Home / Cine Clásico / Los muertos del verano (2014). Por Carlos Mir

Los muertos del verano (2014). Por Carlos Mir

Este verano ha sido “de muerte”, en lo que se refiere a gente del cine.

El 20 de julio moría en un accidente de circulación el actor vasco Álex Angulo, de 61 años de edad. Actor fetiche del director Álex de la Iglesia, que lo dirigió en “El día de la bestia” y “Muertos de risa” -por las que estuvo nominado al Goya- entre otras películas. Gran secundario del cine español era de aquellas presencias que siempre se agradecían, que tomaban el relevo a actores como Pepe Isbert, Luis Ciges o Manuel Alexandre. Gente como él hacían soportable la peor película del mundo.

El 11 de agosto nos enteramos del suicidio de Robin Williams, de 63 años de edad, ahorcado con su cinturón.

Robin Williams nunca había sido uno de mis actores favoritos. Interpretando a “Popeye” (Robert Altman 1980) tenía un pase, pero cuando se disfrazó de Peter Pan en “Hook” (Steven Spielberg 1991) y de robot en “El hombre bicentenario” (Chris Columbus 1999) me di cuenta que no estábamos hechos el uno para el otro. Me gustó en “El club de los poetas muertos” (Peter Weir 1989), pero sobre todo en “Retratos de una obesión” (Mark Romanek 2002), en la que interpretaba al propietario de una tienda de revelado de fotos que vivía en un mundo de fantasía, obsesionado con las personas que aparecían en las fotos que revelaba.

En 1997 ganó el Oscar al mejor actor de reparto por “El indomable Will Hunting”.

Al día sigiente, el 12 de agosto, Lauren Bacall se reunia en el cielo con sus dos maridos, Humphrey Bogart y Jason Robards, que a buen seguro estarían acabando  las reservas de whisky del paraiso. Le quedaba un mes para cumplir 90 años.

La aparición de Lauren Bacall fue una de las más gloriosas de la historia de Hollywood. Pasó de la portada de la revista Harper’s Bazar a los estudios de la Warner para protagonizar junto a Humphrey Bogart “Tener y no tener” (Howard Hawks 1944). Acababa de cumplir 20 años cuando se casó con Bogart, que tenía 45 y estaba divorciado. Juntos protagonizarían tres películas más.

Además del cine negro Lauren Bacall cultivo otros géneros. Brilló en la comedia, interpretando a la amiga de Marilyn en “Como casarse con un millonario” (Jean Negulesco 1953) o a la sofisticada mujer de Gregory Peck en “Mi desconfiada esposa” (Vincente Minnelli 1957), sustituyendo a Grace Kelly. Demostró que servía para el melodrama en “Escrito sobre el viento” (Douglas Sirk 1956) y para el cine de aventuras en “La india en llamas” (J.Lee Thompson 1959).

Vivía en el exclusivo edificio Dakota de Nueva York, frente a Central Park, en el que Polanski rodó “La semilla del diablo”. Algunos de sus vecinos eran Rudolf Nureyev, Yoko Ono y John Lennon, que fué asesinado en la puerta. Los inquilinos del Dakota se unieron, ante la amenaza de la cantante Madonna de comprar un apartamento en el inmueble, y consiguieron impedirlo.

En 1996 fue nominada al Oscar como mejor actriz de reparto por “El amor tiene dos caras” y en el 2009 le otorgaron un Oscar honorífico.

Lauren Bacall mantuvo su glamour hasta el final, entendiendo el glamur como la conjunción del estilo, la clase y la elegancia.

El 24 de agosto moría, a los 91 años, el actor y director inglés Richard Attenborough. Las nuevas generaciones lo conocen por ser el abuelete de “Parque Jurásico”, pero como actor había empezado mucho antes. Debutó en 1942 en la notable “Sangre, sudor y lágrimas”, de David lean y Noel Coward. En 1963 da el salto al cine americano con “La gran evasión” (John Sturges) al que siguen otros títulos, siempre como actor secundario. Su mejor papel fué en “El estrangulador de Rillington Place” (Richard Fleischer 1971)

Richard Attenborough no será recordado como actor, sino como director. Pasado al otro lado de la cámara realizó “El joven Winston” (1971) y la cinta bélica “Un puente lejano” (1977). Su consagración llegaría con “Ghandi” (1982) que obtuvo ocho Oscar, incluyendo el de mejor película, director y actor (Ben Kingsley). Después llegaría el musical “A chorus line” (1985), el drama de denuncia sobre el Apartheid de Sudáfrica “Grita libertad” (1987), el fresco biográfico “Chaplin” (1992), que descubrió a un grandísimo Robert Downey Jr., dando vida a Charles Chaplin, y “Tierras de penumbra”, biografía del escritor C.S.Lewis.

Al finalizar agosto, el día 27, nos dejó el querido Peret, “rey de la rumba catalana”, que también había protagonizado varias películas de éxito.

Descansen todos en paz.

Carlos Mir

About JLP jose

Check Also

La imposibilidad del rostro. Por Marcelo Mosenson

Envejecer es retirarse progresivamente del mundo de las apariencias. Goethe.  El que ama desea fijar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO