Home / Audio / Música / “Ixcanul” (2015), magnífica película guatemalteca

“Ixcanul” (2015), magnífica película guatemalteca

Ixcanul”, en castellano “Volcán”, pone al cine de Guatemala en el mapa. Este film escrito y dirigido por Jayro Bustamante (al que hay que seguir porque tiene talento) tiene un giro argumental radical y al mismo tiempo consecuente. Tras presentarnos a los personajes y sus durísimas condiciones de vida se decanta por la denuncia y lo hace con brillantez.

Estamos ante un film arriesgado, por momentos radical en su planteamiento y su puesta en escena, pero muy interesante.

ixcanulBustamante se decanta por una puesta en escena realista y cercana, en la que los personajes hablan su propio idioma, la lengua maya, y no saben hablar en castellano. El personaje central es María una, joven maya cakchiquel de 17 años, que vive con sus padres en una finca cafetalera, en las faldas de un volcán activo de Guatemala, con unas condiciones de vida muy precarias. Le espera un matrimonio concertado, proyecto que no quiere aceptar, pero del que no puede huir. María intentará cambiar su destino a pesar de su condición de mujer indígena. Pero una complicación con su embarazo la obligará a salir en busca de un hospital: el mundo moderno con el que tanto soñó le salvará la vida, pero a un precio demasiado alto.

En su ópera prima Bustamante demuestra que domina el lenguaje del cine y nos presenta un film que se mueve entre la antropología, la denuncia y la etnografía. Lo que se cuenta es doloroso, logra conmover al espectador. Las interpretaciones son magníficas.  Trabajo actoral de gran calidad y de alto voltaje: María Mercedes Coroy, Marvin Coroy y María Telón.

Bustamante denuncia el machismo y el racismo que son una plaga en la sociedad boliviana, también muestra el tráfico de niños recién nacidos.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“U plavu zoru” de Pink Martini es la canción del día de nosolocine.net

Dice Rubén Blades, con toda la razón, que las cosas buenas son para compartirlas. Después …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *