Home / Cervezas / La cerveza en España (y breve historia de esta bebida milenaria). Por María Hilda López Pérez

La cerveza en España (y breve historia de esta bebida milenaria). Por María Hilda López Pérez

La cerveza es tan antigua como nuestra civilización. Se cree que su origen está junto a los primeros asentamientos humanos hacia el 9.000 A.C., unidos al desarrollo de la agricultura y al abandono del estilo de vida nómada, fue en Sumeria (Mesopotamia) por el 4.000 A.C. donde se tiene registro en unas tablas de arcilla de las primeras menciones de la cerveza, se han encontrado hasta recetas de elaboración de cerveza en escritura cuneiforme, por ello se cree que los sumerios fueron los primeros en fermentar granos como la cebada, en principio por casualidad, dejando un tipo de pan afuera en la lluvia, y que luego con el calor y levaduras salvajes fermentó, después lo hacían fermentar en tinajas de agua.

La bebida les gustó tanto a los egipcios, que aprendieron rápidamente a elaborar el «vino de cebada» y la hicieron su bebida nacional. Era tan popular que se elaboraba en verdaderas fábricas.

En España nos gusta la cerveza desde hace mucho, de hecho, es aquí donde se han encontrado los hallazgos de cerveza más antiguos de Europa. Hasta hace poco se creía que eran los del Valle de Ambrona (Soria) de hacia 4.400 a.C, pero desde hace unos 20 años un equipo de la Universidad de Barcelona, descubre una pequeña comunidad agraria y ganadera, donde las excavaciones demuestran una actividad artesanal, los arqueólogos localizaron una especie de silos de cebada, molinos y un recipiente cerámico de gran tamaño (50 litros) con restos de cerveza, esto fue en la cueva de Can Sadurní en la actual Begues de Barcelona, data de hace unos 5.000 a.C., en Genó (en la provincia de Lérida) hay otros restos de la presencia de cerveza que datan de 1100 a.C. La cerveza fue muy popular en los pueblos celtíberos, y dejo de serlo durante el periodo de romanización del territorio, cediendo su protagonismo al vino.

Los íberos la consumían habitualmente, era una bebida fermentada (elaborada con cereales), su denominación primitiva era “caelia”. La posterior romanización de la península ibérica la relega a un segundo plano, a favor de bebidas fermentadas procedentes de la uva, tal y como es el vino. Pero realmente fue al rey Carlos I, amante de la buena vida y el buen yantar, que sentía una peculiar atracción por la cerveza, y la introduce aquí, era tan aficionado a ella que se dice que en una ocasión bebió de un trago, un cuarto de galón (un litro), además parece que le gustaba tomarla helada, para desesperación de sus médicos. Era experto en varias clases de cerveza, pero la que más le gustaba era la “duplabiera” que llevaba mucha cantidad de lúpulo.

En el siglo XVI, España era sobre todo tierra de vinos, la primera fábrica de cerveza la manda instalar Carlos I, cuando en 1556 llega al Monasterio del Yuste (Cáceres) para su retiro, trajo una corte de maestros cerveceros además de Enrique Van der Trehen su maestro personal, así instaló su fábrica en el Monasterio de Yuste, esta fue la primera, le siguieron otras en Madrid, y después en Santander, y es cuando el consumo de cerveza subió como la espuma. La fabrica del Monasterio del Yuste, cerró 1558, tras la muerte del rey.

Felipe II hijo de Carlos I, introdujo la fabricación artesanal de la cerveza y prohibió que se utilizaran para su fabricación otros productos que no fueran trigo, cebada y lúpulo.

A finales del siglo XVII, ya existían en Madrid dos fábricas capaces de producir hasta 250.000 litros de cerveza al año. Se trataba de un monopolio que el Estado cedía a ciertas familias madrileñas, que acabó junto con la guerra de la Independencia, y se estableció la barra libre para la instalación de nuevas factorías, que empezaron a surgir con rapidez.

A mediados del siglo XIX, la cerveza empieza a ser un competidor serio del vino en las copas españolas, y se inicia el cultivo del lúpulo peninsular a gran escala, lo cual influyó notablemente en la producción de cerveza. Las seis fábricas que había en funcionamiento producían unos 15 millones de litros, lo que era una media de cinco litros por habitante y año. La cosa fue creciendo paulatinamente hasta llegar a la cifra de 83 millones de litros en vísperas de la Guerra Civil (1936), la tendencia se interrumpe en los primeros años de la posguerra como consecuencia de la escasez de materias primas y el bajo poder adquisitivo de la población.

Sin embargo, con los años sesenta y setenta, aparece el turismo, el desarrollo, y el consumo se dispara, y la cerveza se pone de moda. En 1960, la producción es de 343 millones de litros, volumen que se cuadruplica en 1970, para llegar en 1980 a 2.003 millones de litros.

Actualmente, España es el cuarto productor de cerveza de la Unión Europea con una producción de más de 33,4 millones de hectolitros en 2010 y un consumo per cápita de 48,3 litros por persona y año, de los más moderados de la UE, siendo la República Checa (143 litros anuales per cápita), seguidos de Alemania (106), Austria (105), los mayores consumidores.

La cerveza más antigua es Legado de Yuste, que actualmente elabora Heineken con ayuda de la documentación guardada por los monjes del Monasterio y la Fundación Cruzcampo, que recuperan así la receta de los maestros cerveceros que Carlos I trajo de Flandes, es una cerveza de Abadía española, estilo belga.

En cuanto a compañías industriales de cerveza, la más antigua es Moritz en Barcelona., que data del 1856, fundada por el alsaciano Louis Moritz Trautmann (nacido en Pfaffenhoffen), otro alsaciano August Kuentzmann Damm en 1871 escapando de la guerra franco-prusiana desembarca en Barcelona y pronto busca socios para establecer otra factoría y funda Damm y Compañía en 1876.

Lo mismo pasa en Madrid, cuando el alsaciano de Lorena Casimiro Mahou Bierhans se establece en Madrid y funda Mahou, su empresa de Cerveza y Fábrica de Hielos en 1890 en una zona del ensanche de Madrid. Otras fábricas se establecen en las cercanías de los puertos marítimos, de esta forma en 1886 se funda la Cruz Blanca en la ciudad de Santander, otras competidoras son la fábrica de cerveza sevillana denominada La Cruz del Campo (Cruzcampo), fundada en 1904 por la familia. Osborne, exportadores de vinos.

Continuará…

María Hilda López Pérez

@artemisia2

Mañana publicaremos un artículo sobre la cerveza y el cine

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Ladeira Vella: Un vino tinto excepcional de Bodegas A Coroa

Tenía guardada una botella de Ladeira Vella para compartirla con mi buen amigo Christian Marco. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO