Home / Críticas / El Martes Crítico de Oti R. Marchante: La, La, Land, La Ciudad de las Estrellas (de 0 a 5)

El Martes Crítico de Oti R. Marchante: La, La, Land, La Ciudad de las Estrellas (de 0 a 5)

Hay Martes a los que uno llega tarde, y éste es de esos: No vi a tiempo para escribir de ella “La La land”, una película que cuando la vi (tarde) se me coló tan adentro como el virus que me lleva haciendo toser un par de semanas. No es que me gustara, es que me entusiasmó, y no tanto por lo que tiene de musical: esa primera escena tan alabada, tan musculosa cinematográficamente, no es lo que me vuelve loco, sino la sencillez y la doble cara de su hermosísima historia de amor, como de cubo de Rubick con los movimientos y los manoseos de la vida. Y me gustó una enormidad también “La tortuga roja”, y algo menos, pero casi mucho, la de Mateo Gil, “Proyecto Lázaro”. Y me sorprende algo que ya no debiera sorprenderme, que una película no le guste a todo el mundo tanto, tanto como a mí. En el caso de “La La Land” he leído muchos comentarios, tirando a elogiosos, pero sin demasiada pasión por ella. Vale, sí, está bien, tiene sus cosas… Me choca, y los pongo a continuación.

Carlos Boyero es elogioso en El País, pero de un modo templado:

El arranque y el onírico cierre son antológicos. A su lado el centro decae, ya he sido testigo otras veces de historias similares, pero también es audible y visible. Hay múltiples homenajes, incluido uno alargado al insoportable James Dean en Rebelde sin causa. Ryan Gosling, el hombre que las enamora a todas, especialista en caídas de ojos y coquetería casual, actor que me carga un poquito (excepto en Drive) otorga credibilidad y encanto a su personaje. Emma Stone no es guapa, pero sí buena actriz. Y puede ser sexy. Y además, cantan y bailan ambos más que aceptablemente. 

Quim Casas está también entre el elogio y el ni fú ni fa en El Periódico:

Se trata de una operación de nostalgia (dentro y fuera del relato) algo impostada: Emma Stone quiere triunfar en el cine y ser una estrella como las de antes y Ryan Gosling, que baila igual que hace drama violento con Nicolas Winding Refn, desea triunfar en el jazz tocando solo al estilo de John Coltrane o Thelonious Monk. El pasado, la nostalgia y la añoranza final por lo que no se logró tener. Pero el filme tiene al mismo tiempo el interés (y el riesgo, aunque esté parece minimizado…, sus preciosas referencias a la secuencia del Planetarium de ‘Rebelde sin causa’ y algunos números muy bien diseñados y filmados.

 

Nuria Vidal en su blog tampoco se desmelena:

La La Land es una hija directa del cruce entre Cantando bajo la lluvia y Los paraguas de Cherburgo. De la primera tiene el encuentro entre los dos protagonistas en un atasco y el ambiente de los estudios de rodaje; de la segunda tiene ese final agridulce de un amor que se recordará siempre. De las dos toma los colores, el ritmo, las canciones que forman parte de la historia y los personajes entregados a una pasión. Hay un tercer referente obligado (y citado) Rebelde sin causa, de Nicholas Ray.

 

José López es realmente duro en No Solo Cine:

Lo primero que quiero destacar es que pese a que seguro que será un gran éxito de público y logrará varios Oscars, me ha decepcionado por completo, me esperaba mucho más. El film no es para tanto, tiene un guión bastante mejorable en el que la trama romántica es muy típica y tópica, varios números musicales son flojos y varias canciones tienen poca enjundia. Eso sí, como decía al principio, juega a caballo ganador. Es la película de moda de la temporada, la que parece que hay que ver.

 

En cambio, Jordi Batlle rezuma algo más de entusiasmo al hablar de ella en La Vanguardia, de sus homenajes, de sus referencias a Kelly, a Demy, al jazz, a Rebelde sin causa, al Cinemascope…, y titula su comentario Éxtasis musical y fílmico. Dice: La La Land viene a celebrar, con pasión incendiaria, la memoria del cine musical clásico, y concretamente la del musical romántico en colores exaltados…

 

José Manuel Cuéllar también destila en ABC entusiasmo general con la película:

Si la película es una joya, enorme, en sí misma, el final es tremendo, de lo mejor visto en años. Tremendo de emoción, de lágrima en el alma, de sollozo incontenible por la emoción que derrama en cada toma, en cada mirada, en ese hola y adiós, en lo que pudo ser y no fue, y en lo que es ahora mismo.

Pero he encontrado un texto realmente apasionado con “La La Land” y con el que me siento más cercano. Es el de Sixto Javier Pérez en revistabinter.com, que casi me conmueve con su arranque tan entregado y pasional:

Es la crítica más difícil a la que me enfrento, simplemente porque la película es perfecta, maravillosa, mágica, emotiva, nostálgica… y quiero decirles tantas cosas que no sé por dónde empezar, quiero compartir con ustedes tantas emociones que no sé cómo hacerlo. Solo puedo decir que La La Land es verdadero cine, puro entretenimiento y absoluta calidad.

 

A Sergi Sánchez le ha gustado tanto o más que a Sixto Javier Pérez, pero no se derrama hasta ese punto sobre ella; aunque le da todo su arsenal de estrellas, y apunta muchas de sus cualidades, la sencillez de la trama romántica y la expansividad de su puesta en escena…. A Dani Arrébola juraría que le ha gustado menos, pero se vuelca mucho más en su comentario en APTCCine: Si sólo dispones en tu calendario de un día al mes y en tu bolsillo de diez euros para ir al cine, deberías realizar tu inversión en la entrada de La ciudad de las estrellas (La la land). Es altísima la probabilidad de que salgas flotando de la sala, de reconfortarte con un arte atiborrado de ruidos, sagas y remakes sin sustancia y de quién sabe, de coger la mano al que esté más cerca y proponernos aquello de bailar, cantar y soñar todos juntos.

 

“La tortuga roja” es una película animada y especial por muchas cosas, y en sus críticas se encuentra una total unanimidad. A Sergi Sánchez, a Jordi Batlle, a Nuria Vidal, a mí mismo y así lo digo en ABC (Abrumadoramente hermosa y pura en su texto y contexto, a pesar de no apoyarse en diálogos, pues es muda, lo cual sublima su capacidad de sugerir, de invitar a la imaginación y a la interpretación con toda la potencia de su poética y su parábola. Un regalo tan magnífico que se podrá apreciar más aún en los ojos de cualquier niño mientras lo desenvuelve)

En cambio, de “Proyecto Lázaro” hay que decir lo contrario: no ha convencido en general, y casi todos le reprochan su cantidad de “texto”, desde Lluis Bonet en La Vanguardia (“Todo un experimento, si bien se excede en un concierto verbal que envuelve constantemente al espectador”) a Javier Ocaña en El País (Gil, en un relato que se acerca a la metafísica desde una órbita ontológica (el ser humano en cuanto tal, su esencia mortal), ha compuesto una ambiciosa película que, no por casualidad, pues él fue coescritor de ambas, desarrolla semejantes subtextos que Abre los ojos Mar adentro) o yo mismo en ABC (La película son recuerdos, emociones y reflexión sobre el presente, tan discursiva como provocadora de ideas y sentimientos, alejada por completo de cualquier manipulación sobre lo bueno, lo malo y lo ético (ni siquiera los afanes de la ciencia son villanos), y dentro de las ajustadas y sobrias interpretaciones sobresale el buen gusto de elegir el rostro de Oona Chaplin para paladear el encanto de lo pasado y el de Charlotte Le Bon para el encanto de lo presente. Todo en ella es imaginativo, desde su Prometeo a su guiño bíblico).

Pues, eso, que ha empezado el año como casi siempre, con el estreno de la mejor película que vas a ver en todo el año, pero que luego, lo que son las cosas, estrenan otra docena o dos que te la tapan. Yo, hasta por lo menos marzo, no pienso ver ninguna mejor que “La La Land”. Prometido queda.

Oti Rodríguez Marchante

@OtRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Vida perfecta”, la perfecta serie de Leticia Dolera

Leticia Dolera es a España como Barbra Streisand a Estados Unidos (obviando el cante, of …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO