Home / Curiosidades / La copa ideal para beber un vino espumoso, y sus curiosidades. Por María Hilda López Pérez

La copa ideal para beber un vino espumoso, y sus curiosidades. Por María Hilda López Pérez

Según los expertos, las condiciones más idóneas para el consumo de un vino espumoso (cava, champagne, spumanti o sekt, … ), con gran concentración carbónica son:

 

  • La botella debe enfriarse varias horas antes en el frigorífico, y media hora antes de servirla sumergirla en una cubitera llena de hielo y agua.
  • Nunca debe congelarse. Los cambios bruscos de temperatura perjudican sus propiedades organolépticas.
  • La temperatura óptima para servirlo oscila entre 5 y 8 grados. Los espumosos más jóvenes deben estar más fríos.
  • El descorche tiene que realizarse con suavidad, girando y conteniendo la fuerza del corcho.
  • El cava y el champán se sirven con la botella inclinada.
  • La medida debe ocupar tres cuartos de la copa para conservar la temperatura óptima.

 

La copa ideal debe permitir contener las burbujas de forma natural, sin acelerar ni frenar en demasía su efervescencia, respetar la temperatura de servicio, evitar calentamientos rápidos del producto, además favorecer que los aromas se liberen y, dejen espacio para que la nariz pueda percibirlos. Recomiendan asimismo que sea de:

 

  • Cristal fino sin tallar.
  • Color transparente.

 

Las copas más utilizadas son la pompadour, la flauta y la tulipán.

La copa pompadour, si bien es la más glamorosa es la menos recomendada por los enólogos, tiene una  forma baja y redondeara, que deja escapar el gas, no permite disfrutar del aroma, y calienta el liquido.

Actualmente la de uso más frecuente es la Copa flauta, considerada superior a la Pompadour,  su forma tubular y alargada, permite que la bebida se mantenga en la temperatura idónea, a la vez que contiene óptimamente la salida de burbujas, además se puede sostener sin afectar a la temperatura de la bebida, y se puede ver como suben las burbujas hasta la superficie. Sin embargo su boca estrecha impide que los aromas se concentren.

Para los especialistas, la Copa tulipán es la mejor para disfrutar plenamente de las características organolépticas de estos vinos. Su perfil se parece al de un tulipán o un rombo. Tiene una base estrecha para mantener la temperatura y las burbujas. Hacia la mitad se ensancha para expandir el buqué y el anhídrido carbónico. La boca se estrecha para limitar la salida del aroma. Por tanto, la copa tulipán es la mejor para disfrutar del cava, el champán, etc.

 

La copa pompadur, tiene una curiosa historia. Según parece es la primera, la encargó en porcelana fina Maria Antonieta, esposa del rey Luis XVI, su pecho muy admirado por su marido, fue el molde para el modelo. Otras teorías son que fue del pecho de Madame Pompadour (de ahí su nombre) amante de Luis XV, del de Madame du Barry, o de Diane de Poitier amante de Enrique II, incluso hay quien dice que fue el de Helena de Troya el que sirvió de inspiración.

También el mundo del cine tiene su propia copa, ya que Kate Moss en 2014 prestó el seno izquierdo, para el molde de las copas del restaurante 34 de Mayfair en Londres.

María Hilda López Pérez

@artemisia2

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Enxebre vendimia seleccionada 2017: Un albariño singular

La palabra gallega “enxebre” tiene varios significados, se suele usar para indicar que se está …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *