurrentes favoritos: la incapacidad de decir, o no decir lo que sentimos, en éste caso por miedo. El miedo es único, pero en asuntos románticos es provocado por diferentes factores, como el orgullo, que es muy peligroso. Eso lleva a la falta de autoestima, la incomunicacióny finalmente, los celos.

También tengo que decir que quería rendir homenaje al cine clásico, mi favorito, y en concreto a los films dramáticos de mi adorado Billy Wilder (con sus compinches guionistas Brackett, Diamond y compañía), por eso era tan importante encontrar una localización acorde. Buscaba un parque con lago, algo que pudiera ser la “versión española” del Central Park neoyorkino, y lo encontramos en Pinto (Madrid). Tengas o no dinero para construir decorados, alquilar castillos o pagar tasas, la localización es uno de los elementos más importantes en un proyecto. Si tienes una buena, la gente va a entrar en situación más rápido y se creerá lo que le cuentes. Aquí ha funcionado. 

J.L.P: Háblanos sobre el rodaje, la producción y la post producción del corto

R.A: La verdad es que fue un rodaje exprés, algo que necesitaba. Hablé con los actores un lunes, quedamos para ensayar un martes, y rodamos un miércoles (en realidad, en 2 horas y media del miércoles). La producción fue sencilla. Éramos el equipo mínimo necesario pero tuvimos los problemas lógicos que siempre ocurren en rodaje: no quieres viento, lo tienes, quieres que esté nublado, aparece el sol.  Lo normal en cualquier rodaje.Por lo demás, lo importante era encontrar  la localización, como decía antes. La post-producción fue relajada, algo que, he de decir, era nuevo para mí.

J.L.P: Ha sido un gran acierto la participación de Maitane San Nicolás ¿cómo la conoces y cuando decides que será la prota?

A la hora de buscar actriz siempre investigo. Miro fotos, veo videobooks, si puedo películas, cortos o spots completos. Me preocupa mucho que encaje con lo que estoy buscando, que siempre es muy, muy específico. Suelo quedar en lugares públicos, distendidos, para que esté relajada, observarla, ver sus gestos, mientras hablamos del proyecto, del cine, de la vida o lo que sea. Y con Maitane fue instantáneo. También influye el hecho de que le gustara tanto el guion. Parece redundante pero a veces se escriben guiones y la gente los acepta, sean buenos o malos, como si las opiniones no fueran bienvenidas, cuando todos somos espectadores con criterio, y sobre todo, personas con corazón y sentimientos. Maitane me dio una opinión sincera y romántica del guion y de la vida en general. Esa manera de abrirse es algo maravilloso, porque como director lo que necesitas es que la actriz, antes que cualquier otra cosa, crea en la historia y el personaje que has creado. Para mí no hay nada más emocionante que escribir, y ver como el personaje cobra vida.

J.L.P: ¿Se confirma que habrá una continuación?

R.A: Sí. Rodaremos en Bilbao antes de final de año. La historia está ambientada 1 año después. Lo mejor es que no produciré, así que podré centrarme en la dirección y en la pareja protagonista. Pero es complicado porque para escribir historias así necesito, digamos, introducirme en los sentimientos de los personajes, vivirlos (como hacen los actores), y para eso tengo que entrar en un estado emocional bastante chungo, y no me apetece, porque ahora estoy de maravilla (jajaja). Pero escribir desde “fuera” de esos sentimientos, más ajeno a los personajes, alimenta la creatividad, así que ésta secuela será más cínica, y con algo más de humor, algo que nunca he perdido.

J.L.P: Expláyate sobre tus proyectos.

R.A: De momento seguimos ultimando la post-producción del corto de ciencia-ficción psico-filosófico RS-1281, con temas similares a los de “SENTIR, NO DECIR”, que protagonizan Aranzazu Diez y Jesús Sard. Es un guion que me encanta, cuya idea surgió  de un sueño y que luego escribí junto a mi hermano Raúl, un gran guionista y dibujante de comics. La trama sigue la relación entre un humano (Sard) y un androide de I.A con aspecto femenino (Díez) en un futuro lejano.

 Además, éste mismo mes ruedo otro cortometraje, con la increíble Ana Calabozo, que es un “tour de forcé”, creo que para ambos, y que será la cosa más sencilla que he hecho nunca, y a la vez la locura más grande que haré jamás.

 Y ya mismo comenzamos, por fin, las aventuras de SANDRA MUNT (Aranzazu Díez) con su amiga ELSA (Emma Caballero). No voy a decir nada más hasta que empecemos el rodaje pues me he vuelto algo supersticioso.

 Por otro lado, tengo que reescribir el guion de “Order and Chaos”, cuya “option property” conseguí en la Summit de Productores y Guionistas que se celebró en Burbank el mes pasado y que es una historia universal sobre unos personajes perdidos por carreteras de la España rural (que ahora deberá ser la America profunda) que se encuentran a sí mismos, y lo que encuentran no es nada bueno. Un “EasyRider” con toques de “cine de Texas” (La matanza de Texas y Paris, Texas) y cine de “exploitation” de los 70 y 80. Una pequeña gran burrada en la que se mezclan sectas, acción, psicología y la esencia de la vida: sexo, drogas y mucho rock ‘n roll. Supongo que cuando lo acabe, me darán unos dólares por él, que luego allí dirigirá otro tipo para hacer un “directto DVD”, con reescrituras que harán desaparecer la historia original y muy posiblemente con Nicolas Cage de estrella (jajajaja). Yo quiero hacerla aquí, con gente de aquí y en español (¡si tengo ya interpretes en mente!), pero hacerla  aquí sin dinero significa “de gratis” o “por amor al arte”.

Y va a ser que no.

J.L.P: ¿Qué opinas de las declaraciones de Montoro y posterior respuesta de la Academia de Cine?

R.A: Los políticos son la auténtica MARCA ESPAÑA que tan ansiosamente quieren vendernos. Estamos en un país con una corrupción que llega hasta la raíz, pero no de ahora: ha sido así siempre. Desde Trajano, pasando por la Edad Media, Moderna, pasando por la República, la Dictadura y la falsa Democracia de hoy día, siempre ha sido un país de gente muy rica y muy sinvergüenza (ya sean Reyes o Políticos) y gente pisoteada y muy pobre (sean plebeyos, proletariado o votantes). Son los mismos personajes pero con distinta cara. En cuanto a la Academia. Yo no voy a decir nada. Prometo hacerlo el día que hagan una “carta abierta” explicando y pidiendo perdón, por la década de robos de Subvenciones, estafas  y puteos constantes a todos los gremios técnicos (incluidos los dos míos). Que se lo digan a Alfredo Landa, que lo contó en su libro, o las declaraciones de Peris-Mencheta sobre el rodaje de Capitán Trueno (pero sólo se hace eco en los medios cuando critica a los idiotas del Gobierno). Quizá así, limpiando nuestra casa, podremos dar ejemplo a éstos individuos que nos (mal) gobiernan. Pero mientras ellos y los que lo saben, callen… pues seguiremos jugando al “escondite inglés”.

Lo bueno de todo esto, lo que me hace ser optimista, es la maravillosa gente que se dedica en cuerpo y alma, a todas las ramas de ésta profesión, que son muchas y variadas. Y también saber que el cine va a sobrevivir a Montoro, a los políticos, a la crisis y a todo lo demás. Porque el arte se rebela, se expande, se transforma. Y el cine español  ya existía mucho antes de la Democracia y las subvenciones, realizándose miles de películas (MILES) y muchas, muchísimas, maravillosas. Si no que se lo digan a Berlanga, J.A. Bardem, Ferri, Forqué, Ossorio, Orduña… y lo tenían mucho más difícil que nosotros. Igual sin malas épocas, sin dictaduras, sin fraudes, no tendríamos “Surcos”, “Bienvenido Mr. Marshall”, “Muerte de un ciclista”, “La Caza”, “¿Quién puede matar a un niño?”, “La noche del Terror ciego”, “Atraco a las Tres”, “Calle Mayor”, “Tristana”, “El espíritu de la colmena”, y podría seguir, y seguir y seguir…

J.L.P: ¿Qué es para ti la vida?

Dos cosas. Por una parte, la LIBERTAD. El año pasado fue difícil para mí, así que hice una lista con 11 cosas que siempre había querido hacer (creo que incluso hice un grupo en Facebook), cosas que me permitían ser libre de prejuicios, huir de la rutina, de las ataduras de la vida, y ya he podido cumplir 10. Este año, por fin me siento “yo”, y gracias a esa libertad, en diciembre cumpliré mi último propósito: hacer un viaje con mi moto por España. Un viaje en grupo con moteros, para encontrarnos a nosotros mismos, volver a la esencia de lo que es ser humano y la libertad. Solos nosotros/as, la carretera y el horizonte. Espero encontrarme con Peter Fonda (jajaja)

 La otra es, por supuesto, el CINE. Mi vida es el cine, porque sin esto, no tendría propósito en la vida, pero no porque no pudiera hacer otra cosa (puede que ahora fuera portero de fútbol sala), sino porque no quiero hacer otra cosa. Dar un significado a tu vida, pero de verdad, mirarte al espejo y saber con todas tus fuerzas que es lo que más deseas, es un privilegio que te hace feliz y te da fuerzas ilimitadas, infinitas, para seguir peleando por ello.

 Eso, para mí, es la vida: un propósito, un sentido. Y la libertad para llevarlo a cabo.

J.L.P: Esto es todo en esta ocasión ¡Gracias, Rubén!

R.A: ¡Muchas gracias a ti, José, y mucha suerte con “Las tres vidas de Pedro Burruezo”.

José López Pérez

Foto: Raúl Barrero

 

About JLP jose

Check Also

El documental “Ruibal por libre” se estrena el 31 de octubre

Javier Ruibal (El Puerto de Santa María, Cádiz el 15 de mayo de 1955) me …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *