Este año se celebra el décimo aniversario de los conciertos en favor del Hospital de Goundi en Chad. Igualmente, también los 10 años de la Asociación Misión y Desarrollo para Goundi. El programa musical del festival benéfico de este año ha estado preparado con esmero por la organización y respaldado con la aportación artística y solidaria de dos grupos: El de Burruezo & Bohèmia Camerata + Coral Gypsella, que nos ofrecerán su nuevo álbum Misticísssimus (en la primera parte del concierto); y la formación The Gospel Viu Choir, dirigida por Moisés Sala, y su nuevo espectáculo Non Stop Gospel (en la segunda parte). Como obertura musical y coreográfica del mismo, un grupo de 16 voluntarias y cooperantes de Misión y Desarrollo para Goundi darán la bienvenida al público asistente con el “Junts”, diseñado para la ocasión. La cita es el 10 de marzo de 2013 en el Auditori de Barcelona, Sala Sinfónica (19h). Las entradas a beneficio del hospital ya pueden adquirirse. http://www.auditori.cat/ct/programacio/fitxa.aspx?idconcert=2756&cicle_id

Charlamos con Isabel Rodríguez Vila, vicepresidenta de Misión y Desarrollo para Goundi.

Mario Ubach es un cirujano, un especialista como los de antes, un hombre sereno, un maestro en lo suyo. Su esposa, Isabel Rodríguez, enfermera, es una altruista entusiasta e inasequible al desaliento. Los dos dirigen la Asociación “Misión y Desarrollo para Goundi” con la que dan soporte al hospital rural de Goundi en Chad, gracias a eventos como el festival que abre estas líneas y a iniciativas dirigidas a minimizar el sufrimiento de los más necesitados en la citada área africana.

Cada dos años, el padre jesuita,Francesc Cortadellas, responsable del área quirúrgica del hospital de Goundi, realiza un retiro o periodo vacacional. Entonces, Mario e Isabel se trasladan a Goundi cubriendo allí su trabajo (cirugía, traumatología, ginecología y curas ambulatorias). A nivel de Asociación, como dice Isabel, “contribuimos aportando recursos financieros y humanos a través de los conciertos benéficos, las presentaciones, conferencias o la venta de mis dos libros solidarios Goundi, unas vacaciones diferentes y Descubriendo el corazón de la tierra (Plataforma editorial). Una tarea encomiable a la que se entregan con absoluto entusiasmo desde la humildad…

-¿Cómo nació vuestra vinculación con Goundi y por qué?

-Nació en 1992; fue un encuentro casual estando en la tienda de Intermón (entonces en la c/ Caspe). Coincidimos con el padre Ángelo Gherardi (director de la Misión de Goundi), él necesitaba un médico que cubriera el trabajo que desempeñaba en el hospital el padre Francesc Cortadellas (para que pudiera hacer su merecido y necesario descanso vacacional) y Mario estaba allí ofreciendo su disponibilidad de dos meses para una cooperación voluntaria, sin destino preferente.

APRENDIENDO…

-¿Qué has aprendido en todos estos años?

-Exactamente en 20 años, he aprendido de la muerte, de la enfermedad, de la penuria, he aprendido que con poco se vive, que nuestro mundo consumista tiene mucho que ofrecer al que no goza de las mismas oportunidades, que debemos ayudarles enseñando, compartiendo conocimientos, ofreciendo las herramientas que lo hagan posible, formando. He aprendido que no puedo permitir que exista el hambre, la enfermedad, la analfabetización en el 90% de la Tierra sin que yo haga nada. He aprendido que debo contribuir a erradicar todo eso con mi grano de arena. He aprendido del ejemplo de l@s misioner@s, de su amor incondicional y de su entrega. Y he aprendido, al menos, a intentar imitarlos.

-¿Por qué a África le da (casi) todo el mundo la espalda?

-Diría que porque es un continente difícil que ha sido muy expoliado, y, en el caso de Chad, un país con muchos conflictos entre los que destacaría: el climático, las diferentes etnias, tradiciones, religiones y culturas existentes, la corrupción general de sus dirigentes, la analfabetización, la poligamia, la falta de recursos, estructuras, etc. También porque es más fácil ayudar a países de burocracia menos compleja.

-¿Qué se siente al ver cómo los proyectos se van haciendo realidad, paso a paso?

-Una superinyección de optimismo. Es el pago a los esfuerzos realizados. En África todo funciona a un ritmo muy lento (conseguir permisos, encontrar gente de confianza, hacer los seguimientos vía Internet, etc.), pero, como bien dices, paso a paso se van consiguiendo cosas, sobre todo si los comprometes, no hay que regalarles, sino implicarles. Darles esperanza de que solos lo conseguirán (pero ofreciéndoles los medios que no tienen, sobre todo con la formación).

¿SOMOS SOLIDARIOS?

-¿El pueblo catalán y español es un pueblo solidario?

-¡Muchísimo! Soy testigo del proyecto de formación de médicos chadianos, en el Hospital y Facultad de Medicina “Le Bon Samaritain” de la capital N’Djamena, donde llevamos un proyecto de formación de estudiantes chadianos, soportados a modo de becas de estudio, durante los 7 años de formación e internado de su carrera universitaria por familias que dan apoyo financiero a sus carreras. La mayoría son familias catalanas, a excepción de dos del País Vasco, una de Asturias y otra de Baleares. Siempre que pedimos ayudas puntuales, las recibimos. La gente en general es consciente del privilegio de tener un estado de bienestar, ¡Aquí no se muere nadie de hambre, desnutrición, paludismo o tuberculosis!

-¿De qué logro en Goundi te sientes más orgullosa?

-Indudablemente, por tener una 1ª promoción de 12 médicos chadianos (gracias al proyecto de formación de médicos del país, iniciado en 2005, con profesorado español, francés e italiano, que los ha instruido in situ, durante los 7 años de su carrera de Medicina). Dos de ellos están trabajando ya en el hospital de Goundi, y el resto en distintos hospitales del páis (N’Djamena, Donamangá, Kiabé). Les sigue una 2ª promoción de 30 estudiantes, cursando en el momento su 5º curso y una 3ª promoción con 30 estudiantes de 1º curso.

NUESTRA MISIÓN EN EL MUNDO

-En general, ¿cuál dirías que es la misión del ser humano en este mundo?

-Ante todo ser feliz. Cada cual debe descubrir su modo. Hay que escuchar nuestra conciencia y ser fiel a lo que nos dicta. Creo que lo primordial es saber, conocer y entender… a qué venimos y por qué estamos aquí…

-¿Sabías que se ha comprobado que las personas que llevan a cabo actividades altruistas y contemplativas y devocionales tienen más oxitocina en sangre, gozan de mejor salud y tienen más calidad de vida en la vejez, además de vivir más años?

-Lo desconocía científicamente o directamente, pero sí lo intuía, puesto que, cuanto más involucrada estoy en proyectos de ayuda, menos tiempo tengo para pensar en mí misma, y eso me da felicidad. Me siento eufórica, llena de vida, con mucha ilusión e incluso más fuerza física, me vienen muchas ideas, nuevas creaciones para proyectos, me siento muy plena… ¿Será la oxitocina? Esta hormona está muy presente en la lactancia, cuando se es madre y amamantas a tu bebé, quizás el volcar tu energía de entrega en los demás… es un papel similar al de cuidar de un bebé, de hecho estás pensando, protegiendo, dando amor. El Amor lo puede todo…y a buen seguro dispara todas las hormonas…

-Este año, vuestro festival celebra el décimo aniversario, que coincide con una gran crisis en nuestro país…

-Sí, es cierto, pero hay momentos para todo, también para el ocio y con más razón si este es por una causa solidaria. Veo que la crisis está generando más solidaridad en la gente si cabe. La necesidad hace que tengamos que echarnos una mano entre vecinos, entre amigos, que las familias tengan que unir sus fuerzas. Siempre ¡no hay mal que por bien no venga! La crisis nos va a venir bien a todos, estábamos viviendo un estado de demasiado bienestar, por encima de lo esencial, y nos empezábamos a convertir en ciudadanos del confort, del yo quiero más y más… Y cuando das una pequeña vuelta por el mundo, ves que existe otra realidad…

FUTURO DE ESPERANZA “RENOVABLE”

-¿Cómo ves el futuro de vuestro proyecto en Goundi?
-
Completamente esperanzador. Tenemos un gran colaborador con Marcel Mascaró (ingeniero de Alstrom), que lleva la parte técnica de nuestra Asociación”Misión y Desarrollo para Goundi… Él, junto a un grupo de la UPC, está trabajando con la Asociación local de Discapacitados Físicos de Goundi (AHPG) en el proyecto “Pôle Goundi, Energie et Developpement”. En Goundi, en los terrenos cedidos por las autoridades del gobierno chadiano, es donde se ubicará el futuro centro energético autosuficiente. Con superficie de 90.000 m2 (9 Ha) y mucho sol, Misión y Desarrollo para Goundi prevé construir con energías renovables combinadas la primera planta solidaria de baja potencia, destinada inicialmente a abastecer de suministro eléctrico al hospital.

                                                                                    Redacción

GOUNDI: AYUDANDO AL PRÓJIMO

Goundi, situada en el sur del Chad, es una región con más de 126.000 habitantes en un área de 120 km2. Su hospital, dirigido por una asociación laica, con el asesoramiento de una comunidad religiosa jesuita, dirigida por el padre Ángelo Gherardi, atiende junto a sus ocho centros de salud a la población de la zona así como también a un gran número de pacientes procedentes de Darfur, Sudán, República Centro Africana, Camerún, etc. La Misión de Goundi comprende también un centro nutricional para huérfanos, una escuela agraria, una escuela elemental para chic@s…www.misionydesarrolloparagoundi.com