Home / Cine Clásico / Las bodas personaje de la semana de nosolocine.net Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Las bodas personaje de la semana de nosolocine.net Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

El estreno este viernes 26 de enero de 2018, un año que cinematográficamente no puede empezar mejor, de esa excelente comedia que es “C’est la vie”, de Olivier Nakache y Eric Toledano, los mismos autores de la acertada “Intocable” y de la menos acertada “Samba”, hace que necesariamente “El personaje de la semana” esté dedicado a las bodas.
La palabra boda aparece en numerosos títulos de películas, desde que el cine es cine, y las bodas han sido, son y serán protagonistas, desde diferentes épocas, ángulos y miradas del cine. Para no ir más lejos de nuestra cinematografía, el cine español ha explotado en numerosas ocasiones esta ceremonia, que según las épocas es de una forma o de otra. Recordemos películas españolas como “El verdugo” (1963), de Luis García Berlanga (donde se ve que no todas las bodas son iguales), “Las cuatro bodas de Marisol” (1967), “Cuatro noches de boda” (1969), de Mariano Ozores, y más recientemente “3 bodas de más” (2013), de Javier Ruiz Caldera, y “Ahora o nunca” (2015), de María Ripoll.
Pero si se trata de hacer un listado, no excesivamente largo, de películas importantes con boda, hay que recordar en el cine de Hollywood títulos como “El padre de la novia” (1950), de Vincente Minnelli, con Spencer Tracy y Elizabeth Taylor, que tuvo un remake en 1991, la magnífica “Un día de boda” (1978), del gran Robert Altman, con Carol Burnett y Mia Farrow, “Boda pasada por agua” (1990), de un Alan Alda que también es un buen director, “La boda de mi mejor amigo” (1997), de P. J. Hogan, “Mi gran boda griega” (2002), de Joel Zwick, “La boda de mi novia (2008), de Paul Weiland, e incluso boda musical como ¡Mamma mia!” (2008), de Phyllida Lloyd, con una gran Meryl Streep.
Por lo que hace referencia al cine británico un título inolvidable “Cuatro bodas y un funeral” (1994), de Mike Newell, mientras que el cine australiano descubría a Toni Collette en “La boda de Muriel” (1994), de P. J. Hogan.
Diferente, pero con boda es “La novia vestida de negro” (1968), un thriller oscuro, oscuro de François Truffaut con una memorable Jeanne Moreau vengadora.
El listado podría ser inacabable, pero baste decir que quizás, que uno recuerde, una boda desde los fogones, desde las bambalinas como es “C’est la vie”, no se había hecho nunca.

Sobre Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Periodista cultural,Crítico de Cine

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Julio César Sánchez, codirector del documental “Sesión salvaje”

El próximo viernes se estrena el documental “Sesión salvaje”. Aquí podéis recuperar mi crítica. Es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO