Home / Críticas / Martes Crítico de Oti R. Marchante: Contra el cine “blando”, tipos duros

Martes Crítico de Oti R. Marchante: Contra el cine “blando”, tipos duros

Me gustan los tipos duros, los que no se quiebran ante una película tan descaradamente para llorar como “Antes de ti”, tan llena de trampas y de sentimientos, y con unas interpretaciones tan vistosas que hasta dan rabia, especialmente si eres un tipo duro. Javier Ocaña demuestra que lo es en El País con este comentario:

Edimburgo, hermosa ciudad, pocas veces ha salido mejor retratada en el cine. Él, Sam Claflin, parapléjico que busca la muerte, es guapo. Ella, Emilia Clarke, cuidadora excéntrica, bellísimos ojos, luminosa sonrisa, está un par de palmos por encima de lo debido en histrionismo, cuando no era necesario. Hay canciones melosas, una casa de diseño, puestas de sol, cielos estrellados y tormentas de verano. Eso sí, lo que no hay es dolor; se supone que habita por algún recodo, pero nunca se explicita.

Lo que pide Javier Ocaña es que haya más dolor, y que se explicite, menos buen rollito y menos romantiqueo y mierdas de esas. Un tipo duro quiere ver el dolor, como en una buena escena de Chuck Norris.

Alberto Luchini llega en El Mundo a una conclusión: que existen las lágrimas fáciles, que no hace falta talento especial para hacer llorar a la gente, que es como decir que es fácil también hacer reír a los demás. Por supuesto, creo que se equivoca por completo, que lo fácil es que la gente ni llore, ni ría, ni atienda, ni le importe una mierda lo que le cuentas. No es el caso de esta película. Pero lean lo que dice:

Lo que no queda claro es hasta qué punto la escritora británica se inspiró en el filme de Olivier Nakache y Eric Toledano, porque el argumento no es que sea parecido, es que es idéntico, al menos durante la primera hora, y con un arranque calcado. Luego, en la segunda mitad, ya no, porque la cosa degenera en un ñoñísimo melodrama romántico lleno de lugares comunes cuyo único objetivo es provocar lágrimas fáciles a cualquier precio.

Beatriz Martínez es también un tipo duro en El Periódico, pero tengo la impresión de que nos oculta algo, ¿no se emocionaría viéndola?, y además considera que la eutanasia es un tema controvertido, ¿quién lo iba a sospechar?:

‘Antes de ti’ no se libra de su apariencia melosa y naíf. Sin embargo, la película utiliza los clichés de su género de una manera honesta y precisa. Sabe que su misión, a través de la ternura y la dureza de la historia de amor, es provocar el llanto, al mismo tiempo que reflexiona sobre un tema tan controvertido como es la eutanasia.

Antes_de_ti-112674443-large

Y a mí, que cada vez tengo menos cosas que reprocharle a los demás, pues me ha encantado tanto la película como su actriz, Emilia Clark, porque me gusta la gente que no es como yo, sosainas. Esto digo en el ABC:

… un viaje en una montaña rusa emocional que sería ridículo, tópico y falsote de no ser por la completa magia de su pareja protagonista, y muy especialmente Emilia Clark, maravillosa con su físico «Gigi» y con un personaje que abruma, desbarajusta, enamora y le daría optimismo y vitalidad hasta a un condenado en la escalerilla del patíbulo.

 

De Independence Day, he buscado pero no he encontrado grandes cosas a su favor. De hecho, Beatriz Martínez en El Periódico es casi la que mejor la deja:

El director ha llegado a un punto de su carrera en el que parece ya darle todo lo mismo. El espectáculo y la diversión son su objetivo, y no le preocupa que el sinsentido campe a sus anchas. Así, ‘Independence Day: Contraataque’ se convierte en un ‘delirium tremens’ de acción mastodóntica en la que se mezcla lo sublime con lo ridículo de la forma más armónica y natural.

 

Jordi Costa en El País, si se lee con atención, uno llega a la conclusión de que tampoco la deja tan mal. O tal vez sí, que con Jordi nunca se está seguro:

….deja que las dos décadas de distancia entre modelo y secuela pesen en una ficción que recupera, en clave post-traumática, a un buen número de los personajes principales de Independence Day. Hay buenas ideas —la apropiación terráquea de tecnología alienígena— y secundarios delirantes marca de la casa —el Señor de la Guerra africano—, pero prevalece la impresión de haber pasado de una película acontecimiento a la algo atropellada resurrección de una franquicia, mucho más marcada por la urgencia corporativa que por necesidad de discurso.

 

Luis Martínez no da rodeos con ella:

Esto es un auténtico Whopper cinematográfico con extra de todo y, en efecto, todo lleva toneladas de colesterol. El placer culpable es esto. Ya esperamos la tercera parte.

 

Yo en ABC quiero dar la impresión de que tengo un criterio sobre el cine de marcianos, y lo expongo:

De una película de marcianos lo menos que puede uno esperarse es, primero, que sea completamente inverosímil (más tranquilos todos, si no parece posible), y segundo, que sea entretenida y que pierdan los marcianos. Y esta secuela cumple esos requisitos mínimos: no hay quien se la crea y te diviertes (si quieres) con toda la morralla argumental y todo el jaleo terrícola para contrarrestar un nuevo ataque más bestia, más vikingo, de la marciana reina y sus obreros y soldados marcianos.

 

En otro orden de cosas…

211574Me ha encantado el arranque de la crítica de Noemi Osorio en No Solo Cine de “Esperando al Rey”:

Será que el cine me tiene tan acostumbrada a mostrarme el mundo interior y en ruinas de mujeres de mediana edad, que cuando hace lo propio con un hombre, y lo hace sin tapujos, me llama muchísimo más la atención, por aquello de ver como el sexo opuesto afronta las crisis existenciales. Es el caso de la nueva película protagonizada por el siempre emblemático Tom Hanks, “Esperando al rey”.

 

Y merece la pena leerse algunas consideraciones de Nuria Vidal en su blog sobre el estreno de la última de Linklater, “Todos queremos algo”:

No se muy bien que tiene Richard Linklater para gustarme tanto. En realidad no soy fan suya en general, pero algunas de sus películas consiguen conmoverme y hacerme sentir una extraña felicidad. Una añoranza de algo que está latente en el fondo de mi misma aunque no me parezca ni me haya parecido nunca a estos estudiantes o al niño de Boyhood o a la pareja de la trilogía del Antes de… Creo que lo que me gusta mas de Linklater es su uso del tiempo. Una noche o un día en las tres Antes de…; doce años en Boyhood; tres días en este fin de semana que sirve para dejar atrás una etapa y empezar una nueva. Pero no se trata de la típica película de universitarios tipo Porky, ni tampoco un film al estilo American Graffiti. Linklater utiliza sus recuerdos de ese primer fin de semana en la universidad, para ofrecer una descripción de las tribus de estudiantes y sus costumbres, vestuarios y músicas y hacer un retrato que de lo colectivo extrae lo individual.

 

Como cada vez soy más lerdo, no he encontrado en la página web de La Vanguardia las críticas de esta semana, que creo recordar que, en general, estaban muy graciosas y hubiesen sido muy aprovechables aquí. Igual vosotros, que tal vez no seáis tan lerdos como yo, aunque lo dudo, las encontráis y podéis mandar a este programa semanal un miércoles crítico de ellas. O también podéis iros a tomar una caña fresquita tan ricamente.

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 194 de No Solo Cine en las Ondas

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”. …

One comment

  1. Veo con admiración que hemos llegado a ser martes crítico sólo por unos cuantos minutos… Casi nos metemos en el miércoles. ¿Qué pasa, que un día entero es poco para ponernos críticos?, ¿necesitaremos también el miércoles para decir todas las sinsorgueces que decimos?… No. Estamos explorando en las zonas del tiempo, y hemos encontrado que entre el martes y el miércoles hay un territorio que no es de ni uno ni otro, más o menos media hora antes de las doce y media hora después, y se llama mártcoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO