Home / Audio / Música / “Maravillosa familia de Tokio” (2016). Amar el Cine. Obra Maestra

“Maravillosa familia de Tokio” (2016). Amar el Cine. Obra Maestra

La nueva película de Yoji Yamada (Osaka, Japón, 13 de septiembre de 1931), “Maravillosa familia de Tokio”, sabe combinar a la perfección comedia, drama y melodrama. Es excepcional. Una Obra Maestra. Es la demostración del amor que Yamada siente por el séptimo arte. Tiene 85 años pero está más lúcido y activo que nunca.

Su anterior film “Una familia de Tokio” era el remake del film de Yasujirö Ozu, “Cuentos de Tokio” y como bien escribió Oti Rodríguez Marchante en su crítica en el diario ABC: “(…)Yamada coge a Ozu (todo, entero) y lo pasa a ahora, y la historia de esa pareja de ancianos que va a visitar a sus hijos a Tokio queda en color, temperatura y emoción a esa altura tan peculiar de Ozu. La historia se cuenta en planos  Ozu, fijos, de una composición abrumadora, pero sencillos, llenos de aire cotidiano, que observan a los personajes a esa distancia tan próxima al suelo que pisan, que leen cinco pensamientos a la vez”.

No puedo estar más de acuerdo, pero curiosamente “Maravillosa familia de Tokio” me ha gustado todavía más. Es un prodigio, maneja muy bien el conflicto, el tempo y su aire cercano acaba conmoviendo.

La banda sonora de Joe Hisaishi es una de las mejores de los últimos años. Su score aporta frescura, tono y resiste muy bien en cualquier reproductor doméstico. El tema de los títulos de crédito finales es memorable.

Las interpretaciones son memorables, todo el reparto está cumbre, los actores dicen verdad en todo momento.

Hay varias escenas magistrales, entre ellas la primera vez que el veterano protagonista está en el bar de costumbre, otra es cuando la novia de su hijo que afina pianos va a visitarlo al teatro y por supuesto las reuniones de la familia, y la escena final en la que en televisión, y de forma armónica, aparecen imágenes de Ozu que potencian la narración y le dan vida propia.

La acción de “Maravillosa familia de Tokio” arranca cuando tras casi 50 años de matrimonio, la mujer pide el divorcio. Esto conmociona por completo a la familia. Les obligará a hacer algo para que eso no suceda. Hay un aire que me recuerda a trabajos del gran Hirokazu Koreeda, también hay algún momento, sobretodo en el bar, que deja ecos del mejor Woody Allen.

Yamada muestra muy bien los conflictos familiares de la actual sociedad de su país.

La película se rodó entre septiembre y noviembre de 2014.

En su primer fin de semana recaudó en Japón 173 millones de yens, aproximadamente 1.400.000 €.

Yamada pronto dejó Osaka ya que su familia se trasladó a Dailan, donde su padre trabajaba como  ingeniero para el South Manchuria Railway. En 1954 tras graduarse en la Universidad de Tokio, entró en el estudio Shochiku como asistente del director. Pronto tuvo éxito como director, con la serie “Tora-san”. El éxito internacional le llegó con “El ocaso del samurái”, de 2002, que estuvo nominada al Oscar en la categoría de película de habla no inglesa.

“Maravillosa familia de Tokio” es una de las mejores películas de los últimos años. Una joya que no hay que perderse.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “La piel fría” (2017)

“La piel fría” es uno de los 15 estrenos de esta semana (personalmente le veo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *