Home / Audio / Música / “Jacques Leonard, el payo Chac” (2011): Un documental a recuperar, imprescindible

“Jacques Leonard, el payo Chac” (2011): Un documental a recuperar, imprescindible

Estrenado en 2011, “Jacques Leonard, el payo Chac” es uno de los mejores documentales españoles de los últimos años. Es cine con mayúsculas, una de esas joyas difíciles de encontrar y sencillas de disfrutar. Hay que recuperarlo. Dura 61 minutos.

Nos presenta a un personaje muy interesante, que vivió una vida de película, Jacques Léonard (París 1909- L´Escala, Girona, 1995).

Es una producción de Curt Ficcions que contó con el apoyo de TVE y TV 3 y la participación del I.C.I.C y del Ayuntamiento de Barcelona.

Jacques Léonard fue un gran viajero que se dedicó a varias labores en el cine: montador, ayudante de dirección, etc. Terminó siendo un gran fotógrafo, trabajando para varios medios, entre ellos el diario La Vanguardia, en los años 50 y 60, en Barcelona. Se casó con la gitana Rosario Amaya, prima de Carmen Amaya. Se introdujo en el mundo gitano y fotografió de forma artística y próxima a los gitanos de aquella época que vivían en barracas. Sus magistrales fotografías están más vivas que nunca, nos muestran pura vida.

Durante quince años su legado permaneció almacenado en un trastero. Al abrir sus archivos se recuperó un tesoro.

Carmen Isasa fue la productora de este documental.

Con guión de Nuria Villazán que se licenció en la Escuela de Cine San Antonio de los Baños (Cuba), igual que Benito Zambrano, y que lleva una larga y brillante trayectoria en el mundo del cine, el film se articula en base a tres ejes, y además de forma muy original articula la narración hacia atrás (esto quiere decir que hacia el final de la proyección conoceremos los primeros años de vida de Jacques). Estos tres ejes son: 1. Una autobiografía de Jacques (la escribió para ser publicada por una editorial francesa que llegó a pagarle un adelanto, pero por cambios en la dirección nunca publicó). 2. Las impresiones de amigos, familiares y personas que conocieron a Jacques (es una delicia escuchar a sus hijos Santiago y Álex) 3. El descubrimiento de una obra fotográfica de primera magnitud

Se da la paradoja de que el documental lo ha dirigió el joven Yago Léonard, nieto del fotógrafo, hijo de Álex que nació en Sant Adriá del Besós en 1981 y estudió precisamente imagen y sonido en el barrio de la Mina. De esta forma Yago sigue los pasos de su abuelo y termina trabajando en el cine igual que él. La idea de descubrimiento puebla la pantalla, consiguiendo crear interés y dotando de un aire misterioso al film.

Hay en “Jacques Léonard, el payo Chac” momentos de gran lucidez y tono cómico, evocación del mundo gitano y una crítica bastante evidente hacia las instituciones que crearon el ghetto de la Mina. Intenta reivindicar el mundo gitano fuera de los estereotipos y se plantea el final de una época, cuando los gitanos dejaron de recorrer los caminos. Estamos ante una gran película, una joya, que sigue los pasos de la denominada “Maleta nómada” y descubriremos un par de secretos de la personalidad de Jacques que vivió con pasión las tradiciones gitanas con una actitud vital abierta hacia la cultura en general. Sus fotos estuvieron durante años olvidadas en cajas, por suerte, ahora podemos disfrutarlas, estamos ante un fotógrafo excelente que merece un lugar de privilegio en el mundo de la fotografía y que nunca valoró su trabajo, no supo vender su obra, terminó sus días enfermo, en el olvido, en L´Escala (Girona). Este documental repara en cierto modo eso, precisamente y lo acerca al gran público.

Aparecen sus hijos Santiago y Álex, rememoran a este gran fotógrafo francés que buscó a los gitanos por todo el mundo. Es más: descubren, de puño y letra de Jacques, los secretos de una vida azarosa y agitada que culminó al unirse a Rosario Amaya, una bella gitana barcelonesa. Descubren la verdadera identidad de un padre poco dado a hablar de sí mismo. La propia voz de Jacques y la de quienes lo conocieron recomponen un interesante retrato minuciosamente ilustrado por su fotografía.

Destaca con luz propia la banda sonora que ha creado Lisandro Rodríguez (“Quemando suerte”, “Lágrimas de armenia”). Es un score evocador de aire triste y momentos alegres, patrones flamencos. Un gran trabajo que refuerza las imágenes y se escucha de forma gozosa.


En definitiva, un documental que recomiendo. Imprescindible. Hay que recuperarlo y reivindicarlo.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Artículos relacionados:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Esta semana los estrenos se adelantan un día en España. Son 11

Esta semana el viernes es festivo en España y por eso los estrenos se adelantan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO