Home / Audio / Música / “La colina de los diablos de acero” (1957): Gran film antibélico. Por Mario Delgado Barrio

“La colina de los diablos de acero” (1957): Gran film antibélico. Por Mario Delgado Barrio

Ficha técnica.- Título original: “Men in War”. Año: 1957. Duración: 104 minutos. Producción: United Artists. Guión: Philip Yordan. Fotografía: Ernest Haller. Música: Elmer Bernstein Dirección: Anthony Mann. Intérpretes: Robert Ryan (teniente Benson), Aldo Ray (Montana), Robert Keith (coronel), Vic Morrow (Zmckley), James Edwards (sargento Killian), Scott Marlowe (Meredith).

Argumento.- Durante la guerra de Corea (1950 – 1953), un veterano teniente norteamericano intenta reunir a los supervivientes de su batallón y llevarlos al Cuartel General.

La colina de los diablos de acero 1957

Comentario.-Obra maestra antibélica que expone los aspectos más duros y repulsivos de la guerra, un relato crudo y desgarrador. Aquí no hay lugar para el populismo, ni para la propaganda barata, por el contrario vemos un retrato perfecto del miedo, el terror y el pánico de unos soldados inmersos en una guerra que no desean, vemos  sus reacciones instintivas, su cansancio que llega hasta la extenuación, su valor en determinados momentos y siempre presente la tensión que provoca un enemigo peligroso, invisible pero próximo y Mann no pierde el tiempo en condenar la guerra ni en justificarla con discursos patrioteros, simplemente vemos un pedazo de la vida de unos seres humanos que se encuentran al borde de su resistencia física y emocional y que se mueven por puro instinto de supervivencia, retratados por el director mediante numerosos primeros planos de sus rostros en los que pueden  leerse sus sentimientos. El film cuenta además con una magnífica banda sonora del gran  Elmer Berstein, autor en 1980 de la música de la mítica “Los 7 magníficos” en la que se mezclan aires heroicos, compases militares, otros dramáticos y melodías populares coreanas y una espléndida fotografía con grandes contrastes de Ernest Haller, al que se debe  la de la también mítica “Lo que el viento se llevó”, de 1939. El relato se centra básicamente en dos personajes: El teniente Benson es un hombre desesperanzado, veterano de la guerra que se oculta bajo la máscara de un hombre duro y el sargento Montana un hombre violento que siente auténtica devoción por su coronel al que protege. El comienzo del film es antológico: Vemos a los componentes de un batallón tumbados al sol, la cámara se desliza y nos muestra a sus soldados y con un genial juego de luces contemplamos la densa humareda de la colina, en muy pocos minutos Mann nos introduce de lleno en la historia y nos muestra a sus protagonistas. Un excelente grupo de actores con el gran Robert Ryan a la cabeza, acompañado de los grandes secundarios de Hollywood: Aldo Ray, Robert Keith, Vic Morrow y James Edwards. Toda la excelente película puede resumirse con el rotulo: “Cuéntame la historia de un simple soldado y os contaré la historia de todas las guerras”.

la-colina-de-los-diablos-de-acero-1

Anecdotario.- Rodada en Malibú Canyon, Hall Ranch, Bronson Cuevas, Bronson Canyon y Parque Griffith, en California. Philip Yordan uno de los grandes guionistas de Hollywood, se vio afectado por “la caza de brujas” por lo que tuvo que establecerse en Europa. Desde niño fue un apasionado lector de novelas policiacas, se graduó como abogado y escribió obras de teatro y guiones para películas muy importantes, ganó el Oscar en 1954 por “Lanza rota”, de Edward Dmytryk y estuvo nominado en 1945 por “Dillinger”, de Max Nossek y en 1951 por “Historia de un detective” y otros de sus guiones: “El gran Flamarión”, de Anthony Mann en, 1945, “Brigada 21”, de William Wyler, en 1951, “Johnny Guitar”, de Nicholas Ray, en 1954, “Agente especial”, en 1955, “El Cid”, de Anthony Mann, en 1961. Ernest Haller director de fotografía en más de 175 películas, ganó el Oscar en 1940 por “Lo que el viento se llevó” y estuvo nominado seis veces más y entre sus películasmás relevantes están “Rebelde sin causa”, en 1955, “¿Qué fue de Babe Jane?” y “Los lirios del valle”, en 1963. Murió como consecuencia de un accidente de coche. Elmer Bernstein un gran compositor de bandas sonoras, compuso música para documentales de guerra durante la IIGM y formó parte de la famosa orquesta de Glen Miller, ganó el Oscar de mejor banda sonora  por “Millie , una chica moderna” y estuvo nominado trece veces más y entre sus grandes películas están “El hombre del brazo de oro”, “Como un torrente” y “Chantaje en Broadway”. Robert Ryan trabajó como fogonero en un barco y después en un rancho de Montana y en el cine fue un gran actor al que no se le ha dado la importancia que merece, especializado en el género negro y el western. Estuvo nominado al Oscar en 1947 por “Encrucijada de odios” y fue un demócrata liberal que apoyó los derechos civiles y  un profundo pacifista como su esposa Jessica, entre sus buenas películasn figuran “Una mujer en la playa”, de Jean Renoir, en 1947, “Acto de violencia”, de Fred Zinneman, en 1948, “Berlin Exprés”, de Jacques Tourneur, en 1948, “The Set – Up”, de Robert Wise, en 1949, “Nacida para el mal”, de Nicholas Ray, en 1950, “Encuentro en la noche”, de Fritz Lang, en 1952 y “Grupo salvaje”, de Sam Peckinpah, en 1969. Aldo Ray ingresó en la Armada a los 18 años de edad e intervino en la IIGM como hombre rana en importantes acciones bélicas y trabajó como agente de policía. En el cine actuó en “La bella del Pacifico”, de Curtis Bernhardt, en 1953, junto a la famosa Rita Haywort, “Más allá de las lagrimas”, de Raoul Walsh, en 1955, “Al caer la noche”, de Jacques Tourneur, en 1956 y “Los desnudos y los muertos”, de Raoul Walsh, en 1958. Anthony Mann fue uno de los grandes directores de “la época dorada” comenzó dirigiendo películas de cine negro muy interesantes y después se especializó en el western donde se consagró con su ciclo interpretado por el gran James Stewart: “Winchester 73”, “Horizontes lejanos”, “Tierras lejanas”, “Colorado Jim” y “El hombre de Laramie”, en ellas incorporó el paisaje como auténtico protagonista. Se casó “in articulo mortis” con la actriz Sara Montiel y puede considerarse como un perdedor de Hollywood pues nunca ganó el Oscar. En 1961 rodó en Peñíscola “El Cid”, con Sofía Loren y Charlton Heston y en 1964 en la sierra de Madrid, “La caída del Imperio Romano”, la película más cara realizada hasta esa fecha, que fue un fracaso de público y dio lugar a la quiebra del llamado “Imperio Bronston”. Vic Morrow dejó la escuela secundaria a los 17 años y se alistó en la Marina de EE.UU, fue un buen actor secundario en películas como “Semilla de maldad” o “King Creole” junto al “rey del rock” Elvis Prestley. Murió joven a los 53 años junto a sus dos hijos durante un rodaje, cuando  el helicóptero que  intervenía en el mismo se precipitó sobre los tres causándoles la muerte.

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 216 de No Solo Cine en las Ondas. Un especial de bandas sonoras clásicas, elegidas por Ruiz de Villalobos

“El amigo seguro se conoce en la situación insegura”. Ennio Morricone “La música es la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO