Home / Conciertos / Fira Mediterrània de Manresa. La cita del Bages vuelve imponer su liderazgo en el sector de la cultura popular del siglo XXI. Por MariaJo López Vilalta

Fira Mediterrània de Manresa. La cita del Bages vuelve imponer su liderazgo en el sector de la cultura popular del siglo XXI. Por MariaJo López Vilalta

Ayer concluyó una edición más de la Fira Mediterrànea de Manresa. Una edición especialmente significativa que celebraba sus 20 años de imparable trayectoria y que los que tenemos la suerte de asistir con frecuencia, lo hemos podido comprobar una vez más. La cita de Manresa consigue ser un atractivo escaparate de creación artística popular tanto para profesionales nacionales e internacionales, como para un público cada vez menos encasillado en ese originario espíritu folk de la feria y que agradece su abertura siempre más evidente hacia lo que puede entenderse como el global sound/global culture.

Pero además, acudir a la Fira Mediterrànea es por encima de todo una experiencia enriquecedora y altamente agradable. Una feria con las dimensiones perfectas, ni muy grande ni muy pequeña, que tiene lugar en una población a su medida, en la que contrariamente a lo que sucede en otros eventos de este tipo, no hay espacio para el anquilosamiento sino para el aire fresco, las caras y los perfiles se renuevan y las propuestas son realmente apuestas valientes.

Sin perder su espíritu, la Mediterrànea sabe a cultura de raíz, hecho que se agradece en estos tiempos, pero también a innovación, creatividad y experimentación. Poder disfrutar de propuestas como las de la banda marroquí N3rdistan combinando electrónica con poesía y sonidos hipnóticos; la danza de una contemporaneidad aplastante como la del sirio Mithkal Alzghair o tener la oportunidad de descubrir todas las caras de la pizzica salentina, tanto poniendo en acento a lo vocal y el instrumento como lo hicieron magistralmente Rachele Andrioli e Rocco Nigro, como llevándola a la pista del baile más frenético gracias a Mascarimiri, son solo algunas de las muchas sorpresas que puedes llevarte tras pasar por esta gran fiesta del Bages.

Por otro lado, una organización impecable consigue, por poner solo un pequeño ejemplo, que después de un periplo apretado de espectáculos en distintos puntos de su núcleo urbano, puedas acceder cómoda y puntualmente a un final de fiesta como el que tuvimos el sábado con Amparanoia en la Stroika mediante un servicio gratuito de transporte que después te devuelve al mismo punto sin necesidad de molestas esperas.

Es evidente que lo ideal es vivir la Fira Mediterrània en toda su plenitud, durante sus cuatro intensos días, pero los que no siempre tenemos esa suerte, sabemos que como venimos haciendo fielmente hace muchos años, seguiremos acudiendo a la cita manresana apoyándola como se merece, como una feria hecha desde el corazón del Catalunya pero mirando al mundo con una mente y una curiosidad que viendo su progresión, parecen ya infinitas.

Fins l’any que be!

 

MariaJo López Vilalta

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Martes Crítico de Oti R. Marchante: El capón a Godard, y un poquito de todo

Hoy traemos casi más películas que opiniones a este Martes, aunque de la de Michel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *