Home / Fuera de Cuadro / Fuera de cuadro: de putas, políticos, periodistas y deportistas. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Fuera de cuadro: de putas, políticos, periodistas y deportistas. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Hoy es un buen día para nosolocine.net

Nace una nueva sección que tendrá una periodicidad semanal y conducirá Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos. Os dejo con él.

 

Fuera de cuadro, nueva sección.

Hoy: De putas, políticos, periodistas y deportistas. Por Miguel Fernando Ruiz de Villalobos

En el Mundial de Fútbol que se está desarrollando estos días en Brasil, un país con una alta tasa de pobreza, casi 30 millones de pobres, según datos recogidos por “El País”, se produjo un hecho que sirve perfectamente para inaugurar el espíritu de este “Fuera de marco” que hoy inicia su andadura. El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, en un lance del juego en el que un jugador contrario hizo una fea entrada a la joya del equipo, el cuestionado Neymar, llamó con todas sus letras y entonaciones “¡Hijo de puta!” al jugador que había hecho la falta.

“Hijo de puta” es una expresión que se utiliza mucho en todos los países y en todas las culturas. “Hijo de puta” es una expresión soez y un disfemismo que se utiliza habitualmente como insulto, aunque tiene también otras connotaciones en función del contexto en que se pronuncie.Según el Diccionario de la lengua española, de la Real Academia Española, es una forma vulgar de denominar a alguien «mala persona». El carácter ofensivo del término procede de la utilización de la palabra «puta», un sinónimo peyorativo de prostituta.

Las imágenes de Scolari gritándole desde la banda al jugador contrario el citado exabrupto me ha hecho reflexionar sobre la constante utilización del insulto y sobre los errores de apreciación que nuestra sociedad lleva siglos arrastrando. Porque, en definitiva, las putas, las prostitutas son las profesionales más honestas y dignas que ha habido y hay en el panorama social. Si se puede jugar a la metáfora de que el cuerpo humano es como el chasis de un coche y que el ánima es como el motor de ese mismo coche, y se acepta que la carrocería del vehículo es menos importante que su motor, porque si el motor se para el coche ha muerto, se llega a la conclusión de que mientras las prostitutas venden su cuerpo, es decir su carrocería, otros profesionales venden su ánima, es decir su motor. Y en este grupo de profesionales están los políticos, los periodistas y los deportistas, que de una forma u otra, manteniendo intacta la carrocería, las apariencias son cada vez más importantes en esta hipócrita sociedad del siglo XXI, venden su motor al mejor postor, y no hace falta poner ejemplos porque hay infinitos y constantes. Tengamos pues en cuenta, que cuando alguien grita desaforado ese popular “¡Hijo de puta!”, está equivocando su mensaje, quizás porque no ha reflexionado sobre el hecho de que precisamente las prostitutas (o los prostitutos) no son malas personas, son personas que han preferido tener abollada la carrocería pero intacto el motor, mientras que los que cuidan tanto su chasis han olvidado que lo importante es el motor, ese motor que hace que los seres humanos puedan seguir correteando por el Edén de la vida.                  

 Ruiz de Villalobos

 

About JLP jose

Check Also

Contestar versus preguntar en la sección Fuera de cuadro de Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Según la RAE: Contestar en sus tres primeras acepciones: Del lat. contestāri. tr. Decir o escribir algo para resolver lo que se pregunta o para atender una comunicación. U. t. c. intr. Contestó con palabras airadas.Contestó a los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO