El colombiano Juan Diego Escobar debuta como director de cine con “Live. Life. Diarest” (Vive la vida) y lo hace con una propuesta, quizá radical, en la que habla de temas que importan, reflexiona sobre la condición humana. Partiendo de una frase de Edgard Allan Poe “Todo lo vemos y somos un sueño dentro de un sueño”, narra las historias de varias personas que se dan cuenta de que solo existen a través de los sueños de alguien más.

Es una producción la productora emergente colombiana Afasia.

Con un tono que persigue lo poético, el film tiene una estética propia y muestra nuevas vías en el cine colombiano.

La película ha sido coproducida por más de 1.000 personas.

Este film de ficción, melancólico y nostálgico nos presenta, a partir de videos caseros y de filmaciones, en su gran mayoría en 8mm, un viaje por varios momentos de la vida, que oscilan desde la pérdida de la inocencia, hasta la muerte de un ser querido, pero siempre manejando un tono poético y reflexivo, ya que el director busca sensibilizar al espectador, mediante sonidos, vibraciones y videos casi hipnóticos, casi de forma terapéutica.

Para poder desarrollar este film, primero se introdujo una idea innovadora y hasta el momento nunca antes vista. Se haría una campaña de recolección de vídeos caseros alrededor del mundo, con el fin de que este material fuera crucial a la hora de la narración. Las cintas eran restauradas, reeditadas y re significadas por el director. De tal manera que Live Life Dearest se constituirá bajo el slogan de “cine hecho por ti y para ti” en la medida en que cada persona que donaba sus vídeos sería automáticamente coproductor de la cinta.

Esta obra, realizada por un colombiano, en cierta medida es una película transmedia y transnacional ya que no tiene nacionalidad alguna y fue realizada a partir del colectivo mundial, guiado siempre por Escobar. El film consta de cuatro momentos específicos, los cuestiona y los expone de manera poética e introspectiva. Razón por la cual la película se divide en cuatro cortometrajes, que poco a poco se irán ligando, cada uno guiado por un sentimiento diferente y narrado en un distinto idioma. El inglés, el castellano y el francés fueron los idiomas escogidos para narrar esta experiencia visual.

El holandés Tim van den Hoff, director de algunos de los clips de la cantante Lana del Rey es el productor ejecutivo del filme que sin embargo cuenta con varias personalidades que se han visto envueltas en su desarrollo. Saray Pavón, prolífica poeta española presta su voz para uno de los fragmentos de la obra, Kevin MacLeod compositor estadounidense que ha trabajado en más de 1100 películas está detrás de la música y Harley Grady, un joven talento del timelapse.

Live Life Dearest, se presenta como un proyecto único y pionero en su género que el público podrá disfrutar a principios del 2014 vía internet y quizás en algunas salas alternativas de distintos países, tras participación en festivales.

La película muestra que a través de las memorias, de la unión y de la ruptura de barreras entre naciones podemos lograr grandes obras, pues eso que es basura para muchos es invaluable para otros.

Actualmente es el único film colombiano que está aplicando al crowdfunding, un nuevo modelo para conseguir financiamiento de personas que creen en el proyecto a cambio de unos premios, como lo son créditos en la película, camisetas, generar su propia cuenta de IMDB, entre otra docena de regalos. La plataforma indiegogo fue la elegida para aplicar a esta nueva manera

José López Pérez