Home / Críticas / Martes Crítico de Oti R. Marchante: Sí a El Viajante, no al boicot

Martes Crítico de Oti R. Marchante: Sí a El Viajante, no al boicot

Atentos siempre a la más escrupulosa actualidad, los responsables de este espacio “Martes Crítico” hemos decidido subrayar tres de los estrenos de este fin de semana, y por motivos muy diversos. El primero, “El viajante”, porque es reciente ganador de un Oscar y su director, Asghar Farhadi, un cineasta que rodea el mundo de oriente a occidente. El segundo, “El Guardián Invisible”, porque es una película que está empezando a padecer uno de los mayores males de nuestro tiempo: el gilipollas del guasap, y la campaña de boicot contra ella porque trabaje una pobre descerebrada que ni sé cómo se llama ni me importa es tan lamentable como cualquier otra de las campañas de boicot que tan de moda se han puesto entre la gente más botarate. Y el tercero, “Logan”, por un motivo evidente: no tenía otra película a mano para citar a Sergi Sánchez, uno de los críticos que le dan caché a este espacio atento a todo, incluido a esa desidia de la página web de La Vanguardia, que ignora la opinión de sus opinadores sobre cine y no ofrece las críticas de las películas de estreno. Prefieren rellenar su parte dedicada al cine con chuminás. Bueno, es una opción. Voy:

Sobre la película de Farhadi, “El viajante”, Carlos Boyero tiene una opinión algo indecisa, pues transcurrido el tiempo desde que la vio en el Festival de Cannes y vista de nuevo perdió interés para él; aunque ya confiesa en este párrafo que ya en su primera visión entraba de perfil:

En Cannes, me costó bastante entrar en lo que me estaba contando Farhadi. Pero después el tono opresivo, la angustia, el misterio, la sensación de que todo va mal y que acabará mucho peor lograron engancharme. Cuenta las grietas con las que comienza el final de una pareja. Interpretan en su tiempo libre Muerte de un viajante, se instalan provisionalmente en una casa en la que se desatará su crisis definitiva al tener que huir de la suya por peligro de derrumbe, recibirán la visita pegajosa del miedo por medio de un extraño que se ha colado por equivocación en su intimidad, el caos sentimental se acelerará.

Luis Martínez expresa algo más de entusiasmo por “El viajante”:

El director, decíamos al principio, se niega a que acomodemos la mirada en los gestos previsibles. Pero, repetimos, no se trata de sorprender con lo inaudito sino de hacerlo con lo rigurosamente nuevo. …. Pocos consiguen hacer tan sencillo la más complicada, envolvente y elaborada de las narraciones como Farhadi. El resultado es una película de una perfección casi humillante, puesto que, precisamente, de eso trata, de la humillación.

 

Nando Salvá reconoce la maestría de Farhadi, pero se le aprecian ciertos recelos, y sutiles (en contra de su costumbre de golpear allí donde duele), con la película:

La falta de originalidad, en todo caso, no merma la maestría de Farhadi haciendo juegos malabares con un conflicto que crece como una bola de nieve al descender, meditando en el proceso sobre asuntos como el patético honor masculino y la naturaleza evasiva de esas cosas que llamamos verdad y justicia, y creando tensión irrespirable suficiente para evitar que nos demos cuenta de que a su artificio dramático se le ven las costuras. Estamos demasiado ocupados sujetándonos el alma dentro del puño.

 

Nuria Vidal, como suele hacer, le aplica un original punto de vista:

El guión del propio Farhadi combina las dos tramas, la del teatro y la de la vida haciendo que entre en el drama un segundo viajante, un hombre viejo y acabado como el Willy Loman de Miller. Mientras escribía esto me he dado cuenta de que Farhadi está escribiendo una especie de Comedia Humana (Tragedia humana) que tiene una continuidad en sus personajes femeninos: la Ely de su primera película, se quiere divorciar con el nombre de Nader, se marcha a Francia para vivir como Marie, pero vuelve a Teherán dispuesta a recomponer su matrimonio convertida en Rana. Tras el incidente que cambia toda su vida ¿qué camino tomará la Protagonista de Farhadi en los rasgos de Penélope Cruz y en España?

José López es escueto en su apreciación, lo que se demuestra en esta frase al grano:

En “El viajante”, Farhadi, aborda de forma magistral temas como la mentira, el honor, la verdad, la justicia, la humillación y la venganza. La última media hora es magnífica, implacable.

 

Oti Rodríguez Marchante, en cambio, escribe un largo, larguísimo, artículo en el que viene a decir lo que todos los demás, y esto:

Es curioso como en todo el cine de Farhadi, el conflicto esencial, lo que mueve la trama interna y sentimental de los personajes (la falsa acusación en «Nader y Simin…») se extrae del campo visual narrativo de la historia, se mantiene fuera de la «vista» del espectador, otorgándole al relato una intriga especial, casi policial, mientras que se alienta la reflexión sobre el carácter, la moral y los desequilibrios de clase, sexo, cultura y religión de la sociedad iraní. Y todo ello captado con precisión por una cámara obsesionada en la sutileza de los gestos, en los más cotidianos detalles y en darle sentido a unos diálogos magníficos, tan magníficos como la interpretación de la pareja protagonista.

………

Y pasamos a “El Guardián Invisible”, película que yo no he visto, pero con esta merluzada del boicot poco menos que estoy obligado a ver. Lo que opinan algunos críticos:

A Javier Ocaña le molestan un poco los “si bien” y los “por lo demás”…, no sé si no debería ir a ver a un especialista:

El retrato de roles es bueno, y las tramas sobre el pasado de los personajes, fundamentalmente el de la mujer policía protagonista, enriquecen. Sin embargo, la película resulta a veces demasiado retórica y redicha en su parafernalia del lenguaje policial, con todos esos enlaces entre frases («si bien…»; «por lo demás…», y otros del estilo), tan forzados gramaticalmente y tan poco coloquiales, que además llevan a ciertos intérpretes a verbalizar los textos con impostura, casi declamándolos.

 

Luis Martínez encuentra una buena cita para hablar de la película, y arranca con ella. Yo le he dado varias vueltas para encontrar la conexión, pero la cita y el citado son imbatibles. Luego, le da un palito y le reprocha su arbitrariedad y su acercamiento a los clásicos. A un especialista no, a urgencias:

Fue Caspar David Friedrich (romántico, paseante y pintor) el que entendió que todo paisaje no es más que un boceto del mismo alma. Sus personajes, siempre de espaldas, contemplan las cimas de las montañas y en realidad no hacen más que asomarse al más profundo de los precipicios. El de dentro (…)… Pese al buen hacer de un reparto encabezado por la siempre torturada Marta Etura, la película naufraga en su deseo mal reprimido de trascender la letra del crimen. Todo se antoja tan arbitrario como afectado y siempre pendiente de acercarse demasiado a los clásicos. Cuando no imitarlos.

Beatriz Martínez intenta en El Periódico ser un poco más antiboicot:

Puede que no sea el ‘Millennium‘ de David Fincher, que los actores declamen sus textos de una manera un tanto rígida, pero ‘El guardián invisible’ tiene empaque y entidad suficientes para convertirse en un producto digno.

Y Carmen Lobo en La Razón, también:

«Thriller» sólido y sombrío, juega un papel clave en la historia de las disfunciones provocadas en una familia por una madre literalmente endemoniada y que va poco a poco calando en el ánimo del espectador como esa persistente lluvia que cae casi durante todo el filme.
Y por fin, Sergi Sánchez otorgándole al “Logan” un poquito de la profundidad que le falta:

¿Qué es Lobezno si no un Shane con los pelos y las uñas de punta? Antes que en George Stevens, Mangold se mira en el Clint Eastwood de «El jinete pálido» para que Lobezno –que en 2029 vive cerca de la frontera con México, se gana la vida conduciendo limusinas, sueña con comprarse un pequeño barco, bebe y tose demasiado, y cuida de un Charles Xavier al filo de la demencia– aúlle en su última luna.

Pues eso, que el Martes menos pensado voy a acabar diciendo lo que pienso.

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchnte

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“El irlandés” (2019): Pintando casas

“(…) Intentamos hacer esta película a través de otros estudios, pero nadie estaba dispuesto a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO