Home / Sociología, Economía / LOS DATOS DEL PARO DE LA EPA DEL 4º TRIMESTRE DE 2017, Y LA EUFORIA DEL GOBIERNO. Por María Hilda López Pérez

LOS DATOS DEL PARO DE LA EPA DEL 4º TRIMESTRE DE 2017, Y LA EUFORIA DEL GOBIERNO. Por María Hilda López Pérez

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondientes al último trimestre de 2017, se produce un aumento anual de la ocupación en 490.300 personas (+2,6%), y si bien Fátima Báñez la Ministra de Trabajo, habla con euforia y optimismo de recuperación económica acompañada de un aumento de la ocupación, el problema es que el trabajo que se crea es muy precario.

Pero si bien una bajada del paro siempre es una buena noticia, la cifra sigue muy alta con 3.766.700 personas desempleadas, y una tasa del 16,55%, la segunda más alta de Europa (detrás de Grecia) en la UE el pasado Agosto esta fue el 7,6%. El número de personas en paro es superior al trimestre anterior, y la subida es la más modesta de los últimos años desde la recuperación. Hay más personas con empleo que en 2011, pero las horas trabajadas son menos.

En todo caso, el ritmo de creación de ocupación durante el 2017 fue del 2,65%, una tasa apreciable pero inferior al crecimiento de la economía, que fue del 3,1% según avanzó el Banco de España hace unos días. La riqueza generada crece más que la contratación laboral.

La crisis y las reformas laborales han dejado una alta precarización del mercado laboral y una pérdida de derechos laborales, al empleo de de baja calidad, hay que añadir los falsos autónomos y otras formas de trabajo atípico precario. El resultado es un aumento de los niveles de desigualdad, hasta situar a casi el 28% de la población española en riesgo de pobreza y exclusión social, y a 1.200.000 de hogares con todas las personas al paro.

Con todo ello lo cierto es que los datos de la EPA en absoluto justifican el optimismo del gobierno, y prueba de ello es que:

  • La ocupación sube en los trimestres de más estacionalidad (verano, Semana Santa, Nadal,…), con empleo en la hostelería y la construcción, actividades económicas que generan burbujas que pueden estallar en cualquier momento,
  • El (56%) de las personas en paro no cobran ninguna prestación, lo que es el resultado de una tasa de cobertura insuficiente.
  • La temporalidad (26,7% del paro) se enquista, es la segunda más alta de la UE, por detrás de Polonia.
  • La tasa de paro de muy larga duración es muy elevada, casi 4 de cada 10 personas (un 36,3%) hace más de dos años que busca trabajo. En el año 2008 las personas en desempleo que estaban más de un año buscando trabajo eran poco más del 20%, en el cuarto trimestre de 2017 la tasa es del 50,4% del total del paro, el 51,3% en el caso de las mujeres.
  • La tasa de paro de las personas jóvenes, menores de 25 años es del 37,4%, una de las más altas de la UE (a países como Alemania, Islandia o Japón la tasa de paro entre jóvenes es del 7%.
  • El trabajo a tiempo parcial involuntario se está consolidando (57,3% de la ocupación es a jornada parcial), y lo peor de esto es que se contrata por cuatro horas y se trabajan más, lo que es explotación laboral.

Sobre el trabajo a tiempo parcial, el Banco de España en un informe de Junio del 2017, señaló que “parte del aumento del volumen de este se habría convertido en permanente”, y lo esperable en un mercado laboral en recuperación sería que primero aumentara el número de horas trabajadas por persona y, después, el empleo, lo que no ha sucedido, y lo vincula con las reformas legales del 2012 y el 2013 que permiten realizar horas extraordinarias en el caso de contratos a tiempo parcial, lo que flexibiliza más este tipo de contratos.

Tener un trabajo precario genera ansiedad, estrés y problemas cardíacos que la ausencia de empleo. Según estudios de Josep Maria Blanch, catedrático de Psicología Social Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, la persona que tiene un trabajo precario se siente peor que cuando está en paro, porque la ansiedad y la desilusión constante desmoralizan su psicología. Mientras que en el paro se piensa “todavía tengo esperanzas de encontrar un trabajo”, si el trabajo es en precario esta ilusión se desvanece, cuando las condiciones laborales son peores.

Todo lo señalado  pone de manifiesto, la necesidad de poner en marcha políticas que generen trabajo estable y de calidad, salarios que permitan vivir con dignidad, que se respeten los derechos laborales, que se mejore la protección de las personas en paro de larga duración, y más concretamente las de las mayores de 45 años, a la vez que un plan de choque específico para ellas que les ayude a insertarse laboralmente, puesto que tiene más dificultades para encontrar trabajo. .

Las mejorías del paro no están en consonancia con la euforia y el triunfalismo del Gobierno, ya que no es suficiente que se genere cualquier tipo de empleo. Son necesarias Políticas Activas de Mercado del Trabajo con evaluaciones que dejen constancia de su eficacia y de la mejoría de la calidad. Hasta que esto no ocurra, no se estimulara el consumo y la inversión, y no se producirá una autentica recuperación para el conjunto de la sociedad, y para nada procede el optimismo de la ministra.

María Hilda López Pérez

@artemisia2

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

El gozo en un pozo: Parece que de momento el Rajoy Special Team no va a bajar el IVA del cine

El Rajoy Special Team colocó el IVA del cine en un 21 % al inicio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *