Home / Ecología / Esteban Zarauz entrevista a Cristina Fernández Armesto, socia de Casa Grande de Xanceda

Esteban Zarauz entrevista a Cristina Fernández Armesto, socia de Casa Grande de Xanceda

Publicamos ahora el segundo artículo, de una serie de 3, que aparecen en el número de enero-febrero y marzo de 2019 de la revista The Ecologist que dirige Pedro Burruezo. Y lo hacemos como siempre con autorización expresa. Aquí podéis recuperar el primer artículo de la serie.

 

Casa Grande de Xanceda es una granja ecológica familiar situada en el interior de A Coruña, Galicia. Nos dicen: “Cuidamos con mimo a 380 vacas que viven felices en nuestros prados y bosques ecológicos. Elaboramos productos lácteos ecológicos de alta calidad sin los tan usados espesantes, ¡sólo con leche fresca ecológica de nuestras vacas!”. Esteban Zarauz charló con Cristina Fernández-Armesto, socia de la empresa. Una manera de mantener vivo el rural y de respetar la fauna salvaje con un sistema harto peculiar. Impecable en todos los sentidos.

 

Cristina Fernandez-Armesto es socia de Casa Grande de Xanceda y nieta de los fundadores de la granja. Es la tercera generación de esta empresa familiar, que es la segunda mayor productora de leche ecológica de España y la primera de Galicia. Estudió Empresariales Internacionales y, tras trabajar durante años en una gran multinacional, se trasladó a Galicia para salvar de un cierre inminente la granja que sus abuelos habían fundado en los años 60. Hoy lidera la compañía con una plantilla de más de 45 empleados, con un destacado compromiso de bienestar animal, medioambiental y social.

 

 -¿En qué punto se encuentra vuestra empresa? ¿Cuál ha sido vuestra evolución desde los orígenes?

-Casa Grande de Xanceda la fundaron mis abuelos en los años 60. ¡Justamente este año celebramos nuestro 50 aniversario! Ellos disfrutaban viendo las vacas libres en los campos, y eso no ha cambiado. Pero sí hemos evolucionado: nos hemos certificado en agricultura ecológica y hemos dado el gran paso de transformar nosotros mismos la deliciosa leche ecológica de nuestras vacas en un producto sin añadidos innecesarios, deliciosos y muy sanos.

-¿Qué tienen vuestros productos que los hacen tan especiales?

-Lo que tienen es muy importante, claro: leche ecológica de vacas que salen a pastar TODOS los días a prados y bosques ecológicos con una rica biodiversidad y que, además, proceden de una granja familiar, que es motor de empleo rural en nuestra localidad.

Pero lo que NO tienen puede ser todavía más relevante: nada de leche en polvo ni natas añadidas: ¡sólo utilizamos leche fresca recién ordeñada! Y son de verdad ecológicos: ni abonos químicos, ni pesticidas, ni nada que dañe la naturaleza o la salud.

 

LA GRAN DISTRIBUCIÓN
-¿Qué pasa con el hecho de que la gran distribución haya encontrado un “nicho de mercado” en el sector ecológico? ¿Cuál es vuestra opinión?

-Que existan más productos ecológicos y de más fácil acceso para todos es una fantástica noticia y es un síntoma de lo que demanda la sociedad: productos más sanos y con un origen más comprometido con el medio. Sin embargo, muchos de esos productos son importados y para nosotros lo ideal es que sea un producto nacional, de cercanía; eso también es un componente ecológico y social muy importante. Para nosotros es fundamental también el comercio de cercanía, representado por pequeñas ecotiendas y supermercados ecológicos; por ello, una parte de nuestras referencias están reservadas en exclusiva para este tipo de establecimientos.

-¿Quiénes son vuestros clientes?

-De forma general podemos decir que nuestros clientes son personas preocupadas por lo que consumen y por el origen de los alimentos pero que tampoco quieren renunciar al sabor y a la calidad. Además, sabemos que nuestros clientes son personas con mucha sensibilidad animal que valoran mucho, por ejemplo, que las vacas salgan a pastar todos los días y que tengan una buena vida.

 

DEL PRADO A LA MESA
-Habladnos de vuestro sistema: qué comen los animales, dónde, cómo os proveéis…

-Nuestro sistema en la granja es 360º. ¿Qué quiere decir esto? Pues que nosotros nos cuidamos de cada paso del proceso de nuestro yogur: desde el prado a la mesa. Nosotros cultivamos la mayor parte de la alimentación de nuestras vacas de forma ecológica y cuidamos de prados y bosques ecológicos. Nosotros criamos y cuidamos a nuestras vacas desde que nacen en nuestra granja, las ordeñamos y, con la leche más fresca, elaboramos nuestros yogures ecológicos. Cerramos el círculo, lo que nos permite garantizar la máxima calidad en todas las etapas.  Además, recibimos más de 5.000 visitas anuales a la granja y cualquier persona (previa reserva) puede visitarnos y venir a comprobarlo: ese es nuestro máximo sello de transparencia y garantía.

-Explicadnos de qué manera utilizáis a los burros y los mastines para salvaguardar de forma preventiva al ganado del lobo…

-Nuestras vacas viven en los prados, y, si el tiempo lo permite, duermen bajo las estrellas, así que están expuestas a peligros como el lobo. En 2008 tuvimos muchos ataques de lobos con dramáticas consecuencias: perdimos 12 vacas, abortos, menos producción de leche, y mucho nerviosismo cada día entre las vacas y el equipo. Lo primero que hicimos fue preguntar a la Asociación del Lobo cómo podíamos mantener nuestras vacas en libertad y protegerlas del lobo, y su respuesta nos ayudó: mastines y vallas. Seguimos su consejo y colocamos vallas de 3 metros de altura en nuestras fincas y trajimos mastines a la granja. Entonces, me acordé de una experiencia que yo tuve en Namibia como voluntaria: en los poblados, utilizaban burros, que, con sus grandes orejas, oían si un guepardo estaba cerca, y avisaban rebuznando con un fuerte iiiaaah del peligro. Así que importamos la idea y conseguimos dos burros muy listos que ahora guardan nuestras vacas y si el lobo está cerca son los primeros en dar aviso. Con este sistema natural de seguridad y en colaboración con 5 grandes mastines no hemos tenido más ataques, y hemos logrado una fórmula pacífica de convivencia entre nuestras vacas y la fauna autóctona.

VEGANISMO
-¿Qué le diríais a un vegano?

-Lo primero: respetamos cualquier opción personal de alimentación. Y lo segundo, que, si algún decide cambiar, nosotros seguiremos aquí esforzándonos por demostrar que SÍ se puede producir leche de una forma respetuosa con los animales y con el medio ambiente. Animamos a todo el mundo a que venga a visitar nuestra granja: para nosotros la confianza viene dada por la transparencia total.

-¿Cómo imagináis vuestra empresa dentro de diez años?

-Dentro de 10 años nos gustaría convertirnos en el lácteo ecológico de calidad de referencia en España: ¡un gran objetivo para un pequeño productor como nosotros! Pero seguiremos innovando y produciendo nuevos productos siempre con el mismo objetivo: que sean ecológicos, sanos y deliciosos. Ya vemos muchos retos en el horizonte, pero, como hemos hecho hasta ahora, seguiremos dando pasos no tan rápido como las grandes industrias, pero sÍ pasos seguros y siempre sostenibles.

 

LA LUCHA POR LA REPOBLACIÓN

-¿Empresas como la vuestra sirven para luchar contra el éxodo rural? ¿Es especialmente importante en Galicia?

-Casa Grande de Xanceda se ha convertido en motor de empleo en nuestra localidad: un 80% de nuestra plantilla vive en el rural a menos de 15 minutos de la granja y en este momento ya son más de 45 personas las que trabajan en nuestro equipo. Sin duda, nuestro mayor orgullo como organización… El rural de Galicia pierde población a gran velocidad, la población envejece y los jóvenes emigran a las ciudades, incluso en nuestro ayuntamiento se ha perdido el 10% de la población ¡en los últimos 10 años! Uno de nuestros compromisos está con la supervivencia del rural, contratando a personas del entorno y también con iniciativas de RSC como Cultiva Mazás, tu puedes ser el Steve Jobs del rural que promueve el emprendimiento en el rural cómo fórmula para luchar contra la despoblación.

BIOCULTURA MADRID

-¿Qué novedades presentasteis en BioCultura Madrid? ¿Cuál es vuestra joya de la corona?

-En BioCultura Madrid presentamos nuestros dos últimos lanzamientos: nuestras Natillas ecológicas para llevar con Cacao y nuestros helados ecológicos. Las Natillas ecológicas es un producto que lleva mucha leche (¡más del 82% es leche!) en un formato muy cómodo para llevar y consumir. Forma parte de nuestra gama infantil para llevar, donde ya contamos con otras dos referencias en el mismo formato: Junior con yogur y zanahoria y Junior con yogur y frutas. Además, este producto cuenta con un tapón “ladrillo” que es, a la vez, un tapón y un juguete “tipo lego”, ideal para reutilizar, coleccionar y ¡dejar volar la imaginación!  Por otro lado, cualquiera que haya visitado nuestro estand en BioCultura Madrid habrá podido probar nuestros helados ecológicos. Son helados que buscan posicionarse como una alternativa a los tradicionales helados, con una fórmula más sana para disfrutar de un helado sin remordimientos. Hemos buscado una receta ligera en materia grasa y calorías, con ingredientes 100% ecológicos y con una materia prima base fundamental: nuestro yogur ecológico. Es una apuesta fuerte en esta nueva categoría, y hemos desarrollado una amplia gama con diferentes frutas y formatos: tarrinas de 500ml, tarrinas individuales y helados bombón de palito.

Y nuestra joya de la corona sigue siendo nuestro yogur ecológico, con el que esperamos haber conquistado a todos aquellos que visitaran nuestro estand, que este año, además, llenamos de divertidas experiencias.

Esteban Zarauz

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

BioCultura Barcelona 2019 bate récords

Ayer (sábado, 11 de mayo de 2019) estuvimos en BioCultura. Un año más, no podíamos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO