Diseñador genial, tuve el honor de conocer  hace algo más de un par de años a Javier Mariscal (y a su hermano Tono Errando) con motivo del estreno de la sensacional película de animación para adultos “Chico & Rita”.

Le he entrevistado en varias ocasiones desde entonces, me parece todavía mejor persona que artista.

Mañana se inaugura en Barcelona una exposición especialmente interesante, se titula “Dibujar y comer”. La cita es mañana martes a las 20:00 h, en la galería Alejandro Sales, en Barcelona.

 

Pierre Roca la presenta la exposición así:

Usted y yo comeríamos antes de dibujar pero Javier Mariscal es de otra pasta y se desayuna con unos dibujos antes de echarse al coleto el colacao mañanero.

Este artista, a menudo presentado como un tipo blandengue y sin cuajo, se levanta cada día temprano, ejerce de padre, se pone al frente de la empresa que lleva su nombre, dibuja, viaja, inaugura, dibuja, anda más rápido que cualquiera de sus personajes, dibuja, reparte buenas vibraciones y además, además, luce una sensibilidad de espectro amplio que lo mismo se refiere a rincones de Cuba que a sus vecinas o a los niños de sus amigos o a rincones de su Valencia de toda la vida. O a las calles o a las naves industriales o a las bicis. O a un edificio nuevo. O a usted.

Y además come. Come y cocina y halla en el espacio culinario una continuación casera del estudio de Palo Alto. De ahí la exposición que se inaugura el quince de enero en la Galeria Alejandro Sales. Rábanos, langostas, morcillas, cuchillos, tenedores, coladores chinos, manteles de hule, saleros y trozos de pollo asado a medio devorar. Bistecs de los de antes, sardinas y panes.

Ese tipo merece la pena, créanme. Lo que vive, lo que pinta, lo que regala trazo a trazo.

 

Seguimos informando…

José López Pérez

Foto de Javier Mariscal y Tono Errando: José López Pérez