Home / Críticas / Fuera de cuadro-“Mierda”. Por Ruiz de Villalobos

Fuera de cuadro-“Mierda”. Por Ruiz de Villalobos

Una ilustre ex primera dama de una comunidad española ha enviado a la mierda a un periodista ante una pregunta que no debía ser de su agrado. Enviar a la mierda es una expresión un tanto vulgar, pero que se utiliza mucho en español y en algunos otros idiomas que reconoce la Constitución Española, para decirle a alguien de forma muy poco ortodoxa que lo deje en paz. Enviar a la mierda es, por tanto, una forma de evadirse de alguien o de algo. Quién, en su fuero interno, ante un problema o conflicto, no ha dicho textualmente “que se vaya a la mierda”, como una forma de sacarse de encima esa situación desagradable.
Mierda, que viene del latín merda, según el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española, tiene diferentes y muy variadas acepciones, la primera y más inmediata que da el citado Diccionario es: “Excremento humano”, que no necesita explicación de ningún tipo, pero si se reflexiona un poco sobre su sonoridad se ha de reconocer que es contundente y definitiva, aunque como insulto decir a alguien “eres una mierda” resulta menos ofensivo que decir a alguien “eres un excremento”, porque en buena medida el término excremento tiene un sonoridad y una dimensión mucho más agresiva, quizás porque no se utiliza tanto cómo el término mierda.
De todas formas, las definiciones más interesantes que aporta el citado Diccionario sobre la palabra mierda es cuando se emplea como una interjección vulgar que “expresa contrariedad o indignación”, o para desear que alguien se vaya de paseo, es decir nos dejen tranquilos. Decir “vete a la mierda” se dice entre las personas más enamoradas, los amigos más íntimos o los familiares más educados.
Como pasa en Francia con la famosa “merde” (mierda para nosotros), que es una interjección sin mayor trascendencia escatológica, nuestro “váyase a la mierda” es una fórmula familiar, un tanto vulgar indudablemente (pero quien no es vulgar a veces en su vida), de sacarse las pulgas de encima, de decir que nos dejen en paz, que se olviden de nosotros. Ha pasado ya a los anales de las frases famosas aquella incontestable de “¡A la mierda!”, que en su día pronunció el insigne Fernando Fernán Gómez ante un auditorio estupefacto por la sinceridad del actor y director, porque en nuestro país está mal vista esta forma directa de decir lo que se piensa.
Por otra parte, la mierda forma parte del ser humanos desde su nacimiento. No hay nada más importante que las mierda del bebé y si no que se lo pregunten a los padres, especialmente primerizos, cuando tienen que cambiar pañales y vigilan expectantes los excrementos del retoño para saber si su aparato digestivo tolera bien, primero la leche, después la papilla y así hasta que, después de una rígida educación sobre los esfínteres, la niña y el niño visitan por si mismos el íntimo inodoro y son ya poseedores de su propia mierda. Para más abundancia, sobre las muchas valoraciones que tiene la mierda en nuestra sociedad, en el mundo del teatro los profesionales se desean “mucha mierda” para que el éxito les acompañe.
Estamos pues ante un hecho evidente, la mierda forma parte intrínseca de nuestra vida. Son varios los refranes populares que existen sobre la mierda y algunas las frases célebres y citas sobre la mierda, con lo cual todo hace entender que, en buena medida, se ha condicionado tanto la palabra como el mismo objeto en sí, dándole una categoría menor en la escala de valores humanos, cuando es indiscutible que una buena alimentación y una buena digestión son las bases para una buena mierda. Por eso, cuando alguien te manda a la mierda, o cuando uno mismo envía a alguien o a algo a la mierda, no hay que dimensionar la expresión, que no deja de ser una forma, poco educada eso sí, de sacarse a alguien o algo de encima.

Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos
“Quédate siempre detrás del hombre que dispara y delante del hombre que está cagando. Así estás a salvo de las balas y de la mierda” (Ernest Hemingway, 1899-1961, escritor y periodista estadounidense)

 

 

 

About JLP jose

Check Also

“Buñuel en el laberinto de las tortugas”: Una maravilla. De las mejores películas españolas de animación de todos los tiempos

Cada vez se hacer mejor cine de animación en España y muy especialmente para adultos. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO