Home / Cine Español / Martes Crítico de Oti Rodríguez Marchante: 7 críticas de 7 razones…

Martes Crítico de Oti Rodríguez Marchante: 7 críticas de 7 razones…

7 críticas de 7 Razones….

El estreno de “7 razones para huir”, película que tiene algunas señales distintivas entre la marabunta de películas estrenadas, nos permite hacer un jueguecito fácil: siete críticas de 7 estrenos. Vale, ni siquiera es ingenioso, pero es cómodo. Y la comodidad, en ciertas etapas de la vida, se valora más que el ingenio. Ahí van.

Nuria Vidal:

La primera, la de Esteve Soler, autor de las micro piezas teatrales que se representan; en segundo lugar los dos directores que se suman a Soler para realizarlas, Gerard Quinto y David Torras; en tercer lugar los dos productores más inquietos del panorama del cine catalán, Aritz Cirbián y Martin Samper; y en cuarto lugar, el magnífico conjunto de actores que se han prestado a dar vida a estos personajes absurdos y odiosos en un film inclasificable.

A Jordi Costa no le gusta la última historia:

En el conjunto conviven piezas capaces de convocar una inabarcable inquietud mediante elementos mínimos –la pesadilla del piso número 7- con desenlaces un tanto perezosos –el selfie al final de la agonía-, pero el reparto siempre acude al rescate de cada desliz conceptual. Que la pieza peor articulada –y la más condicionada por la elementalidad de su mensaje- cierre el recital no hace justicia a un conjunto donde brillantez (la emanación catódica de un refugiado), crueldad (la familia que aligera personal) e incluso una rara poesía (los pies de los ahorcados) se dan un (helado) apretón de manos.

A Alberto Luchini le parece la mejor:

Aunque el nivel medio de los episodios raya en general a un nivel más que aceptable, hay dos que sobresalen por encima del resto, el primero y el último, sobre todo el último, con una Núria Gago desencadenada, que son los más salvajes, los más nihilistas y, por ende, los más descacharrantes. Eso sí, se agradecería un poco menos de fidelidad al original y que la puesta en escena fuera un poco menos teatral de lo que es, que a ratos fatiga.

José López Pérez opina lo mismo:

En una película como esta, hay historias mejores que otras, algunas que a cada espectador le tocarán más que otras. De las 7 las mejores me parecen la primera, “Familia” y la última “Compromiso”. Se mueve muy bien en el humor absurdo la tercera, “Orden”, que me hizo recordar a “El ángel exterminador” de Buñuel, y donde lo bordan Sergi López, Emma Suárez y Manolo Solo.

Beatriz Martínez la ve entre brillante y subrayada:

El resultado es una película con mejores intenciones que resultados, que parte de ideas brillantes y termina cayendo en la tentación del subrayado, y que habla de la deshumanización de la sociedad en la que vivimos a través de situaciones cotidianas que se deforman hasta tal punto que su esencia grotesca nos devuelve una mirada al espejo de nuestra realidad.

Miguel Fernando Ruiz de Villalobos la ve casi perfecta:

Un circulo que encierra los elementos básicos de la sociedad actual tratados con mucho más que un habitual humor negro, donde lo ácido de las situaciones se combina en perfecta comunión con la ironía y el humor soterrado de algunas soluciones, muy brillantes, que los autores han sabido ofrecer con un estilo narrativo absolutamente coherente.

Francesd Orella, Lola Dueñas y Rosa Cadafalc. Foto de Sandra Sáez

Oti Rodríguez Marchante echa de menos lo exterior:

La puesta en escena es sencilla, funcional, por completo de interior (la falta de sol, luz y aire libre, además de un mayor vuelo en el plumeo del guion y en la ambición visual, la separan un tanto de su modélico precedente, «Relatos salvajes») y basada en las interpretaciones de su extenso y valioso equipo actoral. No llega a entrar a los lugares que pretende, pero, digamos, que sí consigue aporrear la puerta.

………………………………………….

Carlos Boyero se ha quedado esta semana con “Identidad borrada”:

El tema impresiona. Y te remueves ante la tenebrosa tela de araña que monta el poder con gente confusa y aterrorizada a la que juzgan gravemente enferma por su amor y su deseo hacia personas de su mismo sexo. Pero existe un problema grave. Y es que la calidad narrativa es inexistente. Está contada de forma grisácea y convencional, no existe la fuerza ni la complejidad ni el estremecimiento en sus nada memorables imágenes.

Y Luis Martínez y Nando Salvá escriben sobre “La sombra del pasado”:

Luis Martínez:

Henckel, pese al encomiable esfuerzo, apenas consigue salvar del esquematismo a unos personajes sobrepasados por una historia mucho más grande que la vida y que el sentido de la medida. Ni el rigor de una puesta en escena clásica ni el didactismo a machamartillo ayudan a componer la gravedad y dimensión de este inmenso tríptico tan angustiosamente descomunal como finalmente fallido.

Nando Salvá:

‘La sombra del pasado’, además, es una película que reivindica la libertad del artista para experimentar y saltarse las reglas pero que, en lugar de predicar con el ejemplo, lo haga echando mano de una narración de lo más convencional y de personajes inertes. La acumulación de acontecimientos y el monumental metraje hacen que el relato pase por épico, pero no evitan que las trayectorias de sus protagonistas resulten insignificantes.

……………………………….

Se han pasado los Oscar, también los Goya, ya ha estrenado Almodóvar, aún falta un mes para Cannes…. Con este panorama, el crítico de acontecimientos cinematográficos está un poco a ver llover.

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 230 de No Solo Cine en las Ondas

“La música es la taquigrafía de la emoción”. León Tolstoi   Os ofrecemos ahora el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO