Home / Cine Europeo / Martes Crítico de Oti Rodríguez Marchante: Han Solo no convence ni a los suyos

Martes Crítico de Oti Rodríguez Marchante: Han Solo no convence ni a los suyos

El estreno de “Han Solo: una historia de Star Wars” era una invitación a prorrogar la vuelta del Martes Crítico una semana más, tras mi escapada de la sección a causa del Festival de Cannes. Pero no, no voy a hacer un Karius (el portero del Liverpool) y voy a trincar fuerte esta pelota… Ron Howard coge de rebote el liderazgo de esta historia y la lleva hasta todas las pantallas del mundo, a lo que se ve con el fin de que los críticos de cine se diviertan peloteando con ella. Por aquí, si había algún crítico favorable a ella, no lo ha dicho. Yo, que no soy muy de las guerras y menos de las galaxias, ya sabía que me iba a gustar poco; pero es que no le da nadie ni un capotazo.  En fin, malas críticas, y la número uno en la taquilla. Lo normal. Unas cuantas opiniones sobre Han Solo.-

Nuria Vidal casi lo dice todo en esta frase:

No quiero hablar de Han Solo, quiero hablar de George Lucas. Insulsa aventura de juventud de Han Solo que no llega a estar a la altura del gran fresco galáctico que ideó un joven de 30 años que quería recuperar la ilusión de ver películas como las de antes….

Javier Ocaña quiere ponerse razonable:

Abordemos la película que es, y no la que hubiera podido ser, y desprendámonos de los prejuicios en torno a la aureola de un personaje fascinante, porque el trabajo de Alden Ehrenreich, sonrisa carismática, gesto burlón, heredero de Harrison Ford, quizá sea lo mejor de la función, Eso sí, de una función desteñida, en tiempos de ausencia de riesgo, y de errónea concepción artística en relación con su tono narrativo.

Luis Martínez le llama idiota, que no está mal:

Por ello, por su importancia, por su responsabilidad para sostener la mitología entera de Lucassorprende la corrección, la frialdad, la poca gracia de la película a él dedicada. Gracias a Alden Ehrenreich, el actor que toma el puesto de Harrison Ford, sabemos que Solo antes de héroe (o antihéroe) fue idiota. Y eso se digiere mal.

Salvador Llopart quería una magia que este Han Solo no tiene:

Le falta algo importante, ese algo más que podríamos llamar magia. Howard dirige con oficio aunque sin chispa, como siguiendo una sucesión de puntos marcados de antemano que hay que ir uniendo.

José López la considera la peor:

Tiene algunas, aunque pocas, virtudes, pero es, sin duda alguna, la peor entrega de la saga. Es aburrida, tiene un casting totalmente equivocado (no brilla nadie) y todo es un corre que te corre sin ninguna gracia. La película se hace muy larga, le sobran por lo menos 30 minutos.

Sergi Sánchez dice que es una película de la caverna:

Lo más grave es la extraña incompetencia visual del “look” de la película, sobre todo en las escenas de interiores, oscuras y monocromas como una caverna de la que quieres escapar a toda costa.

Oti Rodríguez Marchante la ve analógica:

Su aventura tiene aroma analógico, aunque haya algunos momentos con cierto calentón de espectacularidad, como el del asalto al tren, y un ritmo a la carrera entre persecuciones, duelos y quebrantos. Aroma analógico en el sentido de que le falta luz, brillantez, contraste y profundidad, y en realidad la película funciona más como foto nostálgica —aunque solo quede el marco– de asuntos tan trascendentales como el primer encuentro entre Han Solo y Chewbacca

………………….

Y otro título de estreno, Disobedience, de Sebastián Lelio, en opinión de Luis Martínez, que arranca su comentario un poco raro, lo cual no sorprenderá a nadie que suela leerlo.

Lo importante, como les supongo informados, es amar. Y hacerlo, en la medida de las posibilidades, sin atender a razones. Se ama porque sí, con todo el cuerpo y con cada uno de sus fluidos. Leche, sangre, esperma o saliva, cada vez que dos pieles se rozan se derrama el mundo. Suena lírico y, en realidad, es Sebastián Lelio.

De Oti R. Marchante, en cambio, recogemos el final, y a punto está también de escribir de pieles que se rozan.

La cámara de Lelio es seca, aunque persiga cierta humedad en un par de escenas de cama elástica entre Rachel Weisz y Rachel McAdams, y no consigue transmitir toda la pegada melodramática del relato. Pero lo cierto es que el dúo de Rachel(s) se entrega en cuerpo y alma a la lucha erótico sentimental y dan algo de qué hablar al final de la función.

…….

De este otro estreno, “Caras y lugares”, de Agnès Varda, un par de tres apuntes:

El de Jordi Costa:

Lo único que se podría reprochar a este trabajo excelente es que haga demasiado evidente la construcción de esos momentos en los que Varda y JR funcionan como reflexiva pareja cómica. Y ese incrementado tono de buenrollismo que hace temer que, tras cualquier esquina, pueda aparecer James Rhodes dispuesto a entregar el premio a la croqueta del año. El chasco godardiano en el desenlace acude al rescate de ese azar que definió, de principio a fin, el recorrido de la germinal Los espigadores y la espigadora.

Jordi Batlle:

Una alegría radiante atraviesa todo el metraje, que nos reserva una perla en el epílogo, en Suiza, que tiene por protagonista nada menos que a Jean-Luc Godard, compañero octogenario de batalla de Varda, a quien la cineasta filmó en un corto de 1961 del que vemos fragmentos.

Antonio Weintichter:

Suena a pura ocurrencia pero se plasma en un contacto entre el Arte y la Gente hecho verosímil por la presencia de esa artista gentil que es Agnès. Y hay incluso un insólito clímax final, la escena de la que todos hablan, el frustrado encuentro entre la brujita buena como las brujas de Terry Pratchett que es Agnès, y ese ogro del cine que se niega a salir de su cueva platónica para recibirla que es Godard. Genio y figura.

Y la semana que viene El Quijote de Gilliam, otra invitación a prorrogar el Martes Crítico. Procuraremos no caer en la tentación de hacernos un Karius.

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Autòcton Blanc 2016: Un gran vino de Albert Jané

Elaborado con las variedades Xarel.lo (75 %), Xarel.lo vermell (rojo en castellano, 10 %) y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO