Home / Críticas / Martes Crítico de Oti R. Marchante: Lumière y taquígrafos

Martes Crítico de Oti R. Marchante: Lumière y taquígrafos

El estreno de la semana, al menos para aquí, el Martes Crítico, es “¡Lumière! Comienza la aventura”, documental sobre los albores del cine que resulta tan educativo como conmovedor. Unas cuantas opiniones sobre esta película firmada por Thierry Frémaux, y unas cuantas más sobre algún que otro estreno importante; bueno, exagerando un poco.

Carlos Boyero

Ignoro cómo podrá reaccionar un público acostumbrado por el cine actual, mayoritariamente el de Hollywood, a consumir imágenes a toda hostia, a que los planos no duren más de veinte segundos, al imperio de los efectos especiales, ante el enamorado retrato que hace Frémaux de los inventores de algo realista o mágico, maravilloso en cualquier caso, llamado cine. Tal vez se escandalicen por haber pagado una entrada para asistir a algo tan exótico y fatigoso para ellos como la arqueología del cine. O sea, que nadie vaya de despistado. Por mi parte, es lo más bonito que me ha ocurrido en una sala de cine durante los últimos y desalentadores meses. Sonrío, río, me fascina el talento y la imaginación de los hermanos Lumière

Luis Martínez:

La película aparece dividida en 11 capítulos que se cierran con un epílogo. De entrada se trata simplemente de episodios temáticos. Vemos a la película crecer al mismo ritmo que lo hace la ambición y curiosidad de sus autores. Primero aparecen lo que se antojan simples pruebas, filmaciones en las que se reconoce el temblor de los primeros pasos. Un tren que llega, un niño que aprende a caminar, unos amigos que juegan a las cartas… Son estampas familiares quizá costumbristas por las que empieza a respirar la necesidad de un punto de vista, de una mirada, de una emoción.

Oti Rodríguez Marchante

De hecho, y en los márgenes del magnetismo fantasmagórico y la belleza de las filmaciones, lo que consigue esta obra es deshacer y orientar una idea aceptada, esa de que los Lumière inventaron el artilugio y su mera función reproductora y Georges Méliès inventó la ficción, su poesía y espectacularidad. La voz de Frémaux recoloca, ante las imágenes que lo prueban, esa idea y nos descubre a unos artistas del relato, unos maestros del encuadre, la luz y la intención, y a unos auténticos creadores de «historias», cuentos y géneros.

José López

Frémaux dirige y ejerce de maestro de ceremonias en este magnífico documental, su voz en off aporta información muy valiosa. Es el director del Institut Lumière de Lyon y del Festival de Cine de Cannes desde 2001. El film brilla por su didactismo… En 1895, los hermanos Lumière inventaron el cinematógrafo y dirigieron unas de las primeras películas de la historia del cine. “!Lumière! Comienza la aventura” ofrece una selección de 108 películas restauradas que nos muestran un viaje a los orígenes del cine. Cada una de estas películas dura 50 segundas. Frémaux acertadamente las agrupa por bloques temáticos o centros de interés. Son una mirada única sobre Francia, el séptimo arte y el mundo que inaugura el siglo XX.

Quim Casas sobre “La piel fría”

Las imágenes de las criaturas, que surgen de entre los acantilados para escalar el espigado faro, son ciertamente poderosas, de lo mejor de un filme que funciona bien cuando apela a este terror e inquietud epidérmicos, sin florituras. Pero también es verdad que la evolución del conflicto entre las hordas anfibias y los pocos humanos que se hacen fuertes en el faro no está bien explicado del todo, y a la película le falta algo más de misterio y de tensión más allá de la que aparece en los salvajes ataques nocturnos.

Oti R. M. sobre “Las hijas de Abril”

Abril no es aquí un mes, sino un personaje, el que llena de manera sorprendente Emma Suárez con una interpretación tan desenfocada en sus perfiles psicológicos, tan humeante y serena como una pistola recién disparada y tan finamente ocultada y mostrada por la calidez y belleza que manifiesta su rostro, su voz, su mecánica corporal, que se asiste al relato de los hechos con una incomodidad extrema.

Javier Ocaña sobre “Handia”

De exquisito gusto visual, con un formidable aparato formal de fotografía, música y dirección artística, es bella sin caer en el esteticismo, y recóndita como su figura protagonista, un ser humano al margen del tiempo que le tocó vivir, un hombre elefante expuesto como atracción de feria en una época convulsa donde, finalmente, lo único inalterado es la tierra que le vio nacer y morir.

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

 

.@OtiRMarchante

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Jornada de clausura del festival de cine de Sitges 2019 y «Joker». Por Jordi Izquierdo

Anoche me despedí de Sitges, del festival y de los amigos que cada vez que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO