Llevamos un mes de marzo muy luctuoso en el mundo de la música y del cine. Esperamos que esta tendencia pare.

Ayer, a los 68 años y al parecer debido a las complicaciones surgidas tras una operación rutinaria murió Alvin Lee, líder, guitarrista y cantante de la mítica banda de rock británica Ten Years After.

Está considerado como una de los dioses de la guitarra, su sonido con aquella vieja Gibson de cuerpo ancho es único

En la web de Lee aparecen estas palabras “Con gran tristeza tenemos que anunciar que Alvin inesperadamente falleció esta madrugada después de complicaciones imprevistas a raíz de una intervención quirúrgica rutinaria. Hemos perdido a un maravilloso y muy querido padre y compañero, el mundo ha perdido a un verdadero y dotado músico”.

Alvin inició su carrera a comienzos de los años 60 del siglo pasado en los Jaybirds. En 1967 nació Ten Years After que devino en banda referencial y donde Lee logró gran renombre como lead guitar de blues-rock al participar en el mítico y multitudinario festival de Woodstock.

Su gran éxito fue el tema “I´d love the change the world” de 1971.

Tras la disolución de la banda en 1973, siguió su carrera en solitario. Colaboró con músicos tan diferentes como George Harrison, Peter Frampton, Jerry Lee Lewix, Steve Winwood o Albert Lee.

Su último disco es “Still on the road to freedom”, editado el año pasado (2012).

¡Descanse en paz!

Como ya he dicho en otras ocasiones, por suerte, nos queda su música.


¡Larga vida al rock & roll!

José López Pérez