Home / Curiosidades / LOS CINES DE L´HOSPITALET DE LLOBREGAT

LOS CINES DE L´HOSPITALET DE LLOBREGAT

34394463Cuando era niño en los barrios de mi ciudad, L´Hospitalet de Llobregat el cine era la forma de ocio más popular. Los Cines eran uno de los principales centros de reuniones. Precios baratos (platea o gallinero, con dos tarifas diferentes) y programas dobles y sesión continua. Salas enormes y ausencia de horarios de las proyecciones en la entrada, salvo contadas excepciones. Muchas veces cuando entrabas en las salas la película ya había comenzado y debías imaginar el principio hasta que tras la otra película veías la parte que te faltaba. Podías pasar toda la tarde o todo el día en la sala y repetir las películas. El Nodo formaba parte de las sesiones y era obligatoria su proyección, Franco inauguraba pantanos y la voz del locutor reforzaba la imagen del dictador.

Generalmente las salas estaban llenas prácticamente todos los días.

Los carteles y los fotocromos eran su mayor atractivo, la gente pasaba con frecuencia por la puerta de los cines para saber las películas que ofrecían.

En mi barrio reinaba el Florida, con más de mil butacas y que ahora aloja a una tienda de muebles, un taller de coches y otro de recambio de ruedas, antes hubo un supermercado.

0 cine l hEn Collblanch barrio colindante la oferta era mayor, estaban el Continental (ahora es un bingo), el Alhambra (fue derribado y allí ahora está el Parque de la Marquesa), el Juventud y el Romero, este cerca ya de Santa Eulalia.

En Pubilla Casas, también cercanos a mi casa, estaban el Navarra (uno de los cines más grandes de España, con 2.000 butacas), ahora hay un supermercado, y el Rivoli.

El Florida, el Navarra y el Rivoli tenían coordinadas sus programaciones. Los miércoles y jueves pasaban películas más antiguas a precios más baratos, en ocasiones infantiles, tipo día de la tortilla, de la sardina, etc con 3 películas. De viernes a domingo el Florida ofrecía dos películas, en teoría las mejores de la semana, que se veían los lunes y martes en el Navarra y el Rivoli. En el Florida muy cercano a mi casa los lunes y martes se pasaban las del fin de semana anterior de los otros dos cines. Algunas veces llegaba a pasar que la gente entraba a ver la película y estaba de pie dado que todas las butacas estaban ocupadas (la taquillera había puesto el cartel de sala completa o no hay entradas).

cinevictoriaEn el barrio de Sant Josep estaba el Stadium que ahora aloja a un gimnasio y un supermercado, en Santa Eulalia el Victoria, ahora es un gimnasio especializado en artes marciales.

En el centro estaban el cine Rambla que cerró hace un par de años y el Oliveras. En Bellvitge estaban el Marina y el Lumiere.

Solo había dos barrios que no tenían cine, Can Serra y Sanfeliu (escrito así, no es una errata). La gente del barrio de Sanfeliu para ir al cine tenía dos opciones ir a Cornellá, que está muy cerca o bien bajando al Centro.

En total llegaron a coexistir 13 cines y todos eran muy grandes. Podías disfrutar de todo tipo de cine, todas las películas fueran del estilo que fueran podían verse en la ciudad, tarde o temprano, eso sí en algunas ocasiones con cortes o con copias en bastante mal estado. El acomodador era imprescindible. Normalmente hasta que no acababa la segunda película no se encendían las luces, era el momento de visitar el bar.

Siempre se proyectaban lo que en aquella época se llamaban reestrenos. Hasta la mitad de los años 80, cuando ya quedaban pocas salas, no llegaron los estrenos a la ciudad.

L´Hospitalet de Llobregat actualmente tiene cerca de los 260.000 habitantes y es la segunda ciudad más poblada de Catalunya. Hace frontera con Barcelona, una calle separa ambas ciudades, la Riera Blanca, una acera es de cada ciudad.

Ahora solo quedan dos cines, el Filmax Gran Via, situado en el polígono Pedrosa, cerca del barrio de Santa Eulalia con 15 salas y el Cinesa La Farga ubicado entre Sant Josep y el barrio del Centro, con 7 salas. Ambos están albergados en centros comerciales, ya no queda ningún cine de barrio.

José López Pérez

@JLPnosolocine

About JLP jose

Check Also

En la muerte de Narciso Ibáñez Serrador: ¡Hola, Chicho! Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

A “Chicho” Ibáñez Serrador (Narciso Ibáñez Serrador, Montevideo, Uruguay, 4 de julio de 1935–Madrid, 7 de junio de 2019​), nunca se le …

5 comments

  1. La verdad es que es una pena y una vergüenza, pero ha pasado en todas las ciudades. Las multisalas nos encandilaron, como una bombilla a una polilla, y se dejaron de lado los cines de barrio… ahora todo el mundo se queja que no hay salas en los centros de las ciudades donde puedas ir paseando 🙁

  2. muy bonito este post nostálgico, los mismos recuerdos

  3. Únicamente, una puntualización respecto al cine Victoria. Actualmente, el lugar es ocupado por una galería de tiendas y no por el gimnasio, que está más o menos enfrente.

  4. Yo tengo muchos recuerdos entrañables con mi querida madre ya fallecida antes de tiempo cuando me llevaba de pequeño al cine NAVARRA, siempre ella me compraba unas palomitas en el BAr que había abajo en la sala a uno de los lados de la pantalla, y otras veces me llevaba en el descanso entre película y película al bar de la entrada , me encantaba ese bar con sus enormes vidrieras ese olor a palomitas mucho más fuerte que el otro bar que citado antes al lado de la pantalla… recuerdo que muchas veces mi madre me compraba un Borracho del fabricante SANCAR , no sé que tenían esos Borrachos pero no eran iguales a los de las tiendas, estos tenían más licor y cerezas en su interior.
    Muchas veces recuerdo a mi madre en yendo al cine Navarra y se me saltan algunas lágrimas, la vida me quitó a mi madre un poco pronto, en condiciones normales debería de estar ahora a mi lado…. Gracias a mi madre ahora me gusta el cine, recuerdo ver en el Navarra King Kong, Terremoto, Aeropuerto, 77, 78 y 80, El coloso en llamas.. Y como no, la mejor de todas las pelis!! ALLÍ PUDE VER, LA GUERRA DE LAS GALAXIAS… tenía un fallo era un cine que no era stereo…
    recuerdo cuando en los 80 pusieron el sistemas MAGNASOUND que resultó ser un fiasco, Ni estereo ni DOLBY como decían que tenían… Yo creo que el fracaso de la sonorización fue el principio del fin del navarra..

    Cómo me gustaba tomar mis palomitas, mi Borracho de licor o mi Dulcicao que me compraba mi madre en ese bar en la entrada del Navarra, todavía recuerdo su olor, son de esos olores de la infancia que nunca olvidas yo debería de tener entre 4 años y 7 años , en esa franja de edad es cuando fui al cine con mi madre….

    Lo que daría por poder volver atrás en el tiempo.!!!

  5. EL CINE VICTORIA FUE UNA DE MIS UNIVERSIDADES CINEMATOGRAFICAS… PARA UN ADOLESCENTE QUE VIVIA EN SANTS, ACUDIR CADA SEMANA A GALILEO, LICEO, CENTRO CATOLICO DE SANTS, ARENAS, BOHEMIO, GAYARRE, Y TERMINAR EN HOSPITALET, EN CONTINENTAL, ALHAMBRA O VICTORIA, ERA SIN LUGAR A DUDAS UNA GOZADA….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO