Home / Críticas / Martes Crítico: Las varas te medir a Woody Allen

Martes Crítico: Las varas te medir a Woody Allen

El estreno de la última película de Wody Allen siempre le supone a la crítica el esfuerzo adicional de medirla, pesarla, compararla con otras suyas, decidirle el tamaño y la importancia como si fuera una trufa… Creo que lo explico en el arranque de la crítica que publiqué en ABC a propósito de “Irrational Man”:

La tarea siempre más difícil ante una película de Wood y Allen es situarla: ¿grande?, ¿pequeña?, ¿seria?, ¿graciosa?, ¿sólida?, ¿líquida?… Y una vez situada, pues se paladea con su sabor adecuado. «Irrational man» se encuadra entre sus películas de asesinatos, que son, como todo el mundo sabe, unos asesinatos sin pena ni gloria, azarosos, absurdos y que dudan a qué lado clocar al espectador, si al de la víctima o al del asesino en un balanceo más sobre la banalidad que sobre el mal (caso extremo era el de Chazz Palmintieri cargándose a la chica del jefe por mala actriz en «Balas sobre Broadway»).

Nos damos un paseo por otros comentarios para comprobar que cada uno dice lo que le viene en gana: que es pequeña, que es inmensa, que es seria, que es graciosa y chistosa…

Para Quim Casas en El Periódico “Irrational Man” es una severa tragedia con aires ligeros de cuento moral en la que se dirimen muy bien, sin pesadez ni aleteo intelectual, temas como la ética, la moralidad, el sentimiento de culpa y la deriva anímica en la sociedad burguesa de nuestro tiempo.

Jordi Costa la considera en El País como un estimulante caso de estudio: es una pieza estrechamente relacionada con la triunfal Delitos y faltas (1989) y la sobrevalorada Match Point (2005), pero remata el tríptico con una importante decisión de tono. Si la primera hacía convivir drama y comedia dentro de un mismo relato, pero en esferas separadas, la segunda decidió prescindir de lo bufo.

En cambio, a Salvador Llopart en La Vanguardia, la película le produce la sensación casi contraria: … A los ochenta, Allen nos vuelve a hacer reír (o sonreír) con Irrational man, una comedia sin ínfulas ni pretensiones, de estilo suelto y chiste fácil (por momentos facilón), que transita por el lado de las inquietudes digamos filosóficas del director.

José López en Nosolocine considera que “Irrational man” es grande y graciosa: es uno de los films mayores de Allen, una comedia negra con elementos morales muy de su línea y de su estilo… Woody logra que el espectador reflexione sobre temas morales que plantea en la película, y lo hace con lucidez y momentos de humor muy acertados.

Y yo, buscando, buscando, voy y encuentro en esta película algo que nunca había hecho antes Woody Allen, y lo explico (sin reventar mucho el argumento, pero sugiriendo que por primera vez completa la idea de crimen y castigo) en el final de la crítica:

Podría emparentarse esta película con «Match point» (el detalle de la linterna se asemeja al de la pelota de tenis en la red) o incluso con «Delitos y faltas», sin que el peso de la culpa haga su aparición; pero incluye un detalle nuevo en su modo de mirar el asesinato, y es su trato al asesino, como si por primera vez se decidiera a pedirle explicaciones. En fin, obra mayor o menor, pero imprescindible en el grueso de su filmografía.

 

Oti Rodríguez Marchante

@OtiRMarchante

 

 

About JLP jose

Check Also

Programa 194 de No Solo Cine en las Ondas

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO