Home / Animación / Por qué Mary Poppins es mi película favorita (y quizás la tuya también). Por Cristina Febrer

Por qué Mary Poppins es mi película favorita (y quizás la tuya también). Por Cristina Febrer

Todos tenemos uno o varios filmes favoritos que no nos cansamos de ver, una y otra vez. Uno de los míos, quizás el que elegiría si solo pudiera citar uno es Mary Poppins. La famosa película de Walt Disney protagonizada por Julie Andrews y Dick Van Dycke.

mary-poppinsNo voy a hablar aquí de la trama, de los personajes ni de la original y pegadiza música de la película. Me gustaría explicar mis conclusiones sobre por qué, después de muchos años, considero que Mary Poppins es mi película favorita y quizás, también, de otras muchas personas con las que a veces he coincidido hablando sobre este filme.

marypoppins_u9fmLa historia de la niñera que llega mediante ráfagas de aire a la Inglaterra de principios del siglo XX es, a mi modo de ver, un claro ejemplo de las personas importantes que, más allá de nuestros padres, nos acompañan en nuestra infancia. Mary Poppins encierra en su papel de niñera mágica muchos otros papeles: es amiga, consejera, compañera, cuidadora, payasa, maestra, mentora, orientadora y guía de dos niños de 8 y 9 años. A lo largo del filme, esta dulce niñera se convierte en una caja de sorpresas que llena de novedad y alegría la rutinaria vida de dos hermanos: les abre un mundo a un lenguaje nuevo, a una nueva manera de comunicarse de igual a igual entre adultos y niños, les enseña la existencia de un mundo paralelo donde las sillas vuelan y la gente toma té colgada en el techo, permitiéndoles tomar consciencia de la diversión que puede encerrar un día cualquiera o una actividad cotidiana. La niñera confía en la existencia de sus capacidades infantiles, las que corresponden a las edades que tienen y las refuerza, permitiendo así hacer crecer su autonomía y seguir desarrollándose. Y, todo ello, instaurando el control y la disciplina cuando es necesario, sin olvidar que la alegría, la diversión y la responsabilidad forman parte de una vida real que los niños deben empezar a conocer.

0Por todo ello, creo que el gran bolso de Mary Poppins contiene mucho más que un paraguas, una lámpara o una píldora que se toma mejor con un poco de azúcar. Contiene todo lo que un niño, en ocasiones, no alcanza a obtener de sus padres durante su infancia. Muchas son las situaciones de padres que deben atender sus trabajos y otras cargas, en detrimento de los momentos a compartir con sus hijos. Mucha suele ser, también, la responsabilidad que los padres se exigen en la educación del los hijos y que, en ocasiones, se convierte en mandatos dictatoriales, órdenes, falta de explicaciones adaptadas a la madurez emocional infantil, disgustos y pataletas.

En un contexto así, con el que seguramente muchos nos podemos sentir identificados, Mary Poppins nos trae a la mente a aquellas personas que nos han llenado ese espacio y esa necesidad, que nos han acompañado, nos han guiado, nos han cantado, nos han concedido caprichos y, a continuación, han sabido transmitirnos con determinación sus normas y criterios para no malcriarnos. Nos han cuidado, nos han respetado y, una de las cosas más importantes, nos han divertido y nos han hecho reir. Puede ser que nuestra Mary Poppins sea una abuela, una canguro, una vecino o la hija de una amiga de nuestros padres, pero aquella persona que ha abierto un espacio y un lugar para que nuestra imaginación volara, para que nuestros sueños surgieran, que ha provocado nuestras risas y que nos ha dado permiso para flipar y alucinar con algo, esa es nuestra Mary Popiins particular.

Una figura que sabe cúal es su trabajo y lo realiza con vocación y a consciencia, sabiendo también identificar en que momento dicho trabajo ha terminado y echando a volar en el aquel instante en que ha abierto el camino donde empieza a aflorar la personalidad de los niños, poniéndola además a la vista de unos padres enfrascados en otras cosas y que, a partir de ese momento, la pueden empezar a valorar y reforzar.

Por todo ello, si has tenido una Mary Poppins en tu infancia, siempre tendrás algo bonito que recordar…

Cristina Febrer Sospedra

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Sinónimos”: El pueblo deselegido

Nota inicial del editor: Publicamos ahora la crítica de “Sinónimos” de Oti Rodríguez Marchante. La …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO