Tenía una gran voz y dominaba como pocos el idioma. El gran Constantino Romero ha muerto hoy domingo a la una de la madrugada en Barcelona, todavía no han trascendido las causas (cuando disponga de más información actualizaré esta entrada). Mañana a las 13:00 se le tributará una ceremonia de despedida en el tanatorio del barrio barcelonés de Sant Gervasi. Hoy a las 15:00 quedará instalada la capilla ardiente.

Constantino Romero era una persona muy conocida por múltiples facetas. Nació el 29 de mayo de 1947 en Albacete, tenía 65 años. Cuando tenía 9 años se trasladó con su familia a Barcelona.

Fue doblador, periodista, presentador de radio y televisión, actor y también cantante ocasional. Inició su carrera profesional como locutor de Radio Barcelona y de Radio Nacional de España. En 1985 cuando dio el salto a la televisión, la popularidad le vendría al ponerse al frente del concurso El tiempo es oro, entre 1987 y 1992. Sustituyó a Silvia Jato en el popular concurso Pasapalabra.

Ha sido locutor de galas y grandes eventos como los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Puso su voz a muchos anuncios e incluso a la sintonía de entrada de las películas de Filmax (esa famosa frase: Filmax Presenta).

A los 36 debutó como actor de teatro.

Ha sido uno de nuestros grandes e históricos dobladores. Ha puesto la voz a actores tan carismáticos como Clint Eastwood, William Shatner, Sean Connery, Roger Moore o Rutger Hauer.

El 12 de diciembre de 2012 anunció su jubilación a través de la red social Twitter: “Gracias por el afecto. Han sido 47 años de trabajo. Y toda una vida. Radio, TV, teatro, doblaje. Ha valido la pena. Un abrazo. That’s all folks! (¡Eso es todo, amigos!)”.

Participó en cine como actor en 3 películas, debutó en “La verdad oculta” de Carlos Benpar en 1988, Juan Calvo lo dirigió en “Di que sí” en 2004. Su última aparición fue en 2010 en “Héroes”, de Pau Freixas.

También encarnó a Pepe Carvalho en una película para televisión  titulada “Olímpicament mort”, dirigida por Manel Esteban

Se nos ha ido uno de los grandes.

Desde aquí enviamos un abrazo a su familia, a sus amigos y a sus compañeros de profesión.

¡Descanse en paz!

José López Pérez