Home / Críticas / Jordi Pujol i Soley mantiene su actitud vergonzante

Jordi Pujol i Soley mantiene su actitud vergonzante

«La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». Groucho Marx

Había mucha expectación por escuchar lo que tenía que decir Jordi Pujol i Soley, casi sempiterno presidente de la Generalitat catalana, con respecto a la herencia que nunca declaró y que estaba depositada en paraísos fiscales.

El pasado viernes Pujol i Soley, con la complicidad de CiU, no solo no aclaró nada, sino que llegó a encararse con algunos diputados y se mostró furioso, que, además, tenían actitud casi condescendiente, en su comparecencia del pasado viernes en el parlamento catalán. Mucha expectación y una gran pérdida de tiempo y de energías porque lejos de aclarar algo volvió a ejercer de Mesías de sí mismo y de su funesta causa. Una lacra para su partido, sus seguidores y todos los que creemos en la democracia.

Por si fuera poco, ahora también sabemos que falseó su currículum. Se licenció en Medicina pero nunca obtuvo el doctorado. Un ladrillo más en el muro, una mentira más…

Pujol i Soley es un ejemplo de lo que está pasando en España (y por tanto, en Catalunya).  Los políticos actuales trincan todo lo que pueden y luego se van de rositas. Hay que cambiar las personas y el estilo porque si no nos dejarán a todos K.O, sin dinero, sin presente y sin futuro, ruina moral, económica y social.

La estrategia de Jordi Pujol i Soley es clara, dejar pasar el tiempo, que corra el aire, provocar que sus hijos y esposa mantengan posiciones y que la “viruta” que se dice que trincaron no aflore. Es una vergüenza. Un escándalo mayúsculo. No se debería tolerar…

José López Pérez

@JLPnosolocine

About JLP jose

Check Also

«The Virtues»: Olvidar, para sobrevivir. recordar, para volver a vivir. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Esta, como decía en un tweet, es una de esas miniseries que no verá, “casi”, …

2 comments

  1. Difiero en la base argumental del artículo, que hace seguidismo de la prensa indecente de Madrid. Jordi Pujol no es «trincador» de dinero público como han sido y son Felipe Gonzalez y Aznar y todos los secuaces de las respectivas dos mafias que se reparten el cortijo apestoso que es el estado español. Jordi Pujol es un defraudador de la hacienda española (también corrupta de arriba a abajo, perseguiendo por ejemplo con saña y xenofobia a los catalanes de a pie mientras campan a sus anchas extremeños, andaluces y resto) como lo pueden ser Rafael Nadal, Fernando Alonso y muchos otros famosos. Y por cierto, nada comparable en su monto (que si que importa el tamaño) con los piratas banqueros (Botin a la cabeza), los del Ibex (mister Zara destacado) o los mismos borbones (se dice que tienen 300.000 millones de las antiguas pesetas fuera del pais en negro). Pura demagogia y prensa amarilla. Cada día más cerca de un estado-mafia como el ruso.

  2. En primer lugar gracias por tu comentario, Joan. Creo que en esta ocasión te equivocas por completo en tu primera afirmación. No hago seguidismo, simplemente doy mi punto de vista. Como es sabido soy una persona de izquierdas pero se valorar lo positivo que tiene la derecha, faltaría más. Como he comentado muchas veces nuestra transición fue un timo, una estafa. Nos la vendieron como si fuera el paraíso y de ahí radican muchos de los actuales problemas. Lo comento con más profundidad en mi novela «Tierra de por medio». No soy partidario de ninguno de los presidentes de gobierno que ha tenido España desde que volvió la democracia tras la dictadura del general Francisco Franco. Vivimos en una sociedad con una democracia de muy baja intensidad, nos queda mucho para que la democracia sea real y justa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO