Home / Cine Español / Historia de mi propia muerte. Crónica no sentimental del preestreno en el Cine Truffaut (Girona) de “Las 3 vidas de Pedro Burruezo”. Por Pedro Burruezo

Historia de mi propia muerte. Crónica no sentimental del preestreno en el Cine Truffaut (Girona) de “Las 3 vidas de Pedro Burruezo”. Por Pedro Burruezo

“Mutu qabla an tamutu” (Muere antes de morir)

Muhámmad (saws)

Me pide José López que vuelva a las páginas de nosolocine.net para escribir sobre el preestreno en el Cine Truffaut de Girona, el pasado viernes, de “Las 3 vidas de Pedro Burruezo”, que el propio López ha escrito y realizado, con la ayuda de muchos, sobre mi música, mi ecoactivismo y mi inmersión en el islam/sufismo. Le estoy tan agradecido a este hombre que difícilmente me puedo negar a ello. Aunque es una tarea realmente difícil. Haré lo que pueda y ruego que ustedes, queridos lectores, tengan a bien perdonar mis meteduras de pata y, si acaso, el que no pueda ser del todo imparcial en este asunto.

EL APLAUSO

Superados los problemas técnicos que se dieron en el preestreno de Madrid, con una nueva versión de la cinta y en un cine con unas condiciones técnicas inmejorables, el preestreno fue un lujo y la sesión terminó con todo el público aplaudiendo al bueno de José y a su equipo técnico, comandado por el no menos lúcido Manu Mira. También estaba allí Charansonnet, Monti Galdón (y otros integrantes de la Coral Cypsella), algunos miembros de la Bohemia Camerata, seguidores, etc. Realmente, los responsables de la cinta se merecían el éxito y el aplauso. El documental fluye sin dificultades, hay imágenes preciosas, los fragmentos de los diferentes conciertos tienen una gran fuerza y el discurso es claro y no hay ninguna confusión. En los próximos meses, ustedes, probablemente, tendrán oportunidad de leer diferentes crónicas y de poder ver la película y tener sus propias opiniones al respecto. Y muchos serán los que se detengan en las cuestiones más técnicas. Permítanme que yo vaya por otros senderos. A mi entender, José López ha hecho un gran trabajo. Más allá de todos los aciertos técnicos y “profesionales”, la cinta es un paso adelante en el mundo de los documentales sobre músicos. ¿Por qué? Porque no ha hablado sobre mi vida, sino sobre mi propia muerte…

MORIR ANTES DE MORIR

Muhámmad (saws), el último eslabón de una cadena interminable de hombres de santidad, dejó dicho, como sentencia al empezar este texto: “Muere antes de morir”. ¿Qué quería decir con esto? Muchas cosas, sin duda. Antes de llegar la muerte física, hay que morir para poder volver a renacer en el marco de un ámbito espiritual de profundo calado. Ese sería uno de los significados. Pero Jalil Bárcena también nos dice: “De ahí las palabras antes citadas del profeta Muhámmad. Hemos de morir diariamente, a cada segundo, en cada respiración, a aquello que constriñe nuestro ser y sus infinitas posibilidades. Morir antes de morir significa, entre otras cosas, vivir de la mano con la muerte, sin darle la espalda. La muerte no tiene que ver con el final de nuestros días sino con el presente transformador de cada instante”. Palabras sabias. El trabajo de José López es interesante porque, más allá de lo que puedan él y sus invitados decir sobre mi/nuestra música, ha escrito un relato fílmico sobre la muerte constante. El infinito proceso transformador que conduce a abandonar todo apego, toda ideología (sea cual sea su procedencia), toda postura social, política, artística… Lo más curioso de todo es que este viaje no es hacia ninguna parte, sino que es un camino de regreso hacia nuestro ser más esencial. Este camino primordial es el camino que no enseñaron Lao Tse, Buddha, Jesús, Muhámmad… Y del que se hicieron eco místicos como Rumî, Ibn Al-Arabi, San Juan de la Cruz, Hildegarda von Bingen, etc. Que no se confunda nadie que no haya visto la película: José no describe a un místico, que quizás eso hubiera resultado fácil, sino a un hombre absolutamente imperfecto que de la vanguardia artística camina hacia la espiritualidad esencial y en cuyos primeros pasos aún se encuentra. Y es ese su gran acierto: yo no soy un iluminado, un ser excepcional, un hombre de luz… Soy un tipo corriente, perfectamente corriente, con sus defectos, sus errores, sus pifias y sus contradicciones. Tan corriente y tan consciente del rebaño que ha querido abandonar el redil y a los falsos pastores de una sociedad como la nuestra, una sociedad en la que no hay un palmo de limpio. Vean las noticias, escarben un poco allá donde quieran…

UN “SUICIDA”

El retrato de José López es el retrato de un suicida: el que apuesta en este mnomento por aquello que sabe que le cerrará tantas y tantas puertas en todos los ámbitos y que no le importa. El presunto loco no quiere otra cosa que encontrar “la gran belleza”. Porque, sin esa búsqueda, la vida ha dejado de tener sentido. Por eso ya sólo queda la muerte. La muerte, esa muerte humilde, sencilla, modesta, que huye del pasado y del futuro, y ya sólo tiene sentido el presente. La muerte, real o metafórica, como boda con lo eterno, con lo infinito. “La gran belleza” nos conduce a una libertad absoluta, la libertad que no conoce límites y ninguna adscripción a nada típicamente mundano y que puede llegar a permitirnos conocernos a nosotros mismos en su dimensión más amplia. Es el retrato de un inadaptado. Pero no el de un “outsider” al estilo del rock, con todos sus tópicos y sus mitologías tan banales, sino el retrato de un inadaptado que, cuando sus compañeros leían a los “beatniks”, él se embelesaba con poetas orientales como los místicos del sufismo, los haykus japoneses, los poemas de amor de la antigua China, las leyendas tradicionales afganas… “Las 3 vidas de Pedro Burruezo” son la historia de mi propia muerte. Una muerte, además, que López ha sabido retratar sin ningún proselitismo, con valentía y con el mismo delirio que a mí me ha llevado a hacer canciones como “Hesiquia”, “Les meves gitanetes” o “’Itimad”, sabiendo que se encontrará con el muro de la incomprensión de tantos y el amor incondicional de unos pocos. Y, ah, se me olvidaba, el mensaje trasciende a los mensajeros. Esto es crucial…

La “báraka” sea con López, por esta apuesta tan inusual y tan valerosa.

Gracias a todos los que han participado en esta locura. Gracias a ellos ha sido posible este viaje hacia el corazón… de un enamorado.

Pedro Burruezo, el inadaptado

No busques problemas al mañana

Ni te angusties: el pasado ya pasó…

No vivas sin la esencia y sin la llama

Vive hoy, que es tu más dulce posesión…

Lamento (Burruezo)

Foto: José López Pérez

 

About JLP jose

Check Also

Entrevista al gran Unax Ugalde

«Toma una idea. Hazla tu vida: piensa sobre ella, sueña sobre ella, vívela. Deja que …

One comment

  1. Efectivamente, la muerte nos trae la libertad, la libertad nos proporciona la dignidad, y la dignidad nos permite el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO