Home / Cine Europeo / “Mandarinas” (2013): Una gran película

“Mandarinas” (2013): Una gran película

mandarinas_36022Solo dura 83 minutos, pero los emplea de maravilla. “Mandarinas” es un gran drama bélico, podría decirse que es de los mejores alegatos anti bélicos presentados en pantalla grande.

17605-Mandarinas3Esta producción entre Georgia y Estonia nos lleva a 1990, en la época de estallido de la guerra en una provincia georgiana que busca ser independiente. Nos muestra un pequeño lugar, casi abandonado, donde viven solo dos hombres, cada uno en una casa diferente pero muy cercanas, comparten preocupaciones y momentos de ocio. Uno, Ivo, el de mayor edad, fabrica cajas y el otro, Margus, recoge su cosecha de mandarinas. Trabajan así en sinergia y dándose apoyo ante una situación tan dura. Un día hay un enfrentamiento entre los dos bandas, mueren varios soldados y logran sobrevivir dos soldados, cada uno de un banda. Ivo cuidará de ellos.

urushadze01Zaza Urushadze, nacido el 30 de octubre de 1965, es el autor del espléndido guión y dirige con maestría. Esta es la quinta película de este cineasta georgiano. Su padre, Ramaz Urushadze, fue un famoso portero de fútbol ruso.

El guión de “Mandarinas” es magnífico, los personajes están muy bien trazados, el conflicto está planteado con gran delicadeza y la acción avanza sin tiempos muertos pero con el ritmo adecuado para que la película respire, el espectador entre en la historia y el desenlace sea, al mismo tiempo, coherente y con alguna sorpresa. El guionista busca la cercanía para amplificar el mensaje y lo consigue, por supuesto.

Foto-Critica-Pelicula-Mandarinas-2Estamos ante un film donde los 4 actores protagonistas hacen un trabajo espectacular (se nota que Urushadze es un gran director de actores), pero muy especialmente el estonio Lembit Ulfsak (4 de julio de 1947) que logra que el personaje trascienda. Interpreta a Ivo que en su normalidad demuestra ser sabio. Pronuncia una frase en el film muy definitoria, al afirmar que ama y odia el lugar donde vive. Ivo es el único miembro de su familia que decide quedarse y no marchar a Estonia. Tiene un motivo bien fundado que se revela casi al final del film.

Otro aspecto destacable es la excelente ambientación del film. “Mandarinas” nos sitúa en toda la dimensión en el lugar donde suceden los hechos.

Es un gran alegato en contra de los conflictos bélicos, nos muestra que el fanatismo no conduce a nada bueno, que normalmente son las personas inocentes las que sufren de verdad el impacto de los conflictos armados. La escena final deja al espectador con ganas de saber más acerca de Ivo, de su historia y de su background.

La música de Niaz Diasamidze es otro gran acierto, refuerza la narración y al mismo tiempo tiene vida propia.

Foto-Critica-Pelicula-Mandarinas-4En definitiva, “Mandarinas” es un film armónico, para disfrutar y pensar.

“Mandarinas” logra que el mensaje pacifista trascienda y por eso consigue conmover, quizá es algo ingenua pero necesaria, de las mejores películas estrenadas hasta ahora en España en 2015, a buen seguro figurará entre las mejores del año.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

 

 

About JLP jose

Check Also

“Blinded by the light”: El poder liberador de la música (esta es mi historia, salvando las distancias)

“La ira y la intolerancia son enemigas del saber”. Mahatma Ghandi “Me daba la impresión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO